sábado, 24 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Banca simplifica procesos al avanzar en apertura en línea de cuentas en divisas

Actualmente gran parte de las instituciones permiten a sus clientes usar sus tarjetas convencionales en bolívares o pagos móviles que son debitados de las cuentas en divisas.

Cuando Andreína Ocampo se enteró de que los bancos estaban empezando a abrir cuentas en moneda extranjera a sus clientes vio la oportunidad de no solo intentar ahorrar y adquirir de forma segura billetes foráneos, sino de dejar de tener que dejar todo el billete de 10 o 20 dólares en una compra cuando los comercios no tenían cómo ofrecer vueltos.

Pero lo que parecía podía resolver uno de tantos problemas que generan procesos inflacionarios y de dolarización informal como los que padece Venezuela se encontró con otro adicional que ha caracterizado a la banca por varios años. “Busqué los recaudos, imprimí la cantidad absurda de documentos que pedían y cuando fui a la cita en la oficina, resulta que aún faltaban cosas porque debía actualizar mi expediente”, cuenta Andreína, quien trabaja como diseñadora freelancer.

Si bien desde principios de 2021, cuando Nicolás Maduro alabó y autorizó en una alocución presidencial las cuentas en divisas y su uso a través de instrumentos como tarjetas de débito, solicitar su apertura tanto en bancos públicos como privados implica cumplir con una serie de trámites que exige la autoridad reguladora.

La información coincide con lo destacado por las instituciones bancarias en sus páginas web e incluso en las planillas que deben ser completadas por los clientes al intentar abrir una cuenta, ya sea en divisas o en bolívares, donde también se aclaran datos como origen y destino de los fondos a movilizar, recibos o constancias que certifiquen el lugar de residencia y constancia de trabajo o ingresos para avanzar en el proceso.

Sin embargo, la dolarización y la transformación digital parecen estar cambiando las reglas de juego en la banca nacional. Desde mediados de 2021 el estatal Banco de Venezuela permite a sus usuarios la apertura en línea de cuentas en divisas (dólares o euros) sin mayores requerimientos, mientras que en octubre Bancamiga comenzó a facilitar la incorporación de nuevos clientes a través de formularios en su web y luego solicitar la cuenta en moneda extranjera.

Los bancos privados Mercantil y Banesco, si bien ahora permiten que sus clientes abran sus cuentas en divisas sin acudir a una oficina, mantienen el requerimiento de actualizar los datos, con la salvedad de que ese proceso también se puede hacer de forma digital. “Me enteré por un amigo al que le pagan en dólares por ahí y abrió la cuenta de su mamá para pasarle dinero sin que se devalúe”, dice Andreína, quien con el producto -ahora que el tipo de cambio se ha mantenido estable- cambia los bolívares y retira dólares en la taquilla de su banco.

Mientras la dolarización se fue profundizando en el año, la banca avanzó en ofrecer nuevos servicios e instrumentos para movilizar los fondos en moneda extranjera. Actualmente gran parte de las instituciones permiten a sus clientes usar sus tarjetas convencionales en bolívares o pagos móviles que son debitados de las cuentas en divisas.

A falta de créditos, la intermediación o cobro de comisiones por custodio o uso de los servicios en divisas parece ser de las pocas fuentes de ganancia del sector financiero, uno de los más afectados por la caída de la economía desde 2013, y que expertos consideran será de los que más tarde en recuperarse.

El economista Alejandro Castro, si bien considera que es probable que la dolarización incentive poco a poco a abrir cuentas custodia en divisas en bancos nacionales, es partidario de que para hablar de una banca completamente dolarizada es necesario tener acceso a créditos y que se autorice la utilización de los depósitos en dólares para otorgar préstamos y dinamizar la economía.