Este domingo las partes acordaron la solución al conflicto que incluye un alto el fuego y una comisión militar de verificación.

Los ministros de Exteriores de la UE señalaron este lunes su deseo de que el bloque europeo pueda desempeñar un papel activo en la crisis de Libia para contribuir a una solución dialogada, tras el “impulso” que supone la conferencia de Berlín de este domingo.

En dicha cita, las partes acordaron la solución al conflicto que incluye un alto al fuego y una comisión militar de verificación integrada por ambos bandos para velar por su cumplimiento. A su llegada al Consejo de Asuntos Exteriores que tratará los resultados de Berlín con el Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, los ministros de la UE han aplaudido el esfuerzo de la conferencia de paz.

“Borrell ha defendido que la UE debe ser más activa para solucionar la crisis. Eso pasa por vigilar el alto el fuego o el embargo de armas... veremos cómo podemos contribuir”, apuntó a su llegada el titular checo, Tomas Petricek. A su juicio, la reunión de Berlín trae un “nuevo momento” a la crisis y confía en que la UE pueda jugar un papel.

En términos similares se ha expresado su homólogo finlandés, Pekka Haavisto, quien aseguró que, si ahora se respeta el alto al fuego y la UE lo puede monitorizar, “será otro paso” en la situación de Libia. “Pero lamentablemente los choques continúan y es importante que las partes encuentren una salida constructiva”, dijo. Para Helsinki, lo fundamental es que se avance en el cese de las hostilidades y en el respeto al embargo de armas. “Es difícil ser optimista con respecto a Libia, pero esto es un buen paso”, valoró Haavisto.

De su lado, el ministro de Exteriores de Rumanía, Bogdan Aurescu, valoró que se celebrara la conferencia y considera que los resultados son “importantes” para asegurar la situación. “Es importante que se mantenga el alto al fuego, el embargo de armas y cejen las interferencias pero también apoyar el debate directo”, afirmó, al tiempo que reiteró que “sin solución política” no hay otra salida a la crisis libia.

Según el ministro eslovaco, Miroslav Lajcak, fue positivo propiciar el encuentro entre los principales actores en el conflicto libio y ahora toca estudiar cómo puede aportar la UE a la solución. A su vez, sobre si Europa enviará tropas sobre el terreno a Libia, no ha querido entrar a valorarlo, aunque es una medida que podría estar encima de la mesa durante el encuentro con el Alto Representante.

En la crisis libia sobrevuela la posibilidad de retomar de alguna forma la misión de seguridad que se inició en 2015 conocida como 'Operación Sophia', destinada a frenar a las mafias que traficaban con migrantes, y que permanece aparcada por la falta de compromiso por parte de Italia.

El titular de Exteriores luxemburgués, Jean Asselborn, consideró que tras la conferencia internacional la crisis libia “ya no es un reto nacional entre Rusia y Turquía”, sino “un reto para Naciones Unidas”. Ve necesario que el Consejo de Seguridad dé un mandato “preciso, claro y competente” para que se respete el alto al fuego y haya una oportunidad para la paz.

Ha lamentado que la 'Operación Sophia' fue “destruida” por el exministro de Interior italiano Matteo Salvini, pero ha llamado a retomar los esfuerzos después de que el líder ultranacionalista italiano saliera del Ejecutivo. “No se puede decir que la situación en los campos de refugiados es catastrófica y reenviar a la gente a allí”, criticó.

Sahel y diplomacia climática

Entre los puntos incluidos en la agenda del consejo está la situación en el Sahel, donde la semana pasada Francia alcanzó un acuerdo con los países de la región para desplegar más efectivos militares.

Este jueves se supo que la UE prepara una cumbre con estos países el próximo mes de marzo. Fuentes diplomáticas apuntan a la fecha del 26 de marzo y a que el formato incluya a mandatarios del llamado G5 del Sahel, formado por Burkina Faso, Chad, Malí, Mauritania y Níger, así como a los jefes de Gobierno de la UE, coincidiendo con su primera cumbre del año en Bruselas.

Además, los ministros de Exteriores de la UE aprobarán unas conclusiones consensuadas sobre diplomacia climática y cómo involucrar a países contaminantes en los objetivos de reducción de emisiones.

Template by JoomlaShine