lunes, 15 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Calidad de agua en Guayana

Search

¡Síguenos!

Más noticias

Archivo

Puerto Ordaz carece de planta de tratamiento de aguas servidas

El segundo Coloquio Urbano organizado por la comisión de Ciudad y Ambiente del Colegio de Ingenieros de Venezuela (CIV) de Ciudad Guayana se realizó este miércoles a las 6:00 de la tarde en el auditorio de su sede, y fue dedicado a la calidad del agua potable en Puerto Ordaz, tema que está en la palestra desde el año pasado tras varias denuncias públicas hechas por investigadores y el Movimiento Ecológico de Venezuela (Movev).   Debería haber dos plantas de tratamiento pero solo existe una en Los Olivos, paralizada desde finales de 2011. Yánez explicó que actualmente se utiliza mayor concentración de cloro para desinfectar el agua y contrarrestar la falta de tratamiento, pero esto podría tener consecuencias a largo plazo.     La ponencia estuvo a cargo del ingeniero industrial Jorge Yánez, experto en materia de tratamiento de aguas y con varias maestrías en el área de economía, además de fundador de la empresa Puertorinoco, quien tituló su exposición como “Macagua, cuerpo de agua ¿en crisis?” para disertar sobre la contaminación del lago desde donde el acueducto de Toro Muerto capta el recurso a distribuir en las parroquias Universidad, Cachamay y Unare. El sistema de aguas servidas de Puerto Ordaz se dividió en dos grandes partes, que toman como referencia la redoma de Bauxilum (La Piña). Desde este punto hacia el este, son recogidas por el colector Los Olivos, y desde el mismo lugar hacia el Oeste (Unare) son recogidas por el colector de Santa Rosa. Para el de Los Olivos existe la planta de tratamiento de agua homónima, la cual contaba con seis sedimentadores y cuatro digestores, además de laboratorio de análisis del agua, pero esta infraestructura está paralizada desde finales de 2011 por “falta de presupuesto”. Yánez explicó que la planta era manejada por Edelca, a través de un subcontrato a la empresa Compañía de Mantenimiento Global (CMG), en la que trabajaba. Con la conformación de Corpoelec se suspendió el financiamiento destinado para el mantenimiento de la operadora.   Alto nivel de coliformes “En pocas palabras, el agua se está procesando cruda” alertó Yánez. Reveló que el colector de Los Olivos descarga entre 700 y 800 litros por segundo de aguas servidas en el lago de Macagua. El colector de Santa Rosa deposita la misma cantidad de aguas negras en el embalse y, en este caso, la planta de tratamiento nunca fue construida. Aparte de esto, Macagua está contaminada también por las descargas de un colector de 54 pulgadas (cerca del club Portugués), que está roto desde hace más de cinco años. Yánez alertó que “el caudal de aguas servidas es el 30 por ciento” de lo que toma el acueducto de Toro Muerto para potabilizar y distribuir a los hogares.   