miércoles, 28 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Zamora se quedó con las manos vacías

El Atlético Mineiro se impuso por 2-1 ante el equipo venezolano para acceder a la Copa Sudamericana.

Barinas.- El brasileño Atlético Mineiro, con doblete de Alerrando, venció 2-1 este martes al venezolano Zamora FC en el cierre del Grupo E de la Copa Libertadores-2019 y ganó un valioso premio de consuelo: una plaza en la presente Copa Sudamericana.

Ya la clasificación a los octavos de final de la Libertadores era imposible para el ‘Galo’ en un grupo dominado por Cerro Porteño de Paraguay y Nacional de Uruguay, pero el triunfo en el estadio La Carolina de Barinas le dio el tercer puesto de la llave y, con ello, un lugar en la segunda ronda de la Sudamericana.

Alerrando anotó en los minutos 25 y 36 frente a un rival voluntarioso, aunque ingenuo, primero al aprovechar un centro del lateral izquierdo Fábio Santos y después al cabecear un servicio del lateral derecho Patric tras un grueso error en la salida del guardameta local, Joel Graterol.

El joven atacante de 19 años recibió del entrenador Rodrigo Santana la oportunidad de ser titular en en lugar del 9 habitual del equipo: Ricardo Oliveira.

El uruguayo Jorge Ignacio González descontó en el 59 de penal. Problemas con la iluminación del estadio en medio de los apagones que vive Venezuela provocaron una paralización temporal al borde del final y cortaron el impulso local en busca de la reacción, que no pudo ser retomado al reanudarse el juego.

El Grupo E culminó con Cerro Porteño como líder, con 13 puntos, escoltado por Nacional, también con 13, pero peor diferencia de goles. Atlético Mineiro cierra con 6 unidades y Zamora con 3.

– Cuestión de pegada –

Zamora tomó el control del balón con el mediocampista Pedro Ramírez como eje, pero Atlético Mineiro hizo valer un punzante fútbol directo.

Aunque el equipo de Alí Cañas había asumido la iniciativa, el arquero visitante, Cleiton, disfrutaba de tranquilidad. Un disparo desviado del paraguayo Guillermo Paiva, en el minuto 18, fue la más peligrosa de las ocasiones de los venezolanos en las primeras de cambio. 

El ‘Galo’ no tardó en hacerle pagar su falta de pegada.

Nathan abrió hacia la banda izquierda ante la proyección de Fábio Santos, quien sacó un centro rasante que Alerrando -ganándole las espaldas a la defensa llanera- empujó a la red sin mayor oposición.

La ruptura del empate no cambió la tónica: Zamora siguió fiel a la esférica y Atlético Mineiro continuó apostando por un juego más directo.

Y otra vez apareció Alerrando. 

Sacó mal el portero Graterol y Patric lanzó un servicio al área que remató de cabeza, con acierto, el prometedor punta.

Al borde del descanso, Jader Maza probó con un venenoso tiro desde fuera del área. Cleiton voló para desviar a córner.

– Se apagó la luz –

Zamora venía de derrotar 2-1 a Cerro en su anterior presentación en la Copa Libertadores, rompiendo una cadena -sin precedentes- de 17 derrotas consecutivas en la cita continental.

Del otro lado, Atlético Mineiro ratificó su buen momento, con un arranque perfecto en el Brasileirao: nueve puntos en tres fechas.

Pese al castigo, Zamora no renunció a su idea y Cañas incluso dio entrada a otro tocador: Gustavo Rojas.

Llegó entonces el penal, cometido por el central Igor Rabello sobre Ramírez. Ejecutó González, suave, por el medio, engañando a Cleiton.

A Zamora el empate le servía para apoderarse del cupo en Copa Sudamericana.

Las luces del estadio se apagaron cuando estaba por culminar el choque y los locales apretaban, lo que obligó a una breve paralización. Cuando se reanudó el duelo, la luz por la reacción blanquinegra se había difuminado.