jueves, 22 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Nápoles reconquista el Scudetto 33 años después de Maradona

Su empate a un tanto ante el Udinese en el marco de la jornada 33 de la Serie A, le dio al Nápoles su tercer título, 33 años después de haberlo conquistado de la mano de Diego Armando Maradona.

Udine.- El Nápoles conquistó este jueves su tercer título de la Serie A tras el empate (1-1) ante el Udinese en la jornada 33, campeón así de Italia 33 años después de hacerlo por segunda y última vez bajo el liderazgo de Diego Armando Maradona.

El conjunto del sur del país, una ciudad tan poblada como loca por el fútbol, alzó un Scudetto cantado desde hacer varias semanas, a falta de cinco encuentros para el final del Campeonato, con la mejor temporada su historia. El técnico Luciano Spalletti, campeón de Coppa y Supercoppa con la Roma hace 15 años, se graduó con honores de la mano de Victor Osimhen y Khvicha Kvaratskhelia.

Con ocho podios en las 12 temporadas anteriores, la sombra de Maradona se venía haciendo cada vez más alargada en Nápoles. El ‘Dios’ del fútbol llevó a la ciudad del Vesubio a proclamarse campeón del ‘Calcio’ en 1987 y 1990, con una Copa de la UEFA entre medias (1989).

Desde entonces, Juventus, Inter de Milán y AC Milan ampliaron su dominio en el palmarés italiano, con especial dolor napolitano entre 2015 y 2019, con tres segundos puestos y un tercero. El pasado curso, Spalletti se hizo cargo del Nápoles y le mantuvo en la pelea por la Serie A hasta que el Milan recuperó su prestigio.

Un año después, ahora le toca al equipo ‘gli azzurri’. Osimhen llevaba dos años haciendo buenos goles en Nápoles, pero el nigeriano, 22 tantos como Capocannoniere, terminó de explotar con la llegada de Kvaratskhelia, la gran revolución de la Serie A. El extremo georgiano llegó esta campaña del Dinamo Batumi para convertirse en un jugador que dará que hablar en el mercado.

Otra pieza clave ha sido el central surcoreano Kim Min-jae, importante ‘kaiser’ que llegó esta campaña del Fenerbahce para convertir al equipo de Spalletti en el equipo con menos goles en contra de la liga italiana. El gol de Osimhen este mismo jueves en Udine, a 900 kilómetros de casa, confirmó el título napolitano.

Atrás quedan los años de casi Scudetto y, sobre todo, los de crisis deportiva, la camorra y el desahucio económico que siguieron al traumático adiós de Maradona. El Nápoles llegó a desaparecer, aunque 50.000 aficionados llenaran el San Paolo, ahora llamado como el mito fallecido en noviembre de 2020, con su equipo en Tercera.

Transitando con su nostalgia por la Serie C, el club se refundó en 2004 con la llegada del polémico productor cinematográfico Aurelio de Laurentiis. La inversión y los fichajes tardaron en dar resultados, una vez regresados a la Serie A en 2007.

Atrás quedaron los Edinson Cavani, Marek Hamsik, Ezequiel Lavezzi y compañía. Esta vez con nombres de menor relumbrón como Eljif Elmas, Stanislav Lobotka y Tanguy Ndombélé han cuajado una campaña para el recuerdo y para superar, al fin, la huella indeleble de Maradona.