lunes, 4 de julio de 2022

A partir de febrero solo transportistas registrados en sistema Patria podrán acceder a combustible subsidiado

Además del requisito de registrarse en la plataforma, el transportista y su unidad deben estar afiliados a una línea de transporte formal, pues se cruzarán datos de Fontur y MinTransporte.

Además del requisito de registrarse en la plataforma, el transportista y su unidad deben estar afiliados a una línea de transporte formal, pues se cruzarán datos de Fontur y MinTransporte.

La exención a transportistas del pago de gasolina y diésel parece llegar a su fin casi dos años después de la puesta en marcha del nuevo esquema de distribución de combustible. A falta de confirmación oficial, se estima que a partir del 1 de febrero el sector transporte se integrará al sistema de subsidio directo que se otorga por el sistema Patria.

Con la nueva modalidad, 75 estaciones de servicio a escala nacional -cerca de 8 de ellas en Caracas- dejarán de ofrecer gasolina y diésel exclusivamente para transporte público y de carga, y las más de 5 mil unidades que el Comando Intergremial de Transporte estima que hay operativas en el país se tendrán que registrar en la plataforma gubernamental para acceder al combustible subsidiado, tal y como los carros particulares.

Aunque con la salvedad de que, según aseguró el directivo del Comando Intergremial, Fernando Mora, de momento no se ha establecido ningún límite o cupo mensual como sucede con los carros (120 litros al mes) y las motos (60 litros mensuales). Mora confirmó a Crónica.Uno que la medida que se aplicará a partir de febrero fue acordada en mesas de trabajo entre el Ministerio de Transporte y gremios del sector.

El dirigente gremial explicó que, en el caso del transporte urbano y suburbano, los presidentes de las líneas deben coordinar con sus sindicatos y reunirse con el Órgano Superior de Transporte de su estado para realizar el registro de unidades y conductores, pues con la medida el ente ministerial también pretende contabilizar a ciencia cierta el estatus del sector (como número de líneas activas y unidades disponibles).

Ni el Ministerio de Transporte ni el Ministerio de Petróleo accedieron a ofrecer comentarios sobre el tema. Mora señaló que en la reunión con MinTransporte no quedó claro si Petróleos de Venezuela (Pdvsa) tiene capacidad suficiente para cubrir la demanda de combustible subsidiado que requiere el sector, pues no había representantes de la estatal presentes en las mesas de trabajo.

En las últimas semanas usuarios de las estaciones que despachan gasolina subsidiada han reportado mayor disponibilidad en las bombas y menos colas para abastecerse. Según datos a los que tuvo acceso Crónica.Uno, en noviembre la producción de gasolina llegó a 70 mil barriles diarios y la de diésel a 47 mil bpd, mientras que de acuerdo con la agencia Reuters en la segunda semana de enero la producción ya se ubicaba en unos 160 mil bpd.

El Comando Intergremial de Transporte calcula que, entre las 1.500 unidades grandes de transporte y los 4 mil microbuses, la demanda de combustible es de aproximadamente 3,2 millones de litros diarios (más de 20 mil barriles), mientras que solo 5 mil gandolas demandan unos 3,5 millones de litros por día. Sin embargo, ya en octubre Pdvsa -nuevamente sin aviso oficial- elevó el precio del diésel a $0,50 para transporte de carga y en las regiones la escasez persiste, produciendo un mercado negro de hasta $3 por litro.

De hecho, a pesar de la reducción de colas en las estaciones subsidiadas, en las que expenden combustible a unidades de transporte público todavía se ve mayor volumen. Braulio Cedeño, vicepresidente del Bloque del Oeste de Caracas, cuenta a Crónica.Uno que pueden durar hasta día y medio tratando de abastecerse y el esquema de racionamiento vigente solo les permite surtir cada dos días y con límites de entre 60 y 80 litros por unidad.

Cedeño explica que el procedimiento implicará cruzar la data que manejan el Fondo de Transporte Urbano (Fontur) y MinTransporte con la plataforma Patria, que incluye la documentación de cada socio e identificación del vehículo perteneciente a la línea establecida.

Es decir, se presume que, de darse el cambio tal y como se plantea, las unidades llamadas “piratas” podrían quedar excluidas del acceso a combustible subsidiado si no forman parte de una línea reconocida por las autoridades.

La crisis de transporte que vive el país desde hace seis años desdibujó por completo las rutas que existieron por años, con unidades que, si no han migrado al transporte privado, ahora operan en otras rutas que son más demandadas (factor impulsado también por la decadencia del metro y otros sistemas estatales).

Fernando Mora, del Comando Intergremial, cuenta que en las 75 estaciones asignadas en solo pueden abastecerse entre 25 y 30% de los vehículos, cifra que puede llegar a ser menor en las regiones pues algunas bombas también surten a carros oficiales, como de alcaldías o gobernaciones, y denuncian incluso prácticas de contrabando.

“Confiamos en que el suministro de combustible se dé a todas las estaciones con suficiente cantidad, que no se creen conflictos. Que haya suficiente capacidad tanto para transporte público como para particulares”, dijo Mora.

El gremio además reitera que el costo de los pasajes debe ser revisado, pues no les permite cubrir sus necesidades básicas y mantener operativas las unidades. En las rutas interurbanas, por ejemplo, calculan que de llevar el pasaje a $0,42 por kilómetro habría capacidad para pagar el litro de diésel en $0,20, sin necesidad de subsidio.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img