miércoles, 25 de mayo de 2022

capitalismo

Izquierdas y derechas

Simbólicamente podría decirse que la izquierda política que padeció orfandad luego de fallecer la Unión Soviética y opta por seguir siendo huérfana, convenciendo a quienes les siguen que también son huérfanos… en lo adelante ha decidido triunfar de manos del poder económico y el capitalismo digital.

Jefe con cochocho: proclama en la Guayana de 2021

El mandador ya no disimuló más su catadura primitiva con el pretexto de hacer cumplir las ordenanzas sanitarias. Es el típico castigo de cuartel. | Foto William Urdaneta

“Entre paisajes, matices…”

Vienen procesos cívicos que se iniciarán por algo muy sencillo, como no doblegar la perseverancia; con completa seguridad y sin lastres. Vienen y estaremos atentos a los negociados politiqueros provincianos y a los vaivenes y repartos de la comunidad internacional.

ONG contabiliza 63 obras o espacios de Ciudad Guayana destruidos por la corrupción y la desidia

“La verdadera génesis de esta situación es que la inmensa mayoría de las autoridades tienen escasa condición de ciudadano y nada o poca identidad por esta ciudad”, afirmó el ingeniero Simón Yegres en el foro de la Coalición Anticorrupción en Bolívar.

La cuarentena disuelve las libertades

La larga cuarentena le cobra medio año de vida útil a la humanidad y a sus sectores más necesitados.

La utopía del control obrero

La especialista en derecho de la Universidad Central de Venezuela (UCV) Jacqueline Richter analiza cómo el control obrero que se intentó imponer en las relaciones del trabajo sólo fue un ardid para construir una burocracia que entregara las empresas al poder militar en Venezuela.

La mentira de la fábula para enseñar la crudeza de las dictaduras

Orwell dibuja una crítica a las utopías y al personalismofácil de interpretar. La creencia de que un individuo o un partido político perfecto nos salvará no es más que una respuesta ignorante que nos hace cómplices de nuestra propia esclavitud.

Aplastados

Desde hace muchos años se sabe que habitamos un país de pinga, laxo hasta lo increíble, donde la coima y todo su protocolo acuoso levantó de la modestia a mucho inescrupuloso y malviviente.

Artículos más leídos

spot_img