Soluciones propuestas La ponencia del ingeniero Jorge Yánez “Macagua, cuerpo de agua ¿en crisis?” finalizó con una serie de recomendaciones que serán el punto de partida para la propuesta del CIV Guayana: -Hacer que la comunidad tenga conciencia del problema -Comprometer a los entes involucrados -Rehabilitar Planta de Tratamiento de Los Olivos -Construir Planta de Tratamiento de Santa Rosa -Establecer normativas municipales para penalizar la cultura del mal uso de los desagües, recomendando además la instalación de plantas de tratamiento pequeñas en condominios, casas y establecimientos comerciales.     Según los parámetros del Decreto 883, publicado en Gaceta Oficial N° 5.021 el 11 de octubre de 1995, que establece las “Normas para la clasificación y el control de la calidad de los cuerpos de agua”, el límite máximo de coliformes totales y fecales (materia intestinal) en aguas que vayan a ser potabilizadas es de 10 mil NMP (número más probable) por cada 100 mililitros. El experto mostró un informe de la Gerencia de Control de Calidad de Hidrobolívar, realizado en diciembre de 2012, en el que los niveles de coliformes totales y coliformes fecales en la “fuente de abastecimiento” del acueducto de Toro Muerto son de 110 mil NMP por cada 100 mililitros, representando un exceso del 1.000 por ciento de los parámetros establecidos, como producto de las descargas mencionadas de aguas negras.   Sobre el tratamiento El ponente destacó los esfuerzos de Hidrobolívar en materia de distribución de agua potable. Detalló que la hidrológica enfrenta la contaminación aumentando los niveles de cloro para el tratamiento del agua. La crisis se agudiza porque en la potabilización del agua también intervienen otros químicos como el sulfato de aluminio, actualmente escaso en el país a raíz de la paralización de la empresa Ácidos y Minerales, por falta de insumos.   Consecuencias ¿Cuál es el costo para una ciudad, a corto, mediano o largo plazo, de no tener ninguna planta de tratamiento de agua? Yánez informó que la planta de Los Olivos está abandonada y ha sido saqueada. Sin embargo, advierte que más que la obra civil, es importante rehabilitar los equipos que reactiven el tratamiento de las aguas en Los Olivos. La restitución de esta y la construcción de la Planta de Tratamiento de Santa Rosa serían suficientes para tratar las aguas servidas de Puerto Ordaz y sus casi 300 mil habitantes. En el último caso, el terreno destinado para la edificación fue invadido para casas. Yánez dio a conocer que el consejo comunal de ese sector pasó una comunicación a la Dirección de Desarrollo Urbano de la municipalidad, que a su vez la dirigió al Ministerio del Ambiente, indicando autorizar la demolición de las casas a fin de construir la planta. El coloquio finalizó con una breve disertación sobre el tema y con el compromiso de que la comisión de Ciudad y Ambiente del CIV, junto con expertos en el área y ciudadanos que quieran colaborar, concretarán una propuesta para elevarla al Estado en el aniversario de la ciudad, el próximo 3 de julio.   Trihalometanos y el cáncer   Los trihalometanos son productos que se forman de la desinfección del agua con cloro, resultando el cloroformo, bromodiclorometano, dibroclorometano y el bromoformo presentes en el agua potable. Según la Agencia Internacional de Investigación Sobre el Cáncer,

