miércoles, 17 abril 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

BCV confirma tasa anual de inflación de dos dígitos en febrero al cerrar en 75,9%

Según la data oficial, el Índice Nacional de Precios al Consumidor acumulado durante los dos primeros meses del 2024 finalizó en 2,4%.

El Banco Central de Venezuela (BCV) informó de una inflación de 1,2% en febrero, una tasa menor a la de enero cuando cerró en 1,5%. Con este resultado, la anualizada de febrero 2023 a febrero 2024 llegó a 76%, una variación de dos dígitos que no se observada desde hace una década.

De acuerdo a los registros, la inflación de febrero es la más baja desde agosto de 2012 cuando finalizó en 1,4%.

Venezuela vivió un proceso hiperinflacionario desde mediados del año 2015 y hasta 2019 que pulverizó los ingresos de los venezolanos y del propio Estado. Durante ese período se decretaron dos reconversiones para eliminar ceros a la moneda. Entre las causas de este fenómeno económico resaltan la alta expansión monetaria del BCV, así como el financiamiento del gasto público por parte del ente emisor. A ellos se sumó el control de cambio, la menor entrega de divisas al sector privado para la importación de materias primas y la caída de la economía.

Tras los drásticos cambios en la política monetaria, cambiaria y fiscal de los últimos años de la administración de Nicolás Maduro, se ha logrado contener los índices inflacionarios hasta la fecha. La caída en las ventas en el sector comercial debido al bajo consumo de los venezolanos, también ha ido factor determinante para reducir los precios de los bienes o mantener los descuentos en algunos rubros como ropa y calzado.

Según la data oficial, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) acumulado durante los dos primeros meses del año 2024 finalizó en 2,4%.

La desaceleración del índice inflacionario es significativa cuando se compara con la tasa anualizada de febrero 2022 a febrero 2023 de 415,6%.

Analistas económicos sostienen que la actual política económica restrictiva del gasto y del crédito, sumado a la constante venta de divisas del BCV para mantener estable el tipo de cambio, ha dado resultados para la contención de la inflación. Sin embargo, consideran que impide el crecimiento económico y el consumo privado.

“Positivo pero insuficiente: es clave revisar la política cambiaria y crediticia para estimular la economía y el consumo. El reto: mantenerse allí en un semestre electoral”, señaló en su cuenta X, el director de la consultora Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros.

“BCV publicó inflación de febrero 1,2% y anualizada 75,9%. Marca clara tendencia a desaceleración de la inflación que veníamos viendo el año pasado, en buena parte contribuye apreciación del bolívar en el mercado cambiario. Buena noticia pasar de tres a dos dígitos”, indicó el economista especializado en temas de finanzas, José Graso.

Con la restricción del gasto público, la baja en la emisión de dinero por parte del BCV y la negativa del gobierno de aumentar los salarios, ha impactado de manera favorable en el mercado cambiario.

“La inflación mensual cerró febrero en 1,2%, su menor valor desde agosto de 2012, mientras que el valor anualizado (75,9%) es el más bajo desde enero de 2015, según el BCV. La inflación promedio fue de 4,6% (243,6% anual). Dicho comportamiento obedece, como lo he comentado, a la contracción del financiamiento monetario, 23% en 2024 (68% en un año). Este cambio de tendencia se observó a partir de marzo de 2023, y se nota con fuerza en 2024, un año electoral. No creo que sea una coincidencia”, agregó el economista Hermes Pérez.

Por rubros

Dentro del índice de precios en febrero, los rubros que cerraron con menor variación son servicios de vivienda excepto teléfono con 0,2%; seguida de servicios de educación con 0,8% y alimentos y bebidas no alcohólicas con 0,9%.

Mientras que los sectores con mayores tasas en el mes son bienes y servicios diversos con 2,1%; esparcimiento y cultura con 2% y equipamiento del hogar con 1,7%; alquiler de viviendas con 1,4%.

Los rubros transporte, comunicaciones y restaurantes y hoteles cerraron febrero con una tasa de 1,3% cada uno. Seguidos de salud con 1%; bebidas alcohólicas y tabaco igualmente con 1,1%.