martes, 16 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Venezuela acaba con sequía de 15 años y se corona campeón de Serie del Caribe

Ozzie Guillén consigue una hazaña, al ser campeón de la Serie Mundial en 2005, monarca de la LVBP en la 2023-2024 y ahora se titula en la Serie del Caribe.

Los Tiburones de La Guaira han marcado un hito en el béisbol caribeño, tras cortar una racha adversa para Venezuela de 15 años sin ganar la Serie del Caribe. El equipo dirigido por Ozzie Guillén volvió a hacer historia, tras derrotar 3 por 0 a los Tigres del Licey de República Dominicana.

Desde 2009 los representantes de Venezuela no alzaban la voz en un torneo de este tipo. Pero La Guaira, un equipo que ganó su título doméstico por primera vez en 37 años, también celebró en Miami, una plaza que presentó el récord de asistencia del evento con 36.667 aficionados.

Ricardo Pinto, el as de Venezuela, volvió a demostrar que es el mejor lanzador abridor de la LVBP. El derecho, que venía de ser el MVP de la final de la LVBP, fue clave con 5.2 innings, sin carreras permitidas, un boleto y cuatro ponches.

Venezuela enfrentaba a uno de los mejores lanzadores del Caribe, como lo es el veterano César Valdez. Con una carrera en el cuarto episodio, el conjunto escualo inauguró el marcador, gracias a un elevado de sacrificio de Alcides Escobar con las bases llenas.

Luego la fiesta siguió en el quinto tramo, con sencillo de Wilfredo Tovar y triple posterior de Hernán Pérez, para anotar la segunda anotación del conjunto venezolano. Pérez después iba a anotar la tercera rayita gracias a un roletazo de Odúbel Herrera.

El relevo venezolano funcionó a la perfección con Jorgan Cavanerio para terminar con el último out del sexto, Silvino Bracho en el séptimo, Anthony Vizcaya en el octavo y Arnaldo Hernández en el noveno para desatar la alegría de La Guaira.

Ozzie Guillén consigue una hazaña, al ser campeón de la Serie Mundial en 2005, monarca de la LVBP en la 2023-2024 y ahora se tituló en la Serie del Caribe.

El guión del año mágico de Tiburones no pudo terminar de la mejor manera. Título en su país por primera vez desde 1986, un no hit no run en la Serie del Caribe en un encuentro ante Nicaragua y la guinda del pastel con el cetro del torneo caribeño. ¡La Guaira celebra en grande!

Oswaldo Guillén sigue haciendo historia

Tras vencer a Curazao en semifinales, el piloto bromeó en la rueda de prensa sobre las malas rachas con las cuales terminó.

Oswaldo Guillén se convierte junto a Tommy LaSorda en los únicos estrategas en ganar una liga invernal, el clásico caribeño y la Serie Mundial.

La sequía de los Medias Blancas de Chicago fue de 88 años tras ganar en 2005 después de una larga espera iniciada en 1917. Mientras que con los Tiburones detuvo la mala racha en 37 calendarios. Sin dejar a un lado los 15 años que no ganaba un representante de la LVBP en la Serie del Caribe.

“Cuando sumas 88, más 37, más 15, es igual a Oswaldo Guillén”, dijo soltando carcajadas.

La voz de los protagonistas

La gerencia escuala seleccionó a los refuerzos indicados. Fortalecieron la línea central y marcaron diferencias en Miami. El récord de 7-1 se debe en gran parte a la química del club y el aporte de sus invitados.

Ramón Flores defendió el jardín derecho y el central con autoridad. No será recordado únicamente por sus engarces de feria en el no hit no run de Ángel Padrón, también por su aporte ofensivo: .345 AVE (29-10, OBP .441, 8CI y 5 CA).

“Lo dije desde el primer día, que vine a disfrutar y eso fue lo que pasó. Dejé que todo fluyera. Todos hicimos el trabajo para ganar, defendimos a nuestra patria. Nos sentimos en casa en todo momento, eso fue un plus. Jugamos una pelota increíble en todo momento”, afirmó Flores.

Por su parte, Wilfredo Tovar, no sólo resolvió con solvencia su asignación en las paradas cortas, sino que no paró de batear.

“Era un solo juego y había que cruzar la raya para ser campeones. Hicimos tremendo trabajo, salieron los batazos oportunos, fuimos agresivos. Pinto y el pitcheo en general estuvieron intratables”, señaló Tovar quien disparó dos cohetes ante César Valdez y promedió un astronómico .370 (27-10) en el Clásico del Caribe.

Entretanto, Hernán Pérez fue galardonado como el primera base en el Todos Estrellas del torneo. El propio Oswaldo Guillén dejó saber que fue el primer nombre que propuso como refuerzo.

“Jugamos con el corazón, todos nos fajamos. Nos inspiró también ver cómo Yasiel Puig hizo lo que pudo con una lesión en una de sus rodillas. Un hit suyo prendió todo. Ricardo Pinto es un caballo y el bullpen con hasta cuatro lanzadores que son cerradores fueron claves”, indicó Pérez.

Alcides Escobar fue otra de las figuras de La Guaira. El infielder ahora ostenta una Serie Mundial con los Reales de Kansas City y le suma a su reciente título con los Tiburones, el trofeo de monarca del Caribe.

“Le doy gracias a Dios, realmente ahora puedo decir que lo he ganado todo”, mencionó un emocionado Escobar. (LVBP Noticias | lvbp.com)