Archivo

Persiste silencio estatal sobre calidad del agua en Guayana

El clamor por un ambiente sano es solo un grito al aire. Organizaciones como el Movimiento Ecológico de Venezuela (Movev) le han dado forma de denuncia a esta preocupación pública que todavía espera respuesta del Gobierno nacional, regional y municipal. _________________________________________ “No sé cuándo la gente va a despertar y darse cuenta que la situación del agua es crítica en Ciudad Guayana”, sostiene Pastora Medina, dirigente del Movimiento Ecológico de Venezuela (Movev). La vocera reitera que la denuncia en la Fiscalía Ambiental, realizada hace unos meses en Caracas sobre la tubería de aguas servidas que vierte 600 mililitros por segundo en el lago de Macagua, no ha surtido efecto y la polución persiste en el embalse del que se obtiene el agua potable para toda la ciudad. Medina añade que el embalse de Macagua también está contaminado por la rotura del colector Libertador, que vierte las aguas servidas de sectores como Core 8, la UD-338 y otros sectores de la parroquia Unare. A esto se suma que la investigadora de aguas, Judith Rosales, declaró la semana pasada que, luego de estudios realizados al agua del lago, se encontraron niveles de coliformes fecales (Escherichia coli) por encima de los límites establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para determinar la potabilidad del agua. Según el organismo internacional, el límite máximo de concentración de coliformes fecales es de mil por cada 100 mililitros. Medina asegura que ahora acudirán a la Fiscalía Nacional “con pruebas” para denunciar la situación, ya que el extinto Ministerio del Ambiente no hizo algo antes de ser disuelto. “Hablamos de Puerto Ordaz, San Félix y Ciudad Bolívar, porque allá tampoco el agua está tratada debidamente”, añade. Medina refiere que la directora del despacho en el estado Bolívar, Mili Hernández, “ha estado en silencio total, no sabemos de ella” en cuanto a las comunicaciones que le han enviado sobre la situación del lago de Macagua y Cambalache. Por su parte, Hernández informó vía telefónica a Correo del Caroní que sobre este caso “tenemos un informe adelantado y mandamos uno a Fiscalía”, pero sin precisar más detalles. Cabe resaltar que aún se desconoce el accionar del ministerio suprimido, que ahora funciona como una competencia más del Ministerio de Vivienda.   Tratamiento inadecuado La situación se agudiza con la falta de una planta de tratamiento de aguas servidas para San Félix. “Aquí el agua no es tratada adecuadamente, no siguen los estándares de la OMS”, señala Medina. Acota que también denunciarán que en Hidrobolívar “dejaron vencer toneladas de sulfato de aluminio” para tratar el agua, uno de los insumos que trabajadores de la hidrológica señalaron como faltantes la semana pasada. Lenny Moya, gerente de control de calidad de Hidrobolívar, rechazó estas declaraciones el martes de la semana pasada, asegurando que la empresa cumple con los estándares internacionales de potabilización del agua. Ingenieros de la estatal informaron también que elevan a 0,5 miligramos de cloro por litro de agua para el tratamiento, por encima del estándar de 0,3. Medina dice que “el cloro se diluye en el trayecto” hacia los hogares, insistiendo en la falta del tratamiento adecuado para la potabilización del líquido.   Tanque destapado Pastora Medina informó que desde el sábado pasado recibieron la denuncia de que el tanque de captación de agua potable, que surte a los campos A1 y A2 de Ferrominera Orinoco, y zonas aledañas, “está destapado”. “Ahí puede entrar cualquier cosa, eso es insalubridad”, alerta. El tanque está ubicado detrás de la estación de servicio de la avenida Las Américas, subiendo hacia Alta Vista. “No sabemos desde cuando eso está así, pero eso es una prueba fehaciente de abandono”, recalca Medina. Medina invitó a las universidades regionales a sumarse a la investigación en la calidad del agua potable de la ciudad, y llamó a la ciudadanía a sumarse al congreso ciudadano que realizarán este sábado en la plaza Chipia de Los Olivos, para concienciar sobre el tema a todos los vecinos.   Puerto Ordaz sin agua hoy por mantenimiento de acueducto Hidrobolívar informa que hoy estarán realizando mantenimiento preventivo en estación de rebombeo del Acueducto Puerto Ordaz, por lo que interrumpirán el suministro de agua potable hacia los sectores Villa Alianza, Las Cornizas, Cambalache, Campos de Ferrominera Orinoco y Villa Brasil y zonas aledañas, desde las 8:00 de la mañana hasta las 12:00 del mediodía. (Con información prensa Hidrobolívar)

Archivo

Hidrobolívar relega denuncia de descarga de aguas residuales en el embalse de Macagua

