domingo, 21 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Medvedev y Sinner por la gloria en Australia

El tenista ruso remontó en la semifinal para derrotar a Alexander Zverev y disputará la gran final del Abierto de Australia ante el joven italiano Jannik Sinner que eliminó al número uno Novak Djokovic.El tenista ruso remontó en la semifinal para derrotar a Alexander Zverev y disputará la gran final del Abierto de Australia ante el joven italiano Jannik Sinner que eliminó al número uno Novak Djokovic.

El tenista ruso Daniil Medvedev remontó una desventaja de dos sets para derrotar al alemán Alexander Zverev por 5-7, 3-6, 7-6 (7-4), 7-6 (7-5) y 6-3 este viernes en una emocionante semifinal y buscará su segundo trofeo de grand slam ante el italiano Jannik Sinner en la definición del título del Abierto de Australia.

Después de sufrir derrotas consecutivas en las finales en Melbourne Park ante Novak Djokovic y Rafa Nadal en 2021 y 2022, el excampeón del Abierto de Estados Unidos y tercer cabeza de serie espera que a la tercera sea la vencida cuando se enfrente el domingo al joven Sinner.

“Hay un dicho que sostiene ‘la tercera es la vencida’. Veamos, puedo decir por experiencia que no siempre es así, pero esperemos que aquí funcione. Significaría mucho. Esta cancha no es mi mejor cancha en cuanto a mi rendimiento y mi autoestima”, sostuvo el ruso tras la victoria.

 “Por eso tengo que esforzarme mucho en este torneo. Sería el hombre más feliz del planeta, pero para eso tengo que jugar bastante bien y ganar tres sets el domingo”, agregó.

 Medvedev se colocó bien detrás de la línea de fondo para contrarrestar los potentes saques de Zverev y alargar los peloteos, pero cometió una serie de dobles faltas al principio y se quedó atrás en la cuenta. Se recuperó de dos quiebres de servicio y empató el partido 5-5.

Zverev golpeó de nuevo para ponerse por delante y levantó los brazos en medio de un gran aplauso tras llevarse el primer set con una soberbia volea de revés, después de haber ganado el punto anterior tras un agotador peloteo de 51 tiros.

El alemán de 26 años subió más a la red y rompió para lograr una ventaja de 3-2 en el segundo set, pero Medvedev no se rindió a pesar de que parecía que acababa de correr una maratón y se llevó el tercer set en el tie-break.

Medvedev continuó presionando en un tenso cuarto set y el ruso de 27 años se sobrepuso a una doble falta en el tie-break para igualar la contienda a dos sets, antes de romper el saque de su rival en el quinto juego del parcial decisivo para sentar las bases de su victoria.

 Sinner da el gran golpe

Más temprano, Sinner derrotó al vigente campeón Novak Djokovic por 6-1, 6-2, 6-7 (6-8) y 6-3, propinando al primer cabeza de serie su primera derrota en su fortaleza de Melbourne Park en seis años y metiéndose en su primera final de grand slam.

 Sinner, cuarto cabeza de serie, venció a Djokovic dos veces en tres partidos al final de la temporada pasada, y tuvo un comienzo arrollador en la Rod Laver Arena, atacando el saque inestable y el revés propenso a errores de su rival de 36 años para ganar cómodamente el primer set.

 “Ha sido un partido muy, muy duro”, declaró Sinner, que no tuvo ni un solo punto de ruptura en el partido.

“Empecé muy bien, durante dos sets sentí que él no se sentía demasiado bien en la pista, así que traté de seguir presionando y luego en el tercer set tuve punto de partido y fallé la derecha, pero ya sabes, esto es tenis”, agregó.

Djokovic no había perdido en su terreno favorito desde la edición de 2018, cuando se estrelló ante el surcoreano Chung Hyeon, y hubo señales preocupantes para el 10 veces campeón del Abierto de Australia cuando Sinner, de 22 años, sorprendió en el siguiente set con un doble quiebre de servicio.

“Hoy me ha superado completamente”, dijo Djokovic. “Estaba sorprendido con mi nivel de mala manera. No hice muchas cosas bien (…) Es uno de los peores partidos de grand slam que he jugado, que yo recuerde.

“Al mismo tiempo, hay que reconocerle el mérito de haberlo hecho todo mejor que yo en todos los aspectos del juego”, destacó sobre su rival.

El tsunami de Sinner no dio señales de disminuir en el tercer set, pero Djokovic mejoró su juego para mantenerse firme hasta el tie-break, donde el italiano desperdició un punto de partido en el 6-5 al golpear una derecha contra la red, dando a su oponente un salvavidas.

Djokovic se adjudicó los tres puntos siguientes para ganar un set y desatar una sonora ovación, pero Sinner rompió para ponerse 3-1 por delante en el cuarto set y se hizo con el partido para romper la racha de 33 victorias consecutivas del serbio en Melbourne Park y poner fin a su búsqueda de su título 25 en un grand slam.

Sinner dijo que su actuación es consecuencia de la ola de confianza del año pasado y que esperaba con impaciencia la final del domingo. “Tengo la convicción de que puedo jugar contra los mejores del mundo. El domingo estoy en mi primera final. Vamos a ver cómo va. Estoy muy contento, vendré aquí con una sonrisa e intentaré dar lo mejor de mí”, señaló.