jueves, 25 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

“Naranja mecánica” sobrevive a “marea turca” 

Países Bajos, la otrora Holanda, tuvo que remontar en Berlín para sobrevivir ante Turquía, avanzando a las semifinales de la Eurocopa donde se las verá con Inglaterra que dio cuenta de Suiza.

Países Bajos remontó ante Turquía (2-1) este sábado en el Estadio Olímpico de Berlín, y se clasificó para las semifinales de la Eurocopa, que disputará ante Inglaterra, vencedora en los penales ante Suiza (5-3 tras empate 1-1), el miércoles en Dortmund.

Por la otra parte del cuadro se enfrentarán el martes en Múnich, España y Francia, clasificadas el viernes.

Con un ambiente espectacular en la capital alemana, Turquía se había puesto por delante con un gol de cabeza de Samet Akaydin (35) pero Países Bajos le dio la vuelta con goles de Stefan De Vrij (70) y Mert Müldür en propia puerta (76).

Países Bajos, campeona de Europa en 1988, disputará su primera semifinal continental desde 2004.

Guler, un guante

Agresivo en los duelos, muy concentrado en defensa y decisivo a balón parado, Turquía ponía lo necesario en la primera parte para situar contra las cuerdas a Países Bajos.

Arda Guler, un guante en su bota, puso un balón muy tenso desde el pico del área que Samet Akaydin cabeceó con poderío en el segundo palo para marcar el 1-0.

El mediapunta del Real Madrid, de 19 años, se va como uno de los nombres propios del torneo, autor de un golazo ante Georgia y en el origen de los dos tantos de su equipo a balón parado contra Austria (2-1) en octavos.

Su exhibición continuó en la segunda parte (55), con un golpe franco lejanísimo que tocó el poste.

A esas alturas Ronald Koeman había reactivado su mortecino ataque con la entrada del delantero Wout Weghorst, el comodín de la Oranje desde el banquillo.

El potente delantero tuvo un impacto inmediato, templando un balón con la testa para Memphis Depay al que no llegó por centímetros (51). Veinte minutos después cazó un balón aéreo pero su heterodoxo remate se encontró con el arquero Mert Günok.

A continuación, un duelo de sentido único: Países Bajos movía el balón e intentaba encontrar una fisura en un bloque turco solidario y encendido por los ánimos de la grada.

Dos goles en seis minutos

Por fin encontró premio el cuadro neerlandés cuando Depay colgó al área y De Vrij se estiró para conectar un perfecto cabezazo a las mallas.

Luego llegó el pase lateral que se paseó por el área hasta que apareció Gakpo entre dos defensas para rematar junto con Müldür en el 2-1.

A Turquía le tocaba volcarse y rozó el empate. Micky Van de Ven sacó bajo palos un disparo de Mehmet Celik y Cenk Tosun remató fuera de cabeza (88).

Con el tiempo cumplido el arquero neerlandés Bart Verbruggen selló su puerta con un remate a bocajarro del ataque turco.