Hidrobolívar vuelve a reaccionar frente a las denuncias por la contaminación del embalse de Macagua. Esta vez lo hacen contra la vicepresidenta del Movimiento Ecológico de Venezuela (Movev), Pastora Medina, quien no solo formalizó este señalamiento ante la Fiscalía General de la República, sino también su acusación por la falta de un tratamiento óptimo del agua por parte de la hidrológica. El presidente del organismo, Francisco Castillo, negó estas afirmaciones pero sin presentar un estudio que demuestre el estado de las aguas del embalse y la calidad del agua que consumen los guayacitanos. De hecho, se deslindó de la responsabilidad de las tuberías de aguas servidas que, por sus roturas, vierten agua contaminada al embalse. Frente a ello asumió que la hidrológica no cuenta con un presupuesto para ello y afirma que ello es competencia de la Alcaldía de Caroní. Hidrobolívar ya se había comprometido a refutar el argumento de la especialista en aguas, Judith Rosales, quien citó un estudio científico que concluía que el 20% de las aguas del embalse de Macagua presentaba una concentración de coliformes fecales (Escherichia coli) de 6.200 NMP (número más probable) por cada 100 mililitros. El estándar internacional establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) fija un tope de mil NMP. ________________________________ El presidente de Hidrobolívar Francisco Castillo, salió al paso de las declaraciones hechas por Pastora Medina sobre la calidad del agua en Ciudad Guayana y la contaminación del embalse de Macagua por 17 descargas producto de unas tuberías rotas. Ante esto aseguró que la reparación de esas tuberías es competencia de la Alcaldía de Caroní, porque debe ser el ente encargado de hacer las inversiones en materia de agua potable y aguas servidas, porque “Hidrobolívar no cuenta con presupuesto para eso”. “Cuando pagan la factura de agua a Hidrobolívar está pagando recurso humano, sustancias químicas, servicio eléctrico y mantenimiento. No está pagando que la hidrológica compre las tuberías para hacer las reparaciones porque no da, no tenemos ese recurso, no es responsabilidad de la hidrológica hacer esas reparaciones”, aseguró. El presidente de la hidrológica sostuvo que es competencia de la Alcaldía basándose en el decreto presidencial 883 de octubre del año 1995, sin embargo, Correo del Caroní buscó en el documento y no hay ningún artículo que corresponda con estas declaraciones.   Insumos garantizados La vicepresidenta del Movimiento Ecológico de Venezuela (Movev), Pastora Medina, introdujo una denuncia este martes en la Fiscalía General de la República por el agua no tratada en el estado Bolívar. Castillo calificó las declaraciones de Medina como “bien mal intencionadas”. “son motivos políticos y llevan este tipo de información a la calle, el odio es más fuerte que la razón”, consideró el titular de la hidrológica. Medina ha manifestado que en las plantas potabilizadoras no se están usando los insumos químicos en cantidades adecuadas, y algunos son utilizados aunque estén vencidos. Castillo desmintió estas informaciones sin mostrar estudios que avalen su postura. “Nosotros no utilizamos productos vencidos, ni cal ni sulfato tiene fecha de vencimiento. En el caso de que podamos almacenar el sulfato puede estar un año almacenado. Nosotros en este estado (Bolívar) no pasamos con un inventario superior a la semana, lo que llega en esta semana lo consumimos en esta semana”, aseguró. Aclaró que en Venezuela no se importa ni sulfato de aluminio ni cal, y sobre el caso del hidróxido de sodio informó que existen 2 plantas en el país que tienen capacidad para el suministro y un excedente para exportar. Otra de las denuncias de Medina es la existencia de filtros fuera de servicio en la planta de Macagua. El ingeniero Castillo explicó que las plantas están diseñadas para que cuando tenga que hacérsele mantenimiento a los filtros restantes se pueda asumir la carga del filtro en cuestión. “Cuando necesitamos tratar mil 500 litros de agua tenemos capacidad para tratar mayor volumen de agua para que cuando tengamos que sacar un filtro no disminuya la calidad del agua, toda máquina y planta tiene un sobre diseño para eso. Este año estamos reparando este filtro porque le toca el mantenimiento preventivo”, explicó.   Muestreo del agua a diario Castillo se refirió al estudio de 2012 al que reseñó la especialista en aguas, Judith Rosales, sobre 117 muestras tomadas en el embalse de Macagua entre marzo y abril de 2010, que comprueba que 20 por ciento del embalse presentó una concentración de coliformes fecales de 6.200 NMP (Número más probable) por cada 100 mililitros, cuando el estándar internacional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) fija un tope de mil NMP. El presidente de Hidrobolívar trató de desmentir esto asegurando que hacen un muestreo 2 veces al día en el embalse para saber las condiciones del agua que está ingresando a la planta. Explicó que durante el proceso de potabilización muestrean cada 2 horas todo el proceso de potabilización, así como el agua de salida. “Semanalmente estamos muestreando las redes para asegurarnos que la calidad del agua de todo el estado Bolívar está dentro de lo que dice el decreto 883 que rige lo que es calidad de agua, es decir que la turbiedad está por debajo de 5, que color por debajo de 15, que no tiene presencia de bacterias fecales que es lo importante de todo esto. Ese tipo de muestreo es lo que hacemos para que la calidad del agua se mantenga”, afirmó sin presentar un estudio. Agregó que el tratamiento que hace la hidrológica es el tratamiento convencional, establecido en el decreto 883 del extinto Ministerio de Sanidad, capítulo II, donde se establece un máximo de coliformes fecales 10 mil NMP por cada 100 mililitros para que el agua pueda considerarse potable. Judith Rosales, bióloga, explicó que los niveles y estándares dependen del uso que se le vaya a dar al agua, y que lo importante es que se cumplan tres procesos: liberación de arcilla, color y eliminación de bacterias. “Nosotros estamos haciendo esto desde el 2005 hasta ahora, todos los años lo estamos haciendo y todos los meses

