miércoles, 21 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Repetición del sorteo cambia los emparejamientos en la Liga de Campeones

La UEFA detalló que se habían producido algunos "problemas técnicos con el software de un proveedor de servicios externo" y después de un primer sorteo, horas después cambió todo el panorama para los octavos de final.

Nyon- El Salzburgo es el rival que le tocó al Bayern Múnich en el sorteo de octavos de final de la Liga de Campeones, después de que el primer emparejamiento del club alemán, con el Atlético Madrid, tuviese que repetirse debido a un error.

Este fue el resultado del sorteo celebrado en la sede de la UEFA en Nyon, después de que la primera ronda fuera declarada inválida tras varios errores y el máximo organismo del fútbol europero decidiera su repetición.

«No ha sido un emparejamiento cualquiera, y ahora estamos deseando que llegue nuestro duelo con el Salzburgo. El Salzburgo demostró de lo que es capaz en la ronda preliminar y se clasificó con razón para los octavos de final de la Liga de Campeones por primera vez», comentó el presidente de la junta directiva del club bávaro, Oliver Kahn.

«Hay una gran euforia allí. Son un equipo joven y de gran talento. Por supuesto que somos favoritos en estos dos partidos. Estamos deseando que lleguen estos duelos», agregó.

Todavía no se han fijado las fechas exactas. Los partidos de ida de los octavos de final de la máxima categoría están programados para los días 15, 16, 22 y 23 de febrero, mientras que los de vuelta tendrán lugar los días 8, 9, 15 y 16 de marzo. La final se disputará el 28 de mayo en San Petersburgo.

La UEFA detalló que se habían producido algunos «problemas técnicos con el software de un proveedor de servicios externo». El sorteo se repite a las 15:00 CET. Esto significa que el emparejamiento inicial del Bayern Múnich con el Atlético de Madrid no es válido.

Los errores del sorteo comenzaron con el segundo partido. El Manchester United, entrenado por el alemán Ralf Rangnick, quedó inicialmente emparejado con el Villarreal español. Sin embargo, según el reglamento, esto no estaba permitido porque ambos clubes ya se habían enfrentado en la fase de grupos.

El ex internacional ruso Andréi Arshavin tuvo que volver a realizar el emparejamiento, y al Villarreal le correspondió el otro equipo de Manchester, el City entrenado por el español Pep Guardiola.

Pero eso no fue suficiente: cuando el Atlético de Madrid quedó encuadrado como segundo de grupo, el Manchester United fue excluido erróneamente como posible rival.

En cambio, el Liverpool sí estaba en el bote, pero ya se enfrentó al Atlético en la fase de grupos. Al final, a los españoles les tocó el Bayern como rival.

Rangnick y el Manchester United quedaron emparejados como rivales del principal club francés, el Paris Saint-Germain. Rápidamente se inició un debate en las redes sociales sobre si el sorteo podía mantenerse o debía repetirse. Poco después, la UEFA reaccionó y declaró inválido el sorteo.

En el cuadro definitivo de octavos de final, el Salzburgo probablemente hubiera preferido dejar las cosas como estaban. La temporada pasada, ambos clubes se enfrentaron en la fase de grupos, en la que el Bayern se impuso con claridad por 3-1 y 6-2.

Esta temporada, el Bayern se clasificó para los octavos de final como campeón de grupo, pero el año pasado cayó ante el Paris Saint-Germain (PSG) en cuartos de final.

En el resto de partidos de octavos de final, destaca el enfrentamiento entre el PSG y el Real Madrid. El Liverpool del técnico alemán Jürgen Klopp se enfrentará al Inter de Milán.

El Manchester United, campeón del mundo, entrenado por otro germano, Ralf Rangnick, jugará contra el Atlético, y el Chelsea, defensor del título y dirigido por el también alemán Thomas Tuchel, se enfrentará al Lille francés.

El Bayern es el único equipo de la Bundesliga en liza en las fases eliminatorias de la Liga de Campeones. El Borussia Dortmund y el Leipzig quedaron relegados a la Europa League como terceros clasificados, mientras que el Wolfsburgo quedó fuera de los campeonatos europeos tras quedar cuarto en la fase de grupos.

«Creo que es una pena que seamos el único equipo alemán en los octavos de final. Eso no es lo ideal. Tenemos que intentar llevar al equipo alemán muy lejos, si es posible, hasta la final», se lamentó el director deportivo del Bayern, Hasan Salihamidzic.

La última vez que la Bundesliga estuvo tan exiguamente representada en esta fase de la Liga de Campeones fue en la temporada 2017-18.

Real Madrid-Paris Saint-Germain, Atlético de Madrid-Manchester United y Villarreal-Juventus son las eliminatorias de octavos de Liga de Campeones que ha deparado el sorteo de este lunes en la sede de la UEFA en Nyon (Suiza), que tuvo que repetirse por un error «técnico» al introducir las bolas a la hora de determinar el rival del Atlético de Madrid.

Los de Carlo Ancelotti jugarán la ida en el Parque de los Príncipes y la vuelta en el Santiago Bernabéu, mientras que rojiblancos y castellonenses deberán finiquitar sus respectivas eliminatorias en Old Trafford y en el Juventus Stadium.

La polémica saltó cuando durante el primer sorteo, con el exfutbolista ruso Andréi Arshavin como mano inocente y después de que saliese la bola del Atlético de Madrid, el oficial de la UEFA Michael Heselschwerdt introdujo en el bombo al Liverpool, con el que los rojiblancos no podían cruzarse por haber estado juntos en el Grupo B, en lugar de al Manchester United. Los colchoneros quedaron enfrentados con el Bayern Múnich.

Además, se produjo otro incidente durante el acto, en el que, una vez que salió el Villarreal, se extrajo la bola del Manchester United, que no debería haber estado debido a que los castellonenses y los ‘red devils’ ya se habían enfrentado en el Grupo F. A los de Unai Emery les tocó posteriormente en suerte el Manchester City.

Así se jugará
Los partidos de ida se jugarán los días 15, 16, 22 y 23 de febrero, mientras que los de vuelta se disputarán los días 8, 9, 15 y 16 de marzo, y todos los encuentros comenzarán a las 21.00 horas. Además, desaparece el valor doble de los goles fuera de casa; si los equipos no desempatan tras los 30 minutos de prórroga, se irá a la tanda de penaltis.- Dpa