lunes, 23 de mayo de 2022

Camcaroní rechaza reforma a la Ley de Registros y Notarías, asegura que promoverá la informalidad  

El gremio empresarial de Ciudad Guayana plantea una revisión urgente al articulado recién aprobado, que entre sus particularidades, impone el cobro de aranceles en base al petro.

El gremio empresarial de Ciudad Guayana plantea una revisión urgente al articulado recién aprobado, que entre sus particularidades, impone el cobro de aranceles en base al petro.

La presidenta de Camcaroní, Catherine Wilson, sostiene que dicha reforma traerá un crecimiento considerable de la economía informal. Considera que los emprendedores del país no podrán formalizar sus iniciativas, debido al desmesurado incremento en las tasas de registros y notarías, ahora ancladas al petro.

“Es algo en lo que siempre hemos insistido, que cese la informalidad, que los emprendedores pasen a la formalidad, pero ahora eso no ocurrirá. Un emprendedor si antes no podía pagar un registro de empresa, ahora mucho menos”, comentó.

Según la Gaceta Oficial N° 6.668, la reciente reforma parcial de la Ley de Registros y Notarías, estipula que el petro será la nueva unidad de cuenta para el pago de aranceles, una medida que impacta el bolsillo de los venezolanos y crea confusión a la hora de calcularlos.

Para el segundo vicepresidente de Camcaroní y abogado especialista tributario, Raúl Gil, esta nueva ley es un “golpe mortal a la creación de nuevas empresas y formalización de los emprendimientos” debido a los altos costos que estipula para la construcción de una empresa y el registro formal, que ahora estima se acerque a los mil 800 dólares.

En ese sentido, y en nombre de los empresarios de Ciudad Guayana, Gil hace un llamado a la concienciación a las autoridades y a respetar los principios constitucionales relacionados con el principio de capacidad económica, de confiscatoriedad y de progresividad.

El vocero recordó que la promulgación de una ley debe contar con la participación y debida consulta de gremios empresariales y profesionales, para lograr “equilibrio entre el Estado que requiere recaudar fondos a través de tributos, y los contribuyentes o la ciudadanía que también tiene el deber de aportar, a través del pago de tributos, los servicios que se le presta, en los registros, en las notarías, entre otros”, destacó.

Camcaroní se suma a la solicitud de una reforma que se adapte a la realidad económica, cuya apreciación tiene que ver con: seguridad jurídica, confianza, incentivos a la inversión nacional, regional, local y extranjera, así como también el equilibrio entre trabajador, empresario y Estado, para reactivar la economía del país. (Con información de Camcaroní)

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img