lunes, 26 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Agrónomos exigen eliminar arancel para importar maíz ante la insuficiente producción nacional

La Sociedad Venezolana de Ingenieros Agrónomos y Afines (Sviaa) prevé que la cosecha alcance para tres meses y propone abrir una cartera de créditos al sector primario para incentivar la producción y lograr así un abastecimiento seguro sin perjudicar al consumidor final. | Foto William Urdaneta

@g8che

La zafra de producción de maíz en 2021, que había tenido un incremento durante los últimos dos años de 140 mil a 180 mil hectáreas, apenas alcanzará para atender durante tres meses el mercando de consumo.

Los datos fueron presentados este miércoles por la Sociedad Venezolana de Ingenieros Agrónomos y Afines (Sviaa). El presidente de la organización, Saúl López, señaló que se cosecharán alrededor de 500 mil toneladas de maíz, insuficientes para cubrir todo el requerimiento.

Cuestionó que se eliminara la exoneración de aranceles para la importación de maíz, cuando no se abastece ni un tercio de la demanda anual y no ha empezado el ciclo de cosecha. Señaló que la agroindustria y los consumidores deberán pagar un producto más caro mientras se mantengan los aranceles.

El 6 de agosto, la vicepresidente y ministra de Economía, Delcy Rodríguez, aprobó el decreto 4.552 que eliminaba la exoneración de aranceles de 597 productos.

La medida había sido solicitada en reiteradas ocasiones por empresarios, afectados por la crisis de servicios básicos, la escasez de combustible y los impuestos que les impedía competir con la libre importación de bienes.

Sin embargo, la medida establecida hasta el 30 de noviembre de este año no llenó las expectativas del sector empresarial. “Están poniendo impuestos para muchas de las materias primas que no se hacen en Venezuela y al producto terminado lo liberan”, dijo el primer vicepresidente de Fedecámaras, Adán Celis, a mediados de agosto.

En la medida, el maíz amarillo y el maíz blanco quedaron -junto a otros 59 productos- sometido a “un régimen de contingente arancelario”, en el que quedan sujetos a la discrecionalidad de las autoridades del gobierno de Maduro, con respecto a las exoneraciones.

Para López la medida es incorrecta. “Si se le coloca arancel al maíz, una harina de maíz precocida va a subir un precio que lo vamos a terminar pagando todos los consumidores”, agregó.

“Este tipo de políticas no es la idónea. Hay que garantizar el consumo (…) no se puede beneficiar a unos pocos y que la mayoría se vea afectado”. De acuerdo con López, si hay un 20% de arancel, podría afectarse en un 40% el precio del producto final.

El especialista lamentó que se tomen decisiones sin tener información y datos sobre cómo afectarán a la población. Para López la producción agropecuaria nacional, gravemente disminuida desde hace más de siete años, se debe fomentar abriendo las oportunidades de crédito para la inversión en tecnología y acompañamiento.

Alimentos Polar rechazó los aranceles 

Alimentos Polar, la principal empresa productora de harina de maíz precocida en el país, solicitó la rectificación de la medida de cobro de aranceles debido a que en este momento no hay cosecha nacional de maíz, por lo tanto, no hay oferta del mercado nacional de la cual puedan proveerse.

“En un momento en el que no hay cosecha nacional en el país es absolutamente necesaria la exoneración total de los aranceles a la importación de maíz para evitar poner en riesgo la reposición de materia prima, afectar la cadena de suministro y perjudicar al consumidor final a través de mayores precios, derivados del cobro de aranceles. En la situación actual, esta medida resulta inconveniente, por lo que esperamos se pueda revertir”, afirmó Manuel Felipe Larrazábal, director de la empresa en una nota publicada el domingo.

El director añadió que para reducir las importaciones sin afectar los precios deben generarse políticas públicas que atiendan las carencias del sector primario y les permitan tener unos precios más competitivos.