jueves, 22 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

BCV reconoce inflación en Venezuela de casi 3.000% durante 2020

El BCV reportó que la variación de precios, en medio de un ciclo hiperinflacionario, fue de 46,6% en enero, una caída con respecto a diciembre pasado, que cerró con 77,5%.

TalCual

El Banco Central de Venezuela (BCV) publicó el jueves 11 de febrero sus cifras de cómo avanza la economía en el país, reflejando que nuestra nación cerró con una inflación acumulada de 2.959,8%.

En diciembre de 2020, fijó el índice de enero a noviembre en 3.045,92%.

El BCV reportó además en su informe -que salió más tarde que el elaborado por la AN “legítima”- que la variación de precios, en medio de un ciclo hiperinflacionario, fue de 46,6% en enero, una caída con respecto a diciembre pasado, que cerró con 77,5%.

Las últimas cifras oficiales actualizadas daban cuenta de una inflación acumulada entre enero y septiembre de 844,1%.

Venezuela, sumida en la peor crisis de su historia moderna y transitando su séptimo año consecutivo de recesión, cerró 2019 con inflación de 9.585,5% según el ente emisor, refiere AFP.

El Observatorio Venezolano de Finanzas informó que en diciembre los precios de bienes y servicios aumentaron 21,2%, en promedio. Con este resultado, Venezuela cerró 2020 con una inflación de 3.713%, que si bien es una cifra muy inferior a la de 2018 (1.698.844,2%) y a la de 2019 (7.374,4%), reportadas por la Asamblea Nacional, evidencia que el país no ha salido del ciclo hiperinflacionario en el que se encuentra desde noviembre de 2017.

Este fenómeno de alza acelerado de los precios continuó el año pasado en medio de una pandemia que ha afectado los ingresos de la mayoría de los venezolanos, que dependen en buena medida de remesas que envían familiares en el exterior y/o de los trabajos que hacen en el día a día. También terminó de colapsar los sistemas contables, en los que ya no caben tantos ceros. Es por esta razón que el Observatorio de Finanzas prevé que el gobierno de Maduro prontamente anuncie una nueva reconversión monetaria, que sería la tercera desde 2008.

Por otro lado, la agencia de noticias Reuters  informó que las reservas de oro del BCV cayeron cerca de 12 toneladas en los últimos seis meses, ya que la administración de Nicolás Maduro ha estado usando el metal amarillo para obtener ingresos.

El registro total de 2020 fue de una caída en 19 toneladas. En el primer semestre fueron siete, pero en el segundo se evidenció una aceleración en el desplome de este mineral cuando retiraron 12.

El valor de las reservas de oro del banco central se situó cerca de $5,1 mil millones en diciembre, un aumento de $60 millones desde junio de 2020 que fue el resultado del aumento de los precios del oro.

Durante 2020 se señaló fuertemente a la administración de Nicolás Maduro de osar el oro para financiar diversas acciones irregulares, como para la compra de gasolina a Irán -quien ya ha traído al país tres cargamentos de combustible para intentar paliar la escasez del carburante. Los persas revelaron que en efecto, el Ejecutivo venezolano está pagando con el mineral las transacciones, alegando que debido a las sanciones de EE.UU., no pueden vender el petróleo y por ende no tener ingresos. (Con información adicional de Efecto Cocuyo)