La selección cafetera con un gol de Duván Zapata derrotó a Catar y consiguió su pase a la siguiente fase de la Copa América

Sao Paulo.-  Colombia dio un golpe en la mesa y por una noche fue el jeque de Catar. Con un gol de cabeza de Duván Zapata, los cafeteros vencieron 1-0 este miércoles a los campeones de Asia, se clasificaron a cuartos de final y agrandaron su aspiración de favoritos a la Copa América de Brasil-2019.

La tricolor, dirigida por el portugués Carlos Queiroz, reinó en el estadio Morumbí de Sao Paulo y se llevó los tres puntos en su segunda salida en el Grupo B, tras haber vencido 2-0 a Argentina en el debut. 

Con el triunfo se convirtió en la primera selección confirmada para la segunda ronda del torneo.

Un testazo de Zapata (85), tras una asistencia de James Rodríguez, acabó con un juego en el que los sudamericanos dominaron a Catar, que aguantó hasta entonces a base de orden defensivo, sacrificio y de su portero Saad Alsheeb, quien respondió con solvencia en tres oportunidades.

En la última jornada de la llave, el domingo, los cafeteros chocarán con Paraguay en Salvador, mientras los cataríes se jugarán el pase a cuartos ante Argentina en Porto Alegre.  

- Sin tregua -

El verde de la grama del Morumbí tenía pequeños baches cafés. En el área chica de los arcos se alcanzaba a ver tierra removida, que para el final del partido tomaba tintes de desierto por un solo culpable: el dominio colombiano en territorio catarí.

Amo y señor de Catar, contra el que solo ha caído en uno de once encuentros, Carlos Queiroz supo desactivar al campeón asiático desde que el venezolano Alexis Herrera sopló su silbato. A base de una presión infernal para recuperar el balón y una agresión rábica metieron a los escarlatas la inmensa mayoría del duelo en su campo.

James bajaba a asociarse con Juan Guillermo Cuadrado y Mateus Uribe, para luego distribuir el balón a los incisivos Roger Martínez y Duván Zapata, los artilleros en la victoria contra Argentina que invadió de ímpetu a los cafeteros.

Por centímetros y de la cabeza del 10 sale la ventaja. Oficiando de asistidor, Martínez centró para el capitán, quien falló por poco. Pasaron cuatro minutos, en el 16, para un nuevo susto. En una de sus clásicas gambetas, Cuadrado eludió a un rival y disparó, desde fuera del área, para probar la valía de Alsheeb.

Colombia era una máquina que no se saciaría hasta anotar. Zapata, quien ocupó el puesto de Falcao García, suplente por decisión técnica, mostró su valía como titular. Laborioso y asociativo, abrió la cancha y, con un lomo de envidiar, fue un atento pívot. 

Los hombres de Félix Sánchez respiraban de vez en cuando, cuando recuperaban el balón, pero sin inquietar a David Ospina. Su único intento, en la primera parte, fue un remate suave de Abdelkarim Fadlalla que recogió sin problemas el guardameta del Nápoles italiano.

- Déjà vu -

El agua de las duchas no cambió el libreto. Colombia siguió avante, aunque con mayor profundidad tras el ingreso de Santiago Arias por Stefan Medina. El lateral del Atlético de Madrid hizo una dupla eficiente con Cuadrado y asolaron la zona derecha catarí.

Los escarlatas seguían resistiendo con orden defensivo y un protagonismo en alza de Alsheeb. Sus dos palmas desviaron un fusilazo de Martínez, tras enganchar a un zaguero, y la mano izquierda rechazó brillantemente un zurdazo del atacante del América de México, el más activo en la ofensiva tricolor.

La suma constante de Arias al ataque le otorgó espacios a los árabes. En un contragolpe Akram Afif probó los reflejos de Ospina, quien se acerca a un año con la portería cafetera en cero. Y los intentos que quedaron en eso fueron responsabilidad de la zaga colombiana, que mostró templanza.

Los sudamericanos no se rendían e intentaban por todos los medios. Falcao ingresó por Cuadrado y Luis Díaz por Martínez, y la arremetida continuó. Cada pelota aérea, con el poderío de Yerry Mina, Davinson Sánchez y William Tesillo, era una pesadilla para el rival.

Y por ese medio llegó la justicia. James, con pie de seda, tiró un centro para que Zapata cabeceara con finura al ángulo izquierdo de Alsheeb y se convirtiera, con dos tantos, en el goleador colombiano de la Copa América.

Catar, sin una chispa del fútbol ofensivo y vistoso que le permitió remontarle 2-2 a Paraguay en la salida, pagó caro su resistencia: Fadlalla y Assim Madibo se perderán el decisivo duelo ante Argentina por doble amarilla.

Template by JoomlaShine