Archivo

Formalizan denuncia sobre contaminación del agua en Guayana en la Fiscalía

Las denuncias anteriores se tramitaron ante el hoy extinto Ministerio del Ambiente, institución que nunca emitió respuesta por ninguno de los casos, incluyendo la que se refiere al tubo de aguas servidas que vierte 600 mililitros por segundo en el lago de Macagua, y la de la rotura del colector Libertador, que vierte este mismo tipo de fluidos hacia sectores como Core 8 y la UD-338. Estas denuncias coinciden con el estudio presentado en 2012 por la investigadora de agua, Judith Rosales, de 117 muestras que tomaron del embalse entre marzo y abril de 2010, en el que se comprobó que 20 por ciento del embalse presentó una concentración de coliformes fecales (Escherichia coli) de 6.200 NMP (Número más probable) por cada 100 mililitros, cuando el estándar internacional que indica la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de menos de mil NMP. Hidrobolívar se comprometió a presentar un estudio con el que buscan desmentir los argumentos de Rosales. La invitación sigue abierta. Pastora Medina, vicepresidenta del Movimiento Ecológico de Venezuela (Movev) introdujo denuncia ante la Fiscalía General de la República sobre lo que ella califica como “pésima” calidad del agua en Ciudad Guayana. “La denuncia fue formulada directamente en la Fiscalía General para Luisa Ortega Díaz, nos recibieron los documentos y esperamos que ésta sí surta algún efecto porque lo que se vive en Bolívar es grave”, señaló. La dirigente de Movev explicó que la denuncia es sobre el agua no tratada en el estado Bolívar, específicamente en Ciudad Guayana, además anexaron a la denuncia el caso del colapso del vertedero de Cambalache. Esta es la segunda denuncia que Medina hace con respecto a la contaminación de las aguas en el municipio Caroní. La primera fue hace algunos meses sobre las 17 descargas de aguas servidas en el embalse de Macagua. Medina indicó que hay una tubería de aguas servidas que vierte 600 mililitros por segundo en el lago de Macagua, además de la rotura del colector Libertador, que vierte las aguas servidas de sectores como Core 8, UD-338 entre otros de la parroquia Unare. Estas denuncias coinciden con el estudio presentado en 2012 por la investigadora de agua, Judith Rosales, de 117 muestras que tomaron del embalse entre marzo y abril de 2010, en el que se comprobó que 20 por ciento del embalse presentó una concentración de coliformes fecales (Escherichiacoli) de 6.200 NMP (Número más probable) por cada 100 mililitros, cuando el estándar internacional que indica la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de menos de mil NMP.   Contaminación latente Medina mencionó que desde el sábado pasado el tanque de captación de agua potable que surte los campos A1 y A2 de Ferrominera Orinoco y zonas aledañas está destapado, esta información le fue suministrada desde la hidrológica de Bolívar. Para la dirigente de Movev, el tanque ubicado en la avenida La Américas se encuentra en un estado de abandono, y que requiere de una pronta inversión. Ante las denuncias por la calidad del agua hechas por trabajadores de Hidrobolívar y reiteradas por Medina, Lenny Moya, gerente de control de calidad de la hidrológica, ha salido al paso para defender los procesos de potabilización del agua, asegurando que cumplen con los estándares internacionales sin presentar ningún estudio que confirme la veracidad de sus palabras.     Llueven lodos sobre las aguas La vicepresidenta nacional del Movimiento Ecológico de Venezuela (Movev), Pastora Medina, presentó un historial de sobre las descargas de aguas sin tratar hacia los cuerpos de agua locales. En el río Caroní – Rotura del colector que atraviesa las urbanizaciones en el Campo de Ferrominera, descarga directamente al río. – El colector que atraviesa Puerto Ordaz/Castillito (vía Caracas) descarga al río las aguas servidas. En el río Orinoco – El colector que va desde el Cerro El Gallo-avenida Manuel Piar, descarga aguas servidas directamente en el puerto de San Félix. – Hay otra descarga entre los de Palúa y de San Félix y una cerca del hospital de Guaiparo, que viene desde la estación de Bomberos en Chirica. Río Yocoima – Existen 2 descargas: una en el sector Hoyo Yocoima 2 (015”) y la segunda Hoyo Yocoima 1. Lago de Macagua – El colector Caroní II, que trae las heces fecales desde las UD-340, 339, 327, 326, 310, avenida N/S y avenida Atlántico (hospital Uyapar, Alta Vista, Los Olivos, Toro Muerto ), se rompió el año pasado y descarga 600.000 litros por segundo al lago de Macagua, principal captador de agua para el consumo de la población, sobre este caso consignamos denuncia en la Fiscalía Ambiental de Ciudad Bolívar, la fiscal gestionó a través de mesas de trabajo, que Hidrobolívar y el Ministerio del Ambiente asumieran su responsabilidad, pero la situación sigue igual. – La Planta de Tratamiento ubicada en el punto está fuera de servicio, permitiendo que estas aguas residuales lleguen al lago.  

