viernes, 23 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Tiburones a la punta tras “hundir” a la nave

Con un amplio triunfo de 13-6 sobre los Navegantes del Magallanes, La Guiara escaló hasta el primer lugar para compartirla con los Leones en el inicio de la quinta semana de la pelota criolla.

Caracas.- A pesar de contar con un buen inicio de temporada en la LVBP 2022-2023, mucho se habló recientemente sobre la poca producción de la ofensiva de Tiburones de La Guaira, que hasta antes de la jornada de este martes presentaba el tercer average más bajo del torneo (.247) y en la semana anterior fue blanqueada en par de oportunidades.

Bajo este clima adverso para los bateadores, los escualos se presentaron para enfrentar por tercera vez en el vigente curso a Navegantes del Magallanes y demostraron de qué son capaces al desplegar un furioso ataque frente al pitcheo naviero y alzarse con el triunfo por amplia pizarra de 13 a 6 en el Estadio Universitario de Caracas.

La victoria le sirvió a los salados para emparejar la punta de la tabla de posiciones junto con Leones del Caracas, después de que este sucumbiera en Puerto La Cruz frente a Caribes de Anzoátegui. El récord de ambos clubes es ahora de 12 y 6.

El juego suponía un duelo de pitcheo, contando con los encargados de hacer los tiros iniciales por cada bando. De un lado aparecía Erick Leal, uno de los escopeteros más efectivos de las últimas temporadas en la LVBP, encimado en el morrito por los filibusteros haciendo contraparte a Víctor Díaz, cabecilla de la rotación litoralense.

Ambos transitaron las dos primeras entradas sin magulladuras, con todo y que Díaz permitió imparables de los dos primeros rivales que encaró. Se recuperó y pudo salir ileso, al tiempo que Leal ejercía un dominio absoluto sobre las estacas litoralenses.

En el tercer acto Díaz fue descifrado, ahora sí, por el inesperado poder del noveno y primer bate magallanero, Rayder Ascanio y Edwin García, respectivamente. Este dúo se combinó para conectar jonrones consecutivos, sus primeros del certamen, y silenciar la algarabía de la afición guairista presente en el Parque de la UCV.

Los batazos, aunado al yugo que implantó Leal al retirar en fila a los nueve bateadores con los que se midió de inicio, colocaban a La Guaira con un panorama nada alentador. No obstante, en el cuarto acto apareció Franklin Barreto con un mensaje de “no cunda el pánico”, para igualar las acciones con su segundo tablazo de recorrido completo de la zafra, que encontró a Ehire Adrianza en la inicial, antes embasado por boleto.

“Estoy tratando de hacerle swing a los lanzamientos que están más cerca de la zona y están saliendo los batazos oportunos. Dejé pasar unos cuantos pitcheos que fueron bolas, pude esperar el indicado y salieron las cosas”, describió “Kaki” al departamento de prensa del conjunto salado.

El bullerío y el retumbar de la samba volvió a percutir en el lado derecho del Universitario, aunque no por mucho tiempo. Porque en la apertura del quinto, Magallanes volvió a tomar la delantera como consecuencia de un largo doble de Alberth Martínez para remolcar desde la primera almohadilla al golpeado Miakel Serrano. Todo, ante los disparos del derecho Ramón García Jr., quien reemplazó a Díaz un episodio antes, cuando este se había metido en problemas.

Pese a la situación, La Guaira no se amedrentó y respondió enseguida contra el propio Leal, al que le fabricó un par de rayitas con Maikel García, una vez más, como el máximo responsable. El campocorto guaireño sonó petardo al jardín izquierdo que fletó a dos compañeros, antes de él ser puesto out en la intermedia en intento de conseguir una base extra. El daño ya estaba hecho.

La Guaira pasó al frente y de allí en adelante se hizo absoluto acreedor del partido. lvbp.com