Miles de personas ondearon la 'Union Jack' y celebran la salida definitiva de Reino Unido de la Unión Europea.

Londres.- Poco después de la medianoche de este viernes, miles de personas han salido a la calle en el centro de Londres ondeando la bandera británica, conocida como la Union Jack, para celebrar la salida definitiva de Reino Unido de la Unión Europea.

En la plaza del Parlamento, a poca distancia de Downing Street, donde se ha llevado a cabo la cuenta atrás del brexit, fervientes defensores de la salida del bloque comunitario se han congregado para vivir lo que consideran un “día histórico”.

La multitud allí presente ha podido ver un vídeo de la breve historia de Reino Unido como Estado miembro, en el que han aparecido figuras relevantes de la política británica, como los exprimeros ministros Theresa May y Tony Blair, a los que han vitoreado y abucheado, respectivamente.

El euroescéptico y líder del Partido del brexit, Nigel Farage, ha dado un discurso que ha servido de pistoletazo de salida de una marcha que recorrerá la capital del país y que servirá, a su vez, de señal de aprobación al primer ministro, Boris Johnson, y su gobierno.

Con una moneda de 50 peniques en la mano ha afirmado que incluso Tony Blair ha aceptado que la batalla ha terminado y que Reino Unido no se unirá a la UE. “El hecho es que la guerra ha terminado. Hemos ganado... Dejad que lo celebremos como nunca antes”, ha manifestado ante los partidarios del brexit, que han comenzado a cantar el Good Save The Queen.

 
La bandera británica que ondeaba en la entrada a la sede del Parlamento Europeo en Bruselas ha sido arriada
 


“Ya está”, ha afirmado con alivio una mujer mientras el grupo ha comenzado a dirigirse hacia la estación de metro de Westminster. “¡Nos hemos ido!”, ha expresado otro manifestante.

Su visión ha chocado drásticamente con la de aquellos que se han mostrado a favor de permanecer en el bloque comunitario. “Siento que voy a vomitar”, ha señalado un transeúnte.

El alcalde de la ciudad, Sadiq Khan, ha expresado que se siente descorazonado y ha sostenido que más de un millón de ciudadanos europeos viven y trabajan en la capital.

“Estoy muy triste. Nuestros vecinos europeos no son gente de la que tengamos que preocuparnos o de la que tengamos que sospechar. Son nuestros amigos, los ciudadanos europeos son londinenses”, ha lamentado.

Khan ha alertado así al Gobierno de que Londres deberá ser una prioridad en cualquier negociación que tenga lugar de cara al futuro. “Si le va mal a Londres, el país sufre”, ha advertido.

El edil no ha sido el único en manifestar su descontento. Un grupo de personas ha acudido a la plaza del Parlamento para manifestar su rechazo. Sin embargo, agentes de la Policía Metropolitana de Londres han impedido su entrada.

Parsimonia en la UE

La Unión Europea ha tratado de evitar las imágenes solemnes y ceremonias protocolarias, más allá de comparecencia conjunta de los presidentes de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen; del Consejo europeo, Charles Michel, y del Parlamento europeo, David Sassoli.

En una rueda de prensa en la mañana, Von der Leyen, Michel y Sassoli han intentado reconducir el fracaso del primer Estado miembro que decide abandonar el club comunitario y convertirlo en una oportunidad para un “nuevo amanecer” para que la UE a 27 demuestre unidad y liderazgo en la escena global.

Los momentos más emotivos se vivieron el pasado miércoles en la sede del Parlamento europeo cuando los eurodiputados dieron luz verde a la ratificación del Tratado de Retirada y despidieron con abrazos, algunas lágrimas y cantos de despedida a sus colegas británicos que este viernes pierden también su escaño europarlamentario aunque tendrán aún una semana más para vaciar sus oficinas.

De la mentira al retiro

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha asegurado que la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE) es “una señal de alerta histórica” y ha instado a todos los países del bloque comunitario a reflexionar sobre las implicaciones del brexit, que se hará efectivo a medianoche.

El dirigente galo ha expresado a pocas horas del brexit que “de hecho, por primera vez en 70 años, un país abandona la UE”. “No quiero volver a los motivos (...), pero recuerdo cómo la campaña de 2016 se hizo con mentiras, exageraciones y simplificaciones”, ha indicado en relación con el referéndum del brexit.

“Debemos recordar constantemente a qué pueden conducir las mentiras en nuestras democracias. Pero también tenemos que aprender las lecciones por nosotros mismos de manera muy concreta”, ha afirmado.

Macron, un fuerte defensor de Bruselas, ha subrayado que las relaciones con Reino Unido no cambiarán: “a lo largo de 2020 viviremos un periodo de transición”. )