martes, 27 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Venezuela ganó subcampeonato en la Copa del Mundo de espada

Encabezados por el medallista olímpico, el guayanés Rubén Limardo y sus hermanos Francisco y Jesús, más Gabriel Lugo el equipo venezolano obtuvo la medalla de plata en la Copa del Mundo de esgrima

Redacción.- La cuarteta de espadachines criollos, encabezados por el medallista olímpico, el guayanés Rubén Limardo, junto a sus hermanos Francisco y Jesús, más el aporte de Gabriel Lugo, obtuvieron la medalla de plata en la Copa del Mundo de espada que se disputó en Buenos Aires-Argentina.

Un estimulo especial para el nacido en Ciudad Bolívar y medallista Olímpico en Londres-2012, Rubén Limardo, que a sus 37 años de edad inicia un nuevo camino para estar presente en la cita Olímpica de París-2024, con lo cual cumpliría su meta de estar en cinco olimpiadas.

La cuarteta venezolana, clasificó por equipos a las semifinales, dejando en el camino al cuarteto de los Estados Unidos, el gran rival de la región para los criollos.

En la final de Buenos Aires se midieron al fuerte equipo de Hungría, que tuvo en sus filas a tres tiradores, ubicados dentro de los mejores exponentes de esta especialidad en el ranking mundial de esta arma.

La pizarra terminó 32-26 a favor de los húngaros.

Para el medallista el guayanés fue un fin de semana de alto vuelo, pues, un día antes, se metió quinto en la contienda individual, una clara señal de que su físico está bien, tras someterse a una cirugía en una rodilla a mediados del año pasado, y le queda esgrima como para lograr la meta que se propuso para cerrar su ilustre carrera: clasificar a París 2024 y participar en una cita olímpica por quinta vez.

La palabra de Rubén Limardo
“De verdad contento de estar nuevamente en una final de una Copa del Mundo, nos da mucha confianza para la clasificación hacia los Juegos Olímpicos París 2024, que será muy complicada porque hay equipos de mucho nivel. No hacíamos un podio desde 2013, aquí mismo en Buenos Aires, en esta oportunidad estuvimos en la final, perdimos contra Hungría, me pegó un poco el cansancio, lo intenté dos veces, el árbitro en una acción dudosa, no la dio a favor y me sacó amarilla, pero así es la esgrima, esta vez le tocó a los húngaros, un muchacho que cerró más fresco y yo más cansado, pero al final contentos porque estamos ahí”, declaró el mayor de los Limardo al equipo de prensa de Panam Sports.