lunes, 26 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Buque con 139 mil toneladas de petróleo venezolano encalla en Indonesia

El incidente representa otro caso relacionado con un “buque fantasma” que opera al margen de las regulaciones del sector marítimo oficial.

Funcionarios de Indonesia están haciendo esfuerzos para reflotar un buque que transportaba petróleo desde Venezuela y que encalló en aguas indonesias cercanas al estrecho de Singapur.

El comandante de la base naval local, Anro Casanova, informó que el buque MT Liberty con bandera de Camerún, transportaba alrededor de 139 mil toneladas de petróleo cuando encalló la semana pasada cerca de Pasir Panjang, en la región de las islas Riau.

Datos proporcionados por tankertrackers.com, un sitio web de seguimiento de buques por satélite, indican que la carga de petróleo proviene de Venezuela.

En octubre, Estados Unidos suspendió temporalmente las sanciones a la industria petrolera venezolana, que habían sido impuestas en 2019, después de que el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición acordaran términos para las elecciones de 2024.

Las labores para reflotar el buque continúan este sábado, con la marina indonesia empleando seis remolcadores para aprovechar la marea alta, según Casanova, reseñó el portal Banca y Negocios.

Como precaución, se instalaron barreras alrededor del buque con el fin de prevenir la posible dispersión del petróleo, declaró Casanova en un comunicado.

El incidente representa otro caso relacionado con un “buque fantasma” que opera al margen de las regulaciones del sector marítimo oficial.

La Organización Marítima Internacional (OMI) calificó la situación como “muy preocupante”.

Recientemente, otro buque de bandera camerunesa llamado Turba, que transportaba petróleo procedente de Rusia (un país sujeto a sanciones), fue detectado en las costas de Indonesia el mes pasado.

Las sanciones impuestas por Estados Unidos han contribuido al aumento de una flota de buques que carecen de certificación de seguridad, no cuentan con seguros y mantienen estructuras de propiedad opacas, apuntan los reportes.