lunes, 26 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Y no fueron tan Bravos ante los Filis

Filadelfia terminó por eliminar más temprano que tarde a los actuales campeones de la Serie Mundial, los Bravos de Atlanta que cayeron vapuleados por 8-3 en el cuarto partido de la serie. Los Padres serán sus rivales.

Filadelfia.- Bryce Harper se quedó parado en el clubhouse, tan inmóvil como cuando contempla un jonrón que acaba de conectar. Estoico, aceptó que sus jubilosos compañeros de Filadelfia le vaciaran encima botellas de champaña y cerveza.

Ni siquiera las gafas de nadador de Harper lo protegieron suficientemente del alcohol que se derramaba por sus mejillas.

«Está muy fría, pero está buena», gritó Rhys Hoskins a la cara de Harper.
Un equipo que estaba completamente extraviado en mayo luce de pronto como candidato al cetro en octubre.

Brandon Marsh bateó un cuadrangular de tres carreras y J.T. Realmuto aportó un jonrón de campo para que los Filis se instalaran en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional por primera vez desde 2010, al doblegar el sábado 8-3 a los Bravos de Atlanta, monarcas de la última Serie Mundial.

Realmuto se convirtió en el primer cátcher en batear un cuadrangular dentro del parque en la historia de la postemporada, mientras que Bryce Harper dejó el cuarto duelo de la serie prácticamente resuelto con un jonrón.

Los Filis ganaron 3-1 la serie divisional y se medirán en la fase siguiente a San Diego que eliminaron a los favoritos Dodgers de Los Ángeles.

Filadelfia finalizó en el tercer puesto de la División Este, 14 juegos detrás de los Bravos, que consiguieron 101 victorias en esta campaña regular. Sin embargo, los Filis lucen muy distintos bajo el mando del piloto Rob Thompson, quien reemplazó al despedido Joe Girardi y transformó a un equipo que languidecía con un registro de 22-29 a comienzos de junio.

«Tuvimos altibajos durante la temporada, como cualquier otro equipo. Pero todos sabíamos que responderíamos en algún momento y comenzaríamos a ganar de nuevo», aseveró Thompson. «Y lo hicimos».

La eliminación de Atlanta implica que no ha habido un equipo que repita como campeón en las Grandes Ligas desde que los Yanquis de Nueva York ganaron tres títulos en fila, de 1998 a 2000.

«Como les dije a los jugadores, la meta cuando terminamos el entrenamiento de pretemporada es ganar la división. No tienes oportunidad de hacer nada especial, porque nunca sabes lo que va a pasar. No sabes qué equipo estará candente, qué cosas saldrán bien para que avances mucho en la postemporada», dijo el manager de los Bravos, Brian Snitker.

«Y lo logramos. Pero lo demás no ocurrió para nosotros este año».

Está ocurriendo para Filadelfia, que finalizó en el tercer puesto de la División Este, con 87-7, debajo de los Bravos y de los Mets de Nueva York.

Pero los Filis barrieron por 2-0 a San Luis, campeón de la División Central, en la nueva serie de comodines.

Y tras ganar un duelo en Atlanta, lucieron mucho más poderosos en su casa. El Citizens Bank Park vibró durante dos duelos consecutivos, con una multitud que no se cansó de saltar ni agitar toallas.

«Me sentí como si estuviera con ellos ahí», dijo Harper. «Han estado con nosotros cada día… y esto es lo que querían ver, querían que jugáramos con todo, nada más».

Por los Bravos, los venezolanos Ronald Acuña Jr. de 4-0, William Contreras de 3-0, Oswaldo Arcia de 3-2 con una anotada y una empujada. El puertorriqueño Eddie Rosario de 3-0.

Por los Filis, el dominicano Jean Segura de 4-3 con dos anotadas.