“Diecisiete detenidos en el aeropuerto de Quito. La mayoría de ellos venezolanos”, ha dicho la ministra de Interior en su cuenta de Twitter, avanzando que “serán puestos en los próximos minutos a las órdenes de la justicia”.

La ministra de Interior de Ecuador, María Paula Romo, ha anunciado este jueves la detención de varios venezolanos que tenían información sobre los movimientos del presidente Lenín Moreno, y su vicepresidente, Otto Sonnenholzner, en el marco de las protestas contra la reforma económica del Gobierno, que han desatado una crisis política.

“Diecisiete detenidos en el aeropuerto de Quito. La mayoría de ellos venezolanos. En su poder, información sobre la movilización del presidente y vicepresidente”, ha dicho Romo en su cuenta oficial de Twitter, avanzando que “serán puestos en los próximos minutos a las órdenes de la justicia”.

Para Romo, “cada nuevo evento confirma todos los intereses que están detrás del caos en el país”, si bien ha subrayado que el Gobierno se enfrentará a ello “con la fuerza de la ley, la defensa de la democracia y sin subestimar lo que se encuentra en juego”.

Sonnenholzner informó en la rueda de prensa que ofreció el miércoles desde Guayaquil de que solo en esa ciudad costera habían sido apresados 27 ciudadanos extranjeros a los que habrían pagado entre 40 y 50 dólares por manifestarse. Según datos oficiales, habría más de 700 extranjeros detenidos, entre ellos decenas de venezolanos.

Moreno ha acusado directamente al expresidente Rafael Correa y sus aliados, incluido el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, de orquestar las protestas para perpetrar un “golpe de Estado” con el que derrocar al Gobierno.

Interrogado sobre la posible conexión de los extranjeros detenidos con Correa y Maduro, en una entrevista concedida este jueves a Europa Press, el ministro de Exteriores, José Valencia, ha contestado: “Sí, tenemos muchos indicios de que por ahí apuntan las cosas, de que hay una acción foránea”.