miércoles, 17 abril 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Bajas ofertas en subasta de Citgo ponen a Venezuela a buscar un plan de pago alternativo

Un abogado que representa a Citgo había calificado la primera ronda de licitación de “decepcionante”.

La oferta más alta recibida en una subasta estadounidense de acciones que decidirá el destino de la refinería de petróleo Citgo Petroleum, propiedad de Venezuela, fue de 7.300 millones de dólares, suficiente para cubrir sólo un tercio de las reclamaciones aprobadas por el tribunal, dijeron dos personas familiarizadas con el asunto.

Un tribunal federal de Delaware está subastando las acciones de la matriz de la joya de la corona extranjera de Venezuela, Citgo, con sede en Houston, a la que consideró responsable de los impagos de deuda y las expropiaciones del país sudamericano. Los acreedores han acudido en masa a Delaware para presentar reclamaciones por un total de 21.300 millones de dólares en un caso presentado por primera vez hace casi siete años por la minera Crystallex, reseña Reuters.

Reclamaciones sin pagar

Sin embargo, los resultados de la primera ronda de ofertas en enero muestran un proceso de venta que probablemente no proporcione un resultado satisfactorio para los acreedores o los actuales propietarios de Citgo. Las ofertas recibidas hasta ahora en un caso que abrió nuevos caminos legales en materia de inmunidad soberana dejarían muchas reclamaciones sin pagar, advirtieron analistas y fuentes.

Es posible que el tribunal tenga que renovar el proceso de venta o considerar una alternativa que está redactando Venezuela, que ofrecería a los acreedores un pago mayor con ingresos repartidos en varios años, al tiempo que conservaría parte de la participación de Venezuela en la empresa, dijeron las personas.

El juez Leonard Stark, que supervisa el caso, se ha negado a considerar las propuestas de pago de Venezuela, dijeron las personas. No está claro si él reconsideraría con la oferta más alta en la ronda inicial de licitación cubriendo sólo 14 de las 26 demandas que él ha aceptado de 18 acreedores.

Las débiles ofertas iniciales estaban por debajo del valor de entre 13 y 14 mil millones de dólares que los especialistas designados por el tribunal habían estimado para las acciones. Ese déficit está impulsando a las empresas matrices y a los consejos de administración de Citgo a retomar una oferta presentada a principios de este año: un pago de 10 mil millones de dólares financiado a lo largo del tiempo con los beneficios, el capital y los empréstitos de Citgo.

Entradas extras

La subasta ha suscitado el interés del gigante petrolero ConocoPhillips y de unidades del conglomerado Koch Industries, que han presentado sus demandas contra Venezuela a través de ofertas de crédito por los activos.

Otras ofertas procedían de empresas energéticas e inversores privados que querían adquirir las acciones de PDV Holding para hacerse con el control de la séptima refinería de petróleo de EE UU por volumen, dijeron las personas.

Los portavoces de Conoco, Citgo y las juntas que supervisan la refinería declinaron hacer comentarios. Koch Industries y los abogados del funcionario judicial que supervisa la subasta no respondieron a las solicitudes de comentarios.

El único activo de PDV Holding es Citgo, que posee tres refinerías estadounidenses, terminales de almacenamiento de petróleo y oleoductos, y controla una red de distribución minorista.

Citgo ha sido muy rentable, con unos beneficios de 4.800 millones de dólares en los dos últimos años.

Las 12 ofertas no vinculantes recibidas en enero, sin embargo, reflejan las preocupaciones sobre el valor futuro de las refinerías con intensa huella de carbono y los problemáticos lazos de Citgo con la petrolera estatal venezolana Pdvsa, que sigue bajo el control del presidente socialista Nicolás Maduro, dijeron las personas.

Un abogado que representa a Citgo había calificado la primera ronda de licitación de “decepcionante”.

Se espera que el tribunal fije pronto una segunda ronda vinculante, pero las perspectivas de una oferta superior a los 7.300 millones de dólares no vinculantes son escasas, añadieron las personas.

Los funcionarios del tribunal implicados en el caso “tendrán que sentarse con Venezuela y conseguir algo que tenga sentido”, dijo una persona cercana al proceso de subasta.

La propuesta venezolana de 10 mil millones de dólares proporcionaría a los acreedores una combinación de efectivo, valores y acciones de Citgo durante un periodo de tres años.

En última instancia, permitiría a Venezuela conservar aproximadamente la mitad de la propiedad.

“Hasta ahora sólo hemos estado haciendo control de daños. Queremos hacer avanzar la pelota, el juego no ha terminado”, dijo una de las personas familiarizadas con la propuesta de Venezuela.

Misiles políticos

Las entidades venezolanas que supervisan Citgo quieren vincular el plan de pagos a una mayor protección estadounidense para la refinería frente a los acreedores, mientras el gobierno de Maduro se niega a revertir la prohibición a la candidata opositora María Corina Machado de presentarse a las elecciones presidenciales, cerrando lo que los países occidentales veían como un camino hacia la democracia en Venezuela.

La idea incluye sacar las reclamaciones relacionadas con Venezuela del proceso judicial y llevarlas a la Comisión de Resolución de Reclamaciones Extranjeras de Estados Unidos (FCSC, por sus siglas en inglés), una agencia independiente cuasi judicial dentro del Departamento de Justicia, para atender mejor a todos los acreedores de Venezuela.

Se espera que los defensores del plan discutan la propuesta con funcionarios estadounidenses, posiblemente incluido el secretario de Estado Antony Blinken, antes de la expiración el 18 de abril de una licencia estadounidense que relajaba las sanciones al sector energético de Venezuela.

Sin embargo, unificar a la díscola oposición venezolana en torno a una propuesta ha sido engorroso y convencer a Washington podría ser aún más difícil, reconocieron las fuentes.

Algunos políticos y miembros de las juntas supervisoras de Citgo creen que tener a Machado de acuerdo daría a la empresa más posibilidades de conseguir el apoyo de EE UU.

El plan también requeriría que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que el año pasado dio luz verde a la subasta, aceptara la oferta, y el tribunal de Delaware podría verse obligado a detener o congelar un proceso de venta por el que luchó duramente.

Los portavoces de Machado y Gerardo Blyde, que representa a los partidos de la oposición que negocian con el gobierno de Maduro, no hicieron comentarios. Los departamentos de Estado y del Tesoro de EE UU no proporcionaron comentarios de inmediato.

“Esta vez necesitamos un esfuerzo a prueba de balas”, dijo una de las personas detrás de las ideas refiriéndose a conseguir que políticos opositores de alto nivel bien conectados con Washington lideren la iniciativa.