Archivo

Autoridades ambientales adeudan respuestas a denuncias sobre mal tratamiento del agua

Pastora Medina, vicepresidenta del partido Movimiento Ecológico Venezuela (Movev), recuerda que las denuncias sobre la calidad de agua en el municipio Caroní no son nuevas. “Tenemos informes (…), los habitantes están consumiendo agua cruda, no está bien potabilizada pues no la tratan con los insumos químicos que se requieren”, asegura. Medina explica que el agua es captada de Macagua, donde hay 17 descargas de aguas insalubres, en especial la del Club Italo Venezolano de Guayana, que vierte 600 mil litros por segundo en la laguna. La semana pasada Medina formuló una denuncia en la Fiscalía Ambiental. Las investigaciones fueron enviadas a la dependencia del extinto Ministerio del Ambiente, dirigida en Bolívar por Mili Hernández, pero no ha habido respuesta efectiva. La vocera de Movev coincide con la investigadora de aguas, Judith Rosales, en entrevista a Correo del Caroní sobre los insuficientes químicos usados en las plantas potabilizadoras de Hidrobolívar. “No se están usando la cantidad de químicos que se requieren para potabilizar estas aguas contaminadas y que sean del consumo humano, tenemos entendido que esto ocurre desde hace aproximadamente dos años”, reitera Medina. Rosales sostiene que en un estudio presentado en 2012, con 107 muestras recogidas entre marzo y abril de 2010 se comprobó que 20 por ciento de las aguas de la represa Macagua presentó una concentración de coliformes fecales de 6200 NMP (número más probable) por cada 100 mililitros, cuando el estándar internacional es de menos de mil NMP.   Contaminación en aire y agua “En Ciudad Guayana estamos contaminados por todos lados, nuestra población de San Félix, los más desposeídos están recibiendo el agua sin tratar, en Puerto Ordaz la contaminación por la quema de basura es extrema, al igual que la contaminación de las empresas básicas”, recuerda Medina. Se refiere tanto a la desidia de los gobiernos local y regional como al colapso en sí del vertedero de Cambalache y la quema de basura que ahí se registra casi a diario por el depósito descontrolado de desechos. El humo que emana del botadero contamina a toda la ciudad, en especial a habitantes de la comunidad de Cambalache y del resto de la parroquia Unare. “Nadie se ocupa de eso, los entes competentes lo saben, pero nadie hace nada, Mili Hernández y el gobernador Rangel Gómez conocen sobre todos los factores que contaminan a Guayana y no hacen nada, esa es su responsabilidad”, advierte Medina.   Juicio por calidad del agua El Movimiento por la Calidad del Agua introdujo en 2010 un recurso de amparo ante el Tribunal Supremo de Justicia para pedir el acceso a la información pública sobre los parámetros de calidad del agua y el estudio de impacto ambiental del trasvase desde el lago de Valencia hasta el embalse Pao-Cachinche que abastece a 3 millones de habitantes. El 22 de marzo de 2010, el movimiento interpuso otro recurso de amparo ante la Sala Situacional del TSJ, por el derecho a la salud y a un ambiente sano, pero fue hasta el 6 de mayo 2014 que el TSJ declinó su competencia a los juzgados municipales. El juicio lo lleva el Tribunal Tercero de la Gran Valencia, inició en julio.   Sin ofrecer datos Francisco Castro, miembro de la gerencia interinstitucional de Hidrobolívar, acudió a Correo del Caroní para pedir un derecho a réplica contra la bióloga, profesora, investigadora, doctora en Geografía especialista en hidrología, presidenta de la Sociedad de Biodiversidad del Escudo Guayanés Capítulo Venezuela, Judith Rosales. Castro se presentó sin informe ni cifras que refuten los datos ofrecidos por Rosales sobre la calidad del agua en Venezuela. Sólo trajo el recorte de periódico con la información. Calificó como “poco serio” el estudio hecho por la investigadora en 2010 y presentado en 2012, ya que a su juicio “ella tomó muestras del embalse de Macagua y no de la planta potabilizadora, yo invito a todos a tomar muestras del grifo de agua y que lo lleven a un laboratorio”. Al preguntarle sobre la existencia de un estudio que avale la información ofrecida por los ingenieros de Hidrobolívar, para darle credibilidad a su desmentido, aseguró que sí existen y se comprometió a servir de enlace con los expertos de la hidrológica para presentarlos públicamente.

