viernes, 23 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Wilmer Flores: “Soy magallanero desde que nací”

“Soy de Valencia, así que obviamente soy magallanero desde que nací”, fueron parte de las primeras palabras que esbozó el ligamayorista de los Gigantes de San Francisco. “Para mí y mi familia es un gran honor pertenecer a la nave. De verdad estoy muy contento de llegar al equipo”.

Valencia.- Hace tan solo unos días se anunció el cambio a través del cual el grandeliga Wilmer Flores llegó a los Navegantes, junto con Diego Rincones. Un movimiento que se esperaba desde hace algún tiempo y, para bien del propio pelotero, la organización y sus fanáticos, finalmente se concretó.

Ya era bien sabido el deseo que tenía Flores de vestir el uniforme del Magallanes, el equipo de su ciudad y del cual fue fanático desde niño cuando asistía a los juegos en el Estadio José Bernardo Pérez de Valencia, y aunque se llevó un poco más de lo esperado, finalmente es una recompensa para él.

“Soy de Valencia, así que obviamente soy magallanero desde que nací”, fueron parte de las primeras palabras que esbozó el ligamayorista de los Gigantes de San Francisco. “Para mí y mi familia es un gran honor pertenecer a la nave. De verdad estoy muy contento de llegar al equipo”.

Esta transacción no solo es un movimiento que indudablemente refuerza al equipo naviero, sino que al mismo tiempo es un sueño cumplido para el infielder, con 11 años de experiencia en las Grandes Ligas.

“Claro que valió la pena la espera. Este año creo que se había tratado varias veces hacer el cambio, pero no se había podido, y bueno, llegó el día en que se concretó y estoy bastante contento por esta oportunidad, que además me permite regresar a la LVBP”, agregó Flores.

Pero más allá de todo eso, de finalmente arribar al equipo de sus amores, de quererlo desde hace un buen tiempo, al igual que lo quería la directiva del equipo, hay un punto importante que inmediatamente surgió al momento de darse la noticia del cambio, y no es más que su posible participación con el equipo.

“Claro que voy a jugar esta temporada”, ratificó el paleador derecho, que actualmente con San Francisco acumula promedios de .300/.358/.535, con 15 cuadrangulares, 39 producidas y 38 anotadas en 87 encuentros. “Si Dios quiere y todo sale bien en diciembre estaré con el equipo”.

Con eso ya en el panorama es mucho lo que puede aportar a la nave “Catire”, como se le conoce al jugador del cuadro. No sólo aportará su bate de vasta experiencia en las Mayores, sino que su versatilidad a la defensa le dará un abanico de oportunidades al mánager Miguel Cairo, pues puede jugar como inicialista, camarero y antesalista.

Por otro lado, algo que no hay que dejar pasar son las sensaciones que espera tener en su debut con la nave. Cree que por su mente pasarán muchas memorias de la infancia que fortalecieron su lazo con el equipo.

“Me vendrán recuerdos de cuando niño iba a los juegos con mi familia y veía a Edgardo Alfonzo y Endy Chávez”, confesó con orgullo. “De verdad que jugar para la nave es muy especial para mí, y lo mejor de todo es que jugaré en frente de toda mi familia”. lvbp.com