domingo, 3 de julio de 2022

Activistas y dirigentes sindicales protestaron en Twitter exigiendo la libertad de Rodney Álvarez

Rodney Álvarez es un trabajador de Ferrominera Orinoco (FMO) acusado en 2011 del asesinato de un dirigente juvenil del PSUV, Renny Rojas, cuando celebraban una asamblea sindical en el portón I de la estatal.

Dirigentes sindicales, organizaciones de derechos humanos y demás activistas de la sociedad civil protestaron este lunes en la red social Twitter para llamar la atención por la libertad del trabajador de Ferrominera Orinoco (FMO), Rodney Álvarez, quien ya cumple 9 años preso sin juicio y acusado del asesinato de un dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) sin que se hayan presentado pruebas.

En octubre de 2019, la comisión de encuesta de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) reclamó la libertad de los dirigentes sindicales en Venezuela, específicamente del secretario general del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera Orinoco (Sintraferrominera), Rubén González, para ese entonces preso, y también para Álvarez.

La comisión exigió al régimen de Maduro el “cese inmediato de todos los actos de violencia, amenazas, persecución, estigmatización, intimidación u otra forma de agresión a personas u organizaciones” sindicales no afines al gobierno.

El caso de Álvarez ha conmovido no solo a la dirigencia local, sino también nacional e internacionalmente pues ha sido transferido por varias cárceles del país durante estos casi 10 años, sin que se haya presentado ninguna acusación formal contra él. Rodney, además, es un trabajador de base, naturalmente radicado en Ciudad Piar cuya detención ha impacto la vida de toda su familia.

González ha acusado públicamente al dirigente del PSUV, Héctor Maicán, de ser el perpetrador del homicidio. El hecho ocurrió el 9 de junio de 2011 cuando se celebraba una asamblea para elegir a la comisión electoral de González, preso por primera vez por liderar una huelga en la empresa procesadora de hierro.

Organizaciones como el Programa de Acción-Educación en Derechos Humanos (Provea), y frentes laborales como Intersectorial de Trabajadores han reclamado a viva voz la libertad del trabajador.

A finales de noviembre, el juicio de Álvarez fue suspendido por octava vez durante nueve años. Actualmente el caso está radicado en Caracas sin que haya una fecha próxima de audiencia. Para entonces el abogado Manuel Sarabia indicó que la detención del ferrominero “es un caso político” y que han suspendido por distintas vías para impedir la libertad.

Este lunes 21 de diciembre, con la etiqueta #LiberenaRodneyAlvarez, organizaciones nacionales e internacionales se pronunciaron una vez más por su causa.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img