Archivo

“El agua del embalse Macagua no está siendo tratada de forma correcta”

Judith Rosales, investigadora jubilada de aguas, explicó que el agua de toda la población de la franja de Unare, que cae en el embalse de Macagua, no está siendo tratada correctamente en las plantas potabilizadoras de Ciudad Guayana. “Lo que tenemos es una gran bomba en Macagua, porque todos los desechos del crecimiento poblacional es descargado ahí, esa agua no está siendo tratada de forma correcta”, aseguró. La declaración de Rosales se basa en análisis que ha hecho de muestras de agua tomadas de este lugar, y han visto los resultados de las bacterias y los coliformes fecales (Escherichia coli) por encima de la norma. Según el informe de armonización de los estándares de agua potable en las Américas de la Organización de Estados Americanos (OEA) los coliformes fecales son contaminantes microbiológicos que representan una contaminación fecal del agua. La cantidad de coliformes fecales mínima establecida por las guías de la OMS es de menos de mil por cada 100 mililitros. Rosales explica que cuando hay una cantidad alta de coliformes fecales en el agua la cantidad de insumos para potabilizarla debe ser mayor que la usual. “Considero que no están usando los insumos suficientes para potabilizar el agua, por eso creo que no cumplen con los estándares internacionales ni nacionales, un ejemplo de esto es la incidencia de enfermedades hídricas en el municipio”, argumentó. Las enfermedades hídricas a las que se refiere Rosales son amibiasis, hepatitis A, las mismas que el jefe del Distrito Sanitario II, Manuel Maurera aseguró que habían disminuido en Ciudad Guayana gracias a la gestión de Hidrobolívar. “El fin de semana un grupo de personas tomamos agua sin saber que era del grifo, y al otro día estábamos enfermos con diarrea, al analizar qué pudo haber sido resultó que fue el agua que consumí la noche anterior, y me comuniqué con el resto de las personas y estábamos todos enfermos”, aseguró.

