viernes, 19 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Pogacar le arrebata el liderato a Carapaz

El esloveno gana en solitario la cuarta etapa del Tour de Francia, en Valloire, y recuperó el maillot amarillo de líder de la carrera, que esta jornada había vestido el ecuatoriano Richard Carapaz.

El esloveno Tadej Pogacar ganó en solitario la cuarta etapa del Tour de Francia, este martes en Valloire, y recuperó el maillot amarillo de líder de la carrera, que esta jornada había vestido el ecuatoriano Richard Carapaz, que acabó muy descolgado.

El líder del equipo UAE se impuso con 35 segundos de ventaja sobre el belga Remco Evenepoel, su compañero Juan Ayuso y el esloveno Primoz Roglic, tras haber atacado en el último kilómetro del ascenso al Galibier, que se coronó a 20 km para la meta en Valloire.

“Estoy muy contento, era más o menos el plan y lo hemos ejecutado muy bien. Fue una etapa de ensueño para mí y terminar solo fue increíble”, declaró.

“Me dije que podía ganar y recuperar tiempo, pero hacerlo así es genial. Tenemos un buen margen y estoy en gran forma, mejor que el año pasado, creo que se ve”, añadió.

Su gran rival, Jonas Vingegaard, fue el único capaz de seguirle en un primer momento, pero el danés cedió un poco de terreno antes de la cima y fue alcanzado en el descenso hacia Valloire para terminar quinto a 37 segundos.

Tres españoles en el top 10

En la general, Pogacar, que hizo el pleno de bonificaciones en la cima del Galibier y en la meta, tiene ahora 45 segundos de ventaja sobre Evenepoel y 50 sobre Vingegaard, vencedor del tour en sus últimas dos ediciones.

“Tenía buenas piernas, fue una buena etapa para mí y para el equipo. El ataque de Tadej fue muy duro, conocemos sus cualidades, cuando ataca es realmente explosivo”, señaló Evenepoel.

El prodigio esloveno había cedido el amarillo el lunes a Carapaz, que perdió el ritmo de cabeza muy rápido en el Galibier, como otros ciclistas importantes, entre ellos el francés Romain Bardet.

Roglic ralentizó su ritmo al final de la ascensión al Galibier, pero el esloveno fue capaz de engancharse al grupo de Evenepoel en el descenso. Es quinto a un minuto y 14 segundos de su compatriota en la general.

‘Pogi’ aprovechó para brillar el impresionante ritmo que impuso su equipo, el UAE, en las pendientes todavía con nieve del gigante Galibier.

Poco antes de la cima, todavía contaba con tres corredores defendiendo a su líder, mientras que Vingegaard y Roglic ya estaban solos.

Símbolo del poderío del equipo, su compañero, el talento español Juan Ayuso, es cuarto de la general.

“’Chapeau’ a todo el equipo, hemos mostrado que somos uno de los mejores, hemos hecho un trabajo increíble, tenemos que continuar así hasta el final”, señaló ‘Pogi’ sobre su tropa.

La otra gran perla del ciclismo español, Carlos Rodríguez (Ineos), terminó sexto tras exhibirse en el descenso, mientras que el veterano Mikel Landa fue séptimo. Los tres están en el Top-10 de la general.

Tras una cuarta etapa bastante inusual, al incluir tan pronto la subida al Col del Galibier, el Tour vivirá teóricamente una jornada de transición el miércoles, con 177 kilómetros entre Saint-Jean-de-Maurienne y Saint-Vulbas, un recorrido llano propicio para los velocistas.