lunes, 23 de mayo de 2022

19 trabajadores de antiguo Blindados de Oriente exigen pago y reintegro a sus labores

Los trabajadores recibían el insuficiente pago del sistema Patria, hasta que en noviembre les dejó de llegar. Para sobrevivir, han tenido que dedicarse a la venta informal en mercados de la ciudad.

19 trabajadores del Servicio Panamericano de Protección (antiguo Blindados de Oriente) exigen a la empresa de transporte de valores realizar el pago de 175 dólares pendientes por concepto de beneficios contractuales y ser reactivados nuevamente a sus labores dentro de la compañía, tras un año de suspensión.

Desde marzo de 2020, a inicios de la cuarentena nacional, la empresa los envió a sus casas por la pandemia. Desde entonces, perciben salario mínimo a través del sistema Patria, sin los beneficios establecidos en los contratos colectivos. Douglas García, trabajador de la empresa, señaló que pese a que han hecho cuatro reclamos en la Inspectoría del Trabajo, el ente todavía no atiende sus solicitudes.

“En la cuarta reunión la empresa nos dijo ‘no les podemos pagar porque ustedes no están prestando servicio a la empresa’”, expresó García. El trabajador recriminó que la empresa sigue operando con normalidad pese a la pandemia y no quieren incluirlos ni siquiera rotando personal. 

“Los trabajadores estamos prácticamente botados”, dijo García, quien sostuvo que seguirán tomando otras instancias de no tener respuestas. “Si no se llega a un acuerdo o si la empresa se niega, tendremos que subir esa petición a los tribunales”.

“Se niegan rotundamente a reintegrarnos a nuestro lugar de trabajo”, añadió Rosendo Urbano, trabajador con 33 años dentro de la empresa. “Se mantienen violando el contrato colectivo a su antojo”, dijo. Por la situación, tuvo que vender uno de los dos televisores que tenía. “Me vi apretado que no tenía ni para comprar comida”, expresó. Además, su esposa se enfermó y tuvo que pagar gastos en clínicas sin que la empresa atendiera sus reclamos.

De acuerdo con los trabajadores, la empresa debe 175 dólares entre pago de útiles escolares, plan vacacional, encuentro familiar panamericano, fiesta de fin de año y la bonificación de complemento alimentario que se canceló en diciembre a los trabajadores activos.

A juicio de Urbano, los incumplimientos de la empresa buscan obligarlos a renunciar. “Yo tenía 33 años en la empresa, yo no les puedo regalar mi trabajo, si ellos no nos quieren en la empresa vamos a sentarnos a negociar”, afirmó.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img