Archivo

Hidrobolívar contradice denuncia laboral sobre el agua en San Félix

Herby Moreno, gerente de operaciones del acueducto Macagua San Félix, desmintió las denuncias hechas por miembros del sindicato de Hidrobolívar sobre la distribución del agua cruda a las comunidades. Los trabajadores manifestaron que desde el fin de semana el agua no recibe sulfato de aluminio ni cal hidratada como parte del tratamiento para ser potabilizada; según Jesús Meza, uno de los empleados, esto sucede porque la hidrológica le adeudaba a la empresa que distribuye los suministros. Luego de la protesta de este lunes la empresa envió los insumos y ya cuentan con sulfato de aluminio y cal hidratada para tratar el agua. Moreno aseguró que se está cumpliendo con las normativas y convenios internacionales en relación a calidad del agua, pero sin mostrar estudios o cifras que den fe del ajuste del recurso hídrico según estándares internacionales. Reiteró que cuentan con los suministros para potabilizar el agua y que sea apta para el consumo humano. El ingeniero explicó en que los procedimientos establecidos está la captación del agua desde la fuente, que luego llega a la planta para enseguida ser sometida a procesos químicos donde se trata desde el punto bacteriológico, color y Ph. Luego se lleva al tanque de almacenamiento para ser distribuida a la comunidad. Moreno indicó que en el proceso de potabilización el agua recibe la dosificación necesaria del sulfato de aluminio, luego pasa a los filtros y una vez el líquido filtrado se conecta a las celdas para la desinfección con la dosificación de cloro. Luego es enviada hasta los tanques de almacenamiento de 10 mil metros cúbicos, donde se aplica la cal para lograr la contextura de base y finalmente pasa a la red de distribución. El ingeniero especificó que la planta cuenta con tres módulos de seis filtros para dos mil litros de agua cada uno. Sin embargo, Edilio Yépez, empleado con seis años en la empresa, desmintió que todos los filtros estén funcionando. “Yo no puedo quedarme callado, eso es mentira que todos los filtros están funcionando, el módulo B no funciona, en el módulo A y C están trabajando con poco más de 50 por ciento de su capacidad, en cada módulo trabajan cuatro de seis filtros”, señaló Yépez. Los miembros del sindicato no les permitieron la entrada al encuentro con los ingenieros ni los medios de comunicación. Ellos declararon al salir de la reunión. Lenny Moya, gerente de control de calidad de Hidrobolívar, calificó de irresponsables las acusaciones hechas por el sindicato de la empresa. Reiteró que se cumple con el tratamiento de potabilización, además de las medidas internacionales que exige la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la calidad del agua. Los ingenieros no presentaron ningún estudio que valide su declaración. La explicación no precisó con pruebas las preguntas formuladas sobre calidad del agua y pureza. Solo se limitaron a decir que: “nosotros aplicamos el tratamiento que corresponde, desinfección, clarificación, en esta planta tenemos proceso de coagulación, floculación, similar a lo que hacemos en otras plantas del estado Bolívar (…) por ejemplo en cuanto al parámetro bacteriológico, los cloros residuales deben estar por encima de 0,3 y nosotros los llevamos a 0,5 miligramos por litro”. Estándares internacionales Moya indicó que los parámetros que se controlan en el tratamiento del agua son olor, Ph, turbiedad, cloros residuales y parámetros bacteriológicos. Con respecto al color, señaló que es un parámetro de estética, y por tanto, no está enmarcado como aspecto sanitario. “No es lo mismo que yo te ofrezca un vaso lleno con agua cristalina, a que te ofrezca un vaso lleno con agua amarilla, obviamente vas a tomarte el cristalino, pero eso no significa que esté purificado”, reiteró. Sobre este aparte, en la Guía para la Calidad del agua potable de la Organización Mundial de la Salud (OMS), explican que el agua no debe presentar olores ni sabores que resulten desagradables para las personas, de igual forma, los consumidores evalúan la calidad del agua basándose en sus sentidos, es decir cómo huele o se ve. En el capítulo I de esta guía de la OMS, en el título Aspectos relativos a la aceptabilidad, reza: “los consumidores pueden considerar que el agua muy turbia, con mucho color, o que tiene un sabor u olor desagradable es insalubre y rechazarla. En casos extremos, los consumidores pueden evitar consumir agua que es inocua pero inaceptable desde el punto de vista estético, y consumir en cambio agua de otras fuentes cuyo aspecto sea más agradable pero que puede ser insalubre”. La ingeniera aseguró que los tratamientos van dirigidos a clarificar el líquido y a eliminar la parte bacteriológica que es donde tienen mayor impacto en la salud pública.   Marco jurídico en Venezuela El 2 de enero de 2007 salió publicado en Gaceta Oficial 38.595, la Ley de Aguas que tiene como objetivo establecer las disposiciones que rigen la gestión integral de las aguas, como elemento indispensable para la vida y el desarrollo sustentable de un país. En el artículo 21 del texto indica que la organización institucional para la gestión de las aguas comprende desde el ministerio con competencia en la materia hasta los consejos de planificación pública. En cuanto a la calidad del agua existe otro documento que fue publicado el 13 de febrero de 1998 llamado Normas sanitarias de calidad del agua potable. En esta norma se especifica que el agua potable destinada al abastecimiento público “deberá contener en todo momento una concentración de cloro residual libre en cualquier punto de la red de distribución de 0,3 y 0,5 mg/L”. La ingeniera Moya aseguró que este parámetro se cumple en el proceso de desinfección y potabilización del agua que es distribuida en las comunidades. El documento señala que los niveles mínimos y máximos que debe poseer el agua: color entre 5 a 15 Unidad de Color Verdadero (UCV) ; turbiedad entre 1 a 5 Unidad Nefelométricas de Turbiedad (UFT); PH de 6,5 a 9; aluminio de 0,1 a 0,2 mg/l; cloruro de 250 a 300 mg/l; cobre de 1.0 a 2