domingo, 14 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Carlos Rotondaro

Search

¡Síguenos!

Más noticias

La culpa no es mía

Estos robolucionarios sí que tienen riñones. Son dignos impertérritos representantes del “síndrome goebbeliano”, que entre otras cosas establece: “miente que algo queda, miente mil veces, así se convertirá, tarde o temprano, en una verdad”.