domingo, 7 de agosto de 2022

rumbo

Se fue una parte de mi ser

Pese a los problemas esbozados soy optimista con respecto al futuro de mi hija y su grupo familiar, porque estoy convencido de que Dios nunca nos manda un peso que nosotros no podamos soportar, dicho en términos más mundanos: lo que no nos mata nos fortalece.

Artículos más leídos

spot_img