miércoles, 21 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Tiburones acabó con el invicto de los Leones

La Guiara celebró su cumpleaños 60 superando a su gran rival los Leones del Caracas a quienes vencieron por 8-7 terminando con la imbatibilidad de los melenudos en el arranque de la temporada de la LVPB

Caracas.- Se repitió la historia. La del 31 de octubre de 2012, cuando el conjunto Tiburones de La Guaira celebró en alto su sesenta aniversario, después de dar cuenta de Leones del Caracas con un jonrón importante del recordado emergente Rafael Álvarez.

Una década después, en su cumpleaños 60, los litoralenses no se dejaron aguar la fiesta por los capitalinos y se quedaron con un partido en el que llegaron a estar abajo hasta por cinco carreras (6 a 1), en el quinto inning y consumaron la remontada para el 8-7 definitivo.

Aunque con diferencia a aquel memorable encuentro en el Estadio Universitario, este triunfo guairista no contó con uno, sino con varios paladines. Uno de ellos, el primero en hacerse sentir, fue Maikel García.

El guaireño de nacimiento fue el guía de la remontada después de despachar un triple barre bases en la parte alta del capítulo cinco, que no solo acercó a los salados en la pizarra (6-5) sino que le devolvió el ánimo al resto de sus compañeros.

“Una de las claves fue no perder el enfoque. Sabía que me iba a llegar un turno bueno en el partido, eso fue lo que hice cuando se me presentó la situación y pude dar ese batazo”, explicó García, que en sus visitas previas al cajón de bateadores se había ponchado en un par de ocasiones.

Hasta antes de la conexión de García, el Caracas estaba siendo claro dominador del encuentro. Todo, después de capitalizar al menos un par de errores litoralenses, ambos del tercera base Juan Fernández.

En el tercer tramo, Freddy Fermín, receptor y séptimo en el orden ofensivo de los melenudos, sacó partida de la primera pifia de la jornada para el antesalista Fernández y con las almohadillas repleta, largó doblete hacia la pradera derecha que llevó a todos sus compañeros hasta el plato, incluido a Alexander Palma, que instantes antes había abierto la pizarra con sencillo remolcador.

Los parciales caraquistas, que asistieron como visitantes al desafío, gritaban y se mofaban de sus rivales de turno. Lo siguieron haciendo hasta un poco más adelante, cuando los capitalinos ampliaron todavía más la ventaja, gracias a jonrón solitario de Gabriel Noriega y anotada de Lenyn Sosa, con rodado para out de Palma, en un quinto capítulo que se extendió por la segunda marfilada de la tarde-noche para Fernández

Aunque, como todas las tantas situaciones que regala el beisbol, al novel toletero salado le llegó la oportunidad de reivindicarse, tan pronto como en el séptimo episodio, cuando abrió la compuerta a la remontada con su primer cuadrangular de la campaña, uno de dos anotaciones que en ese momento igualó las acciones 7-7 y puso a vibrar a gran parte de la tribuna derecha del Universitario, donde se conglomeró una importante cantidad de fanáticos escualos.

“Salí a buscar un pitcheo que estuviera bueno para hacer daño y mirar el resultado. Como todos pudieron ver no me fue muy bien en la defensa; con todo y eso me mantuve enfocado turno a turno, porque yo sé que ayudar al equipo con el bateo también es importante”, exclamó Fernández, con rostro de satisfacción tras el compromiso.

El ataque no acabaría allí. Base por bolas a Diego Infante por parte de Jesús Zambrano, relevista caraquista de turno, y un posterior wild pitch, le dejó la mesa servida a Franklin Barreto para que se colocara la capa de héroe y con sencillo a la zona izquierda remolcara la que al final se convirtió en la rayita de la cuarta victoria de la naciente zafra para Tiburones.

“Bastante contento. De ser quien conectó el hit para irnos arriba. Estuve siempre tratando de hacerle swing a los pitcheos que están más cerca de la zona, así fue como pude conectar el batazo. Siempre nos mantuvimos positivos.

El juego no se acaba hasta que se hagan los 27 outs, confiamos de que podíamos hacer las carreras y gracias a Dios salieron las cosas”, dijo Barreto.

Caracas amenazó con una emboscada en el noveno episodio frente al cerrador Edubray Ramos; sin embargo, un certero disparo desde el jardín derecho de Diego Infante para sacar out a Ángel Aponte (entró como corredor emergente por Oswaldo Arcia) en el tercer cojín se encargó de diluirla, y así La Guaira aseguró celebrar en alto su día aniversario y además acabar con la imbatibilidad con la que llegó Leones al enfrentamiento.

“Este triunfo es muy importante, porque vinimos de atrás y con eso le estamos dando un mensaje a todos los equipos que con nosotros no pueden descuidarse”, sentenció Juan Fernández.

El derecho estadounidense Sam Bordner, en labor de 1.1 innings inmaculados, se adjudicó la decisión ganadora. Zambrano, que recibió 3 anotaciones, cargó con el descalabro y Ramos puso su segundo candado de la contienda.