sábado, 22 junio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Salomón Rondón: “Me encontré un paraíso”

El delantero venezolano vive a sus 34 años su mejor temporada, fue elegido el MVP de la Copa de Campeones de la Concacaf, donde sus goles le dieron el título al Pachuca mexicano.

Más que un milagro de longevidad en el fútbol, que el venezolano Salomón Rondón haya cumplido la mejor temporada de su carrera a los 34 años es resultado de que el delantero recuperó la alegría de cuando era niño y jugaba sin zapatos de marca en Catia, el barrio caraqueño donde nació.

“Si uno de la cabeza está pleno, las cosas salen solas y es lo que me ha pasado en estos seis meses”, dijo Rondón a la prensa mexicana después de ser nominado el jugador más valioso de la Copa de campeones de Concacaf, en la que ganó el título con Pachuca.

En una liga en la que han fracasado algunos jugadores de clase mundial, difícil porque las sedes tienen cambios de altitud, clima y condiciones, el venezolano sólo necesitó 78 minutos para mostrar su vigencia como delantero de primera fila.

El 13 de enero, en la altitud de la Ciudad de México, el caraqueño recortó en el área y de pierna zurda convirtió el gol con el cual el Pachuca derrotó por 0-1 al Cruz Azul. Como por efecto dominó, a partir de ahí las anotaciones cayeron, sobre todo en momentos claves y el sudamericano se convirtió en el mejor jugador del fútbol mexicano.

Campeón goleador del torneo Clausura con ocho goles, Rondón hizo un tanto en la repesca (‘play in’) y convirtió uno de los dos con los que Pachuca empató 2-2 la serie de cuartos de final con América, aunque fue eliminado porque el rival jugó mejor la fase regular.

“Me encontré un paraíso”, dijo Rondón al resumir sus primeros meses con el Pachuca al que llevó a ganar la liga de Concacaf con dos goles en la final, una manera de confirmar su condición de jugador más valioso del torneo, líder artillero con nueve dianas.

Pese a su experiencia en la Liga Premier Inglesa, La Liga, el fútbol de su país, el de Rusia, el de China y el de Argentina, Salomón llegó humilde a Pachuca, un equipo que apuesta a los jóvenes y estableció química tanto con figuras como el marroquí Oussama Idrissi y el colombiano Nelson Deossa, como con los novatos.

Fue como el hermano mayor de los principiantes y con Idrissi hizo su mejor dupla; el neerlandés naturalizado marroquí fue el líder en asistencias y puso varios tantos al caraqueño, lo mejor de Pachuca en la liga y en el torneo regional.

Los tuzos del entrenador Guillermo Almada ganaron su sexto título en seis finales de Concacaf con lo que se hicieron del derecho a jugar el Mundial de clubes del próximo año, en el que Salomón saldrá a confirmar que 35 de edad es sólo un dato y puede seguir jugando al máximo nivel.

Obsesivo con el trabajo, a Salomón se le vio este año golpear la pera de boxeo, hacer ciclismo en bicicleta estática, trabajar su capacidad aeróbica y hacer fuerzas, lo cual lo mantiene en un estado físico que lo hace parecer más joven.

En gran forma deportiva, Rondón será clave en la selección de Venezuela que jugará este verano la Copa América en la cual el atacante coincidirá con algunos de sus amigos y rivales de la Liga Mx porque la ‘vinotinto’ asumirá la fase de grupos en la misma llave que México.

“Recemos porque no haga tantos goles, sino vamos a sufrir”, dijo un hincha del Pachuca, al sacar en cuenta que ahora tendrán al ídolo de Tuzos en la acera de enfrente y, si sigue jugando con la alegría de cuando lo hacía en el barrio, podrá convertirse en una pesadilla para la defensa del equipo mexicano.