martes, 9 de agosto de 2022

Alianza Sindical: En Sidor hay un terrorismo laboral peor que con los argentinos

Trabajadores de la siderúrgica cumplen más de 72 horas de concentración en las afueras de la estatal, pese a esto, la gerencia hace caso omiso al reclamo y no les han activado las fichas. | Foto cortesía

Trabajadores de la siderúrgica cumplen más de 72 horas de concentración en las afueras de la estatal, pese a esto, la gerencia hace caso omiso al reclamo y no les han activado las fichas. | Foto cortesía

@g8che

Un grupo de al menos 30 trabajadores cumplen más de 72 horas concentrados frente al portón 1 de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor), luego de que este lunes iniciaran una protesta por el reintegro a las plantas, mejoras salariales y la entrega de bolsas de alimentos. Pese a tener más de tres días acampando fuera de la estatal, hasta ahora no han sido atendidos.

Carlos Rosas, militante de la corriente sindical oficialista Alianza Sindical, cuestionó las condiciones en las que la empresa mantiene al trabajador. “Están humillando al trabajador, los están oprimiendo, hay terrorismo laboral peor que con los argentinos”, señaló.

Sidor fue estatizada en 2008 cuando la transnacional argentina Ternium tenía el 60% de las acciones. Un año antes había logrado récord de producción de 4,3 millones de toneladas anuales, pero con serias críticas a su modelo de relaciones laborales.

 

Ninguna autoridad se ha preocupado por atendernos”, lamentó Marcelo Palma, de Alianza Sindical

Los reclamos de los trabajadores fueron, en parte, promovidos por la misma Alianza Sindical. El malestar fue aprovechado por el entonces presidente Hugo Chávez para devolver la siderúrgica a manos del Estado y congraciarse con el movimiento sindical.

13 años más tarde, Sidor produce al mínimo, tiene más de 7 mil empleados fuera de planta, la mayoría de ellos cobrando por debajo de los 15 dólares mensuales y sin beneficios como transporte o la bolsa de alimentos, uno de los subsidios que en los últimos tres años pasó a sustituir el bono de alimentación contractual.

Además de esto, los trabajadores activos asisten por un pago menor a 60 dólares, sin garantías de seguro médico y sin equipos de protección personal.

Rosas recriminó que ninguna autoridad ni directiva haya atendido sus reclamos. “Están en riesgo nuestros años de servicio”. El trabajador invitó a Nicolás Maduro a realizar una investigación en las empresas de Guayana y a sentarse con los empleados. “Que escuche y venga a hablar con los trabajadores para que vea la desidia que hay aquí”, sostuvo.

Insistió que el oficialismo sufrirá una derrota aplastante en las elecciones regionales si no cambia la actual administración de las empresas y la Corporación Venezolana de Guayana (CVG).

No fueron escuchados 

“Ninguna autoridad se ha preocupado por atendernos”, lamentó Marcelo Palma, militante de la agrupación, que exige que los reintegren a sus puestos laborales. Señaló que incluir trabajadores de CVG Logística cuando se deja a sidoristas fuera de planta es un retroceso. “Somos 7 mil trabajadores los que deberíamos cubrir esos puestos de trabajo”.

Alianza Sindical alerta al gobierno que, si no cambia la directiva de CVG, el oficialismo tendría una derrota “aplastante” en las elecciones regionales | Foto cortesía

Palma instó a Maduro a recordar que vienen los comicios regionales y que si sigue el respaldo a la actual presidencia de CVG y Sidor, los trabajadores de las empresas y sus familias podrían votar en contra en las elecciones. “Nada más en las empresas básicas hay más de 40 mil trabajadores, multiplícalo por tres en su núcleo familiar, eso quita o pone un gobernador o un alcalde”, dijo.

El trabajador recriminó que el jefe de Protección de Planta en Sidor, Jorge Gómez Pimentel, ordenó a funcionarios de la Guardia Nacional amedrentar a los trabajadores con patrullaje constante. Por otro lado, los afectados tan solo fueron escuchados por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), quienes comentaron que elevarían sus denuncias a la Vicepresidencia de la República.

Sin poder 

Los reclamos en Sidor se retomaron desde febrero de este año, los bajos salarios fueron el punto de quiebre para paralizar la planta y reactivar las protestas de calle que, igual que en esta oportunidad, fueron desatendidas por Sidor y  CVG.

Aunque Alianza Sindical ha continuado con los reclamos, estos cada vez son menos y sin la suficiente fuerza para generar presión en los directivos de la empresa, que los obligue a dar respuestas.

Pese a que años atrás fue un movimiento chavista poderoso y con influencia política dentro de la siderúrgica, hoy la corriente sindical está disminuida, una vez que el comité ejecutivo de Sutiss prácticamente se disolvió con la intervención del sindicato, la persecución de cuerpos de seguridad del Estado y la nueva configuración de poder en Bolívar y en el país, de la que quedaron a un lado.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img