jueves, 25 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Cámara Venezolana de la Construcción: Hoy estamos casi inexistentes

En su época de oro la industria de la construcción manejaba una contratación colectiva con 1 millón 450 mil trabajadores, era uno de los sectores empleadores por excelencia. Actualmente solo genera unos 20 mil puestos laborales.

El sector de la construcción se encuentra en una situación “delicada”; la cual ha sido propiciada por la ausencia de financiamiento, y el bajo poder adquisitivo de las personas para la compra de inmuebles, asegura el nuevo presidente de la Cámara Venezolana de la Construcción, Francisco Pimentel.

El dirigente gremial, con apenas un mes al frente de la organización, precisa que desde hace años vienen trabajando con el Ministerio de Obras Públicas bajo la premisa de “crear un piso jurídico sólido para el sector de la construcción”.

“Esto implica revisar la Ley del Deudor Hipotecario (2007), cuyo artículo 23 establece expresamente que los inmuebles y viviendas no pueden venderse en moneda extranjera… únicamente en bolívares”, recordó.

Asegura que, con las variables económicas del país, “es difícil que un constructor fije el precio de una vivienda en bolívares”, mientras que la banca no está en capacidad de otorgar financiamientos a largo plazo.

Recordó que en años anteriores el sector construcción aportaba más del 7% del producto interno bruto del país, “hoy estamos casi inexistentes”, afirmó en Fedecámaras Radio.

No se puede olvidar que en su época de oro la industria de la Construcción manejaba una contratación colectiva con 1 millón 450 mil trabajadores, era uno de los sectores empleadores por excelencia, mientras que en estos momentos solo genera unos 20 mil puestos de trabajo.

La industria de la construcción, junto con la industria automotriz, son dos de los sectores que no han podido salir del proceso de contracción en el cual se encuentran desde hace años, ambos han sido severamente afectados por la caída del ingreso de los trabajadores y por la eliminación del crédito al consumo.