jueves, 13 junio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Willson Contreras se gozó su vuelta a Chicago

Siempre dijo que el equipo de sus amores, pero cuando los fanáticos de los Cubs comenzaron a silbarlo, el venezolano comenzó a batear y fue clave para el triunfo de los Cardenales de San Luis por 3-1 sobre Chicago

Chicago.- Un día después de negarse a “seguir por el camino por el que vamos… y posiblemente terminar en un lugar peor a largo plazo” con el venezolano Willson Contreras como su receptor, los Cardenales se esforzaron para reforzar su relación y confianza con el tres veces convocado al Juego de Estrellas, quien regresó el lunes al lugar donde tuvo su mayor éxito como profesional.

El dirigente de San Luis, el dominicano Oliver Mármol, organizó reuniones antes y después del partido del domingo, donde los jugadores veteranos como Adam Wainwright y Jack Flaherty pudieron recordarle a Contreras que todavía es gran parte de su futuro — tanto en la parte gruesa de la alineación como receptor titular en un futuro no tan lejano. De todas maneras, el hecho que persiste es que los Cardenales estaban lo suficientemente preocupados sobre la falta de conexión del careta con un tambaleante grupo de lanzadores que decidieron apartarlo de la receptoría por un tiempo indefinido.

“Teníamos la alternativa de seguir por el camino por el que íbamos, y la verdad pienso que es posible que hubiéramos terminado en una situación peor — a largo plazo — de por la que estamos pasando ahora mismo”, declaró Mármol antes del choque de sus Cardenales contra los Cachorros el lunes en el Wrigley Field. “Esto es simplemente ruido; esto desaparecerá.

“Parece algo impulsivo… pero en realidad creo que es proactivo”, agregó Mármol.

El sábado, en una serie de movimientos que hasta el propio Contreras reconoció que lo “tomaron por sorpresa”, la gerencia y el cuerpo técnico de los Cardenales decidieron trasladar al receptor estelar — y su gran firma invernal — a un rol de bateador designado para tratar de encaminar a un cuerpo monticular que ha tenido muchos problemas.

Y el lunes, unas tres horas y media previo a su primer juego en ocho temporadas como miembro de los odiados rivales en Wrigley Field, Contreras admitió que se sentía un poco nervioso acerca de la recepción que podría tener de parte de los fanáticos que lo adoraban cuando vestía el uniforme azul de los Cachorros, pero quienes ahora forman parte de la oposición siendo él un Cardenal.

Contreras saludó a los 30,937 aficionados después de que los Cachorros mostraron un video de tributo y le aplaudieron al ingresar al plato para batear, pero el resto de la noche fueron abucheos. Una vez que Contreras vivió en persona los abucheos, algo se encendió dentro de él, y el venezolano no pudo evitar levantar sus brazos al aire húmedo y frio y generar aún más estruendo de parte de la misma fanaticada que lo vitoreó en 2016 cuando ayudó a traer un campeonato de Serie Mundial a la “Ciudad de los Vientos”.

Contreras tuvo noche de dos hits y dos remolcadas en su retorno al Wrigley Field, incluyendo un doble del desempate para que los Cardenales vencieran por 3-1 a los Cachorros. De hecho, conectó tres de los batazos más duros que ha registrado en lo que va de la campaña.

“Hubo un par de personas que me abuchearon, y eso me encanta. Cuando eres abucheado, eso significa que estás haciendo algo bien”, declaró Contreras acerca de haber levantado ambas manos para provocar más abucheos de los presentes. “Esos abucheos fueron como una motivación para mí. Y al mismo tiempo, cuando estaba haciéndolos [los gestos con las manos] vi que mis compañeros también reaccionaron, entonces seguí haciéndolos”.

Los Cardenales le arrebataron los servicios de Contreras a los rivales Cachorros en diciembre, cuando lo firmaron por cinco años y US$87.5 millones. En ese momento, enfatizaron que lo habían firmado para que fuera el cátcher que reemplazaría al legendario receptor puertorriqueño Yadier Molina, quien se retiró.

“Quiero mucho a los Cachorros y no tengo resentimiento hacia ellos”, aclaró Contreras. “Crecí aquí, pero la vida me puso en un lugar diferente ahora y tenemos que seguir adelante”.mlb.com