miércoles, 29 de junio de 2022

Nápoles, nuevo líder de la Serie A

Su victoria por 2-1 ante la Lazio y los nuevos empates del Inter y Milán le abrieron la puerta al Nápoles para colocarse como nuevo líder de la Serie A del fútbol italiano. Vlahovic comanda al Juventus a Europa

Su victoria por 2-1 ante la Lazio y los nuevos empates del Inter y Milán le abrieron la puerta al Nápoles para colocarse como nuevo líder de la Serie A del fútbol italiano. Vlahovic comanda al Juventus a Europa

Roma.- El Nápoles venció al Lazio en el descuento (2-1) y se colocó como nuevo líder de la Serie A, tras los nuevos ‘pinchazos’ de Inter y Milan; en lo que el serbio Dusan Vlahovic comandó al Juvetus con un doblete en la victoria frente a Empoli para asegurar la cuarta plaza, de Liga de Campeones, en esta vigésima séptima jornada de la liga italiana.

Fabián pone al Nápoles en cabeza
El Milan abrió la jornada el viernes con otro ‘pinchazo’ ante un equipo de la zona baja de la clasificación, como ya pasara la pasada jornada. En este caso, los ‘rossoneri’ empataron a uno en casa ante Udinese, que igualó el partido con un polémico gol con la mano y revisado por el VAR que, como mínimo, vale dos puntos muy valiosos al conjunto que dirige el italiano Stefano Pioli y que, en el peor de los casos, puede valer un campeonato.

Tenía el Inter el liderato en su mano media hora después. Los ‘nerazzurri’ podían retomar la primera plaza con una victoria, pero un correoso Génova (0-0) se interpuso en el camino de los interistas, que desaprovecharon de nuevo el fallo de sus vecinos de Milan. Eso sí, los hombres que dirige el italiano Simone Inzaghi tienen todavía un partido menos que sus dos contendientes.

Aprovechó el Nápoles la oportunidad que le brindaron sus rivales en la lucha por el ‘Scudetto’. En un partido que parecía abocado al empate tras un gol del español Pedro Rodríguez en el minuto 88 para el Lazio, apareció Fabián Ruiz para marcar el gol de la victoria (1-2) con un zurdazo desde a frontal y poner en cabeza al Nápoles de Spalletti.

Emergió la figura de Insigne, que con su actuación -un gol y una asistencia- se redimió de su partido ante el Barcelona en Liga Europa, acalló las críticas que está recibiendo durante esta temporada y abrió el camino para los ‘azzurri’.

El Juventus de Vlahovic
En la lucha por la última plaza de Liga de Campeones llegaba el Juventus Turín, que esta vez, tras empatar con Torino y Villarreal, no falló.

El serbio Dusan Vlahovic, máximo goleador de la Serie A, cuajó otra gran actuación con la camiseta blanquinegra y anotó un doblete que sentenció al Empoli (2-3) para asentar al equipo turinés en la cuarta posición, seis puntos por encima del Atalanta, que tiene todavía dos partidos menos.

Roma entra en Liga Conferencia
La plaza de Liga Conferencia está también muy ajustada. El Roma que dirige el portugués José Mourinho aprovechó un penalti en el minuto 98 para vencer a domicilio a un rocoso Spezia (0-1) y ponerse sexto en la tabla tras la derrota del Lazio.

El conjunto que dirige el italiano Maurizio Sarri sucumbió en el último minuto ante el Nápoles en un partido muy disputado y abierto hasta el final en el que los ‘laziali’ a punto estuvieron de llevarse un punto que hubiera significado mantenerse en esa sexta plaza que ahora ocupan sus vecinos romanos.

El Fiorentina, que había aprovechado los empates de Lazio y Roma de la jornada pasada para meterse en la lucha, cayó por 2-1 ante un gran Sassuolo, liderado por el costamarfileño Hamed Traoré y el italiano Doménico Berardi, que se asienta en la zona media de la tabla.

Cagliari sale del descenso
El Cagliari consiguió una trabajada victoria a domicilio ante el Torino (1-2) que le permitió abandonar los puestos de descenso a la espera de lo que hiciera el Venecia contra el Verona.

Los venecianos sucumbieron ante el Verona (3-1) del argentino Giovanni Simeone, que anotó un triplete en su reencuentro con el gol tras más de dos meses de sequía, desde el 12 de diciembre del pasado año ante el Atalanta.

Además, Bolonia y Salernitana firmaron las tablas (1-1) en un partido que no beneficia a ninguno de los dos equipos, aunque mantiene viva la esperanza de los de Salerno por la salvación, con dos partido menos jugados y que podrían significar continuar una campaña más en la máxima categoría del fútbol italiano.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img