miércoles, 24 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Max Verstappen logra nueva “pole” en casa

Tercera “pole position” para el campeón del mundo que obtienen en el Red Bull Ring de Spielberg donde el domingo se disputará en Gran Premio de Austria. El mexicano Sergio Pérez volvió a fallar y saldrá en la décima quinta posición.

Estiria.- El neerlandés Max Verstappen (Red Bull), líder destacado del campeonato, saldrá primero el domingo en el Gran Premio de Austria, el noveno del Mundial de Fórmula Uno, que se disputa en el Red Bull Ring de Spielberg (Estiria); donde los españoles Carlos Sainz (Ferrari) y Fernando Alonso (Aston Martin) arrancarán tercero y séptimo, respectivamente.

Verstappen, de 25 años, logró su vigésima sexta ‘pole’ en la F1 -la sexta del año- al dominar la calificación de este viernes, en la que, en su mejor vuelta, cubrió, con neumático de compuesto blando, los 4.318 metros de la pista Estiria en un minuto, cuatro segundos y 391 milésimas, sólo 48 menos que el monegasco Charles Leclerc (Ferrari) y con 190 sobre Sainz.

El mexicano Sergio Pérez (Red Bull), segundo en el Mundial, a 69 puntos de su compañero neerlandés, quedó eliminado en la segunda ronda y arrancará decimoquinto el domingo; en el segundo de los seis Grandes Premios del año con formato sprint. En el que este sábado se disputará la carrera reducida.

‘Mad Max’ suma y sigue. Después de anotarse hace dos domingos en Canadá su sexto triunfo del curso, el número 100 en la aún relativamente corta historia de Red Bull, con el que igualó los 41 del legendario Ayrton Senna -que ganó tres Mundiales para Brasil antes de morir accidentado en Imola (Italia), en 1994- y se situó en el quinto lugar histórico de victorias; el crack de los Países Bajos dejó claro que apunta a un tercer título seguido.

Y si no cambian mucho las cosas, el nuevo ídolo deportivo de la afición neerlandesa, cuyo peor resultado es el segundo que ocupó en las dos únicas carreras que dejó de anotarse (las que ganó ‘Checo’), podrá dedicarse a engrosar su ya de por sí brillante palmarés de aquí a finales de noviembre: cuando Abu Dabi albergue la última prueba de la temporada.

De mano, este viernes igualó las 26 ‘poles’ del doble campeón mundial finlandés Mika Hakkinen, décimo puesto de una lista, que al igual que la de victorias, encabeza, asimismo con 103, el séptuple campeón mundial inglés Lewis Hamilton (Mercedes); en el circuito propiedad de su escudería. En el que sumó cuatro de sus 41 victorias. Una de ellas en el Gran Premio de Estiria – el de hace dos años- con el que el bello circuito de Steiermark ‘dobló’ por segunda vez para confeccionar el calendario del segundo Mundial marcado por la pandemia.

Los Ferrari se acercaron; Sainz manifestó que deberían «estar contentos», porque podrán apuntar al podio con ambos coches, en una temporada en la que la ‘Scuderia’ está aún muy lejos de donde quisiera; y Leclerc coincidió con su compañero, porque se situaron «mucho más cerca de lo esperado» del astro neerlandés.

Pero una vez más, Verstappen se colocó en el único puesto en el que se va contento al hotel: el primero.

Por la mañana ya había sido claramente el más rápido en el único entrenamiento libre de este fin de semana, horas antes de la calificación; en el que Sainz -el primero en hacerlo- fue el único, junto al que fuera su primer compañero en la F1 (2015, en Toro Rosso, actual Alpha Tauri), en bajar del minuto y seis segundos, en la quinta pista más corta del campeonato, con una de las vueltas más rápidas de todo el calendario.

Pero ‘Mad Max’ no perdona una; y, con el neumático de compuesto medio, lideró el ensayo. Con 241 milésimas sobre el madrileño y con 270 respecto a Leclerc, que también completó su mejor intento matinal con el neumático blando.

‘Checo’, que se había quedado a medio segundo, se inscribió quinto en la tabla de tiempos. Y Alonso, al igual que el mexicano, con gomas medias, en el octavo: a nueve décimas del canibal de los Países Bajos.

El chino Guanyu Zhou (Alfa Romeo) y el danés Kevin Magnussen (Haas) cayeron en la primera ronda (Q1), en la que, como ya es habitual en esta pista, comenzaron -al apretar a tope y sobrepasar los límites de la pista, generalmente en la última de las diez curvas- las anulaciones de tiempos de vuelta.

La ronda estuvo interrumpida durante unos minutos a causa de la salida de pista, tras la primera curva, del doble subcampeón mundial finlandés Valtteri Bottas (Alfa Romeo); y acabó con los dos Red Bull marcando la pauta, con Verstappen seis centésimas más rápido que ‘Checo’.

Las anulaciones de vuelta -y, en algunos casos, la rectificación de esas decisiones- añadieron algo de caos a una ya de por sí complicada calificación.

En la que Verstappen fue el primero en bajar del minuto y cinco segundos, en la Q2, ronda en la que volvió a liderar la tabla de tiempos, ahora con sólo dos centésimas sobre Sainz.

En esa ronda, después de haberse quedado a sólo tres centésimas de Max, le anularon vuelta a ‘Checo’, que de haber acabado fácilmente entre los mejores cinco, se encontró de golpe en el puesto decimoquinto -desde el que arrancará el domingo- y eliminado, de nuevo, antes de lo esperado.

Por cuarta vez en las últimas cuatro pruebas, el de Jalisco no alcanzó la Q3.
A Alonso le anularon una de sus vueltas en la Q2, por lo que tuvo que usar un nuevo juego de neumáticos para asegurar el pase a la ronda decisiva; en la que, lógicamente, sólo pudo emplear gomas nuevas en un único intento. Que no le sirvió para mejorar el séptimo, por detrás de su compañero, el canadiense Lance Stroll, que acortó a 7-2 la ventaja que el astro astur -en una segunda juventud a un mes de cumplir 42 años- le lleva en la lucha interna en calificación. Un resultado con el que ambos se conformaron.

Leclerc, ganador el año pasado en Austria (desde entonces, Ferrari no ha vuelto a ganar una carrera) fue el que más se acercó a ‘Mad Max’. Y Sainz dio por bueno el tercero; que le servirá para arrancar desde la segunda fila, al lado de su ex compañero el inglés Lando Norris (McLaren), el domingo. En una carrera prevista a 71 vueltas para completar un recorrido de 306 kilómetros y medio.

Alonso -que, con seis podios en las primeras ocho carreras, es tercero en el Mundial, con 117 puntos, 78 menos que ‘Mad Max’- arrancará séptimo el domingo en Spielberg, desde la cuarta hilera; desde la que también tomará la salida el alemán Nico Hülkenberg (Haas), que acabó octavo la calificación. Desde la tercera lo harán el séptuple campeón del mundo inglés Lewis Hamilton (Mercedes) y Stroll.

Pero antes de eso, este sábado se disputará la ‘jornada paréntesis’. La del sprint.

La sesión matinal se dedicará a la calificación reducida (el ‘sprint shoot-out’), asimismo con tres rondas -Q1, Q2 y Q3, pero de menor duración: la primera ronda durará doce minutos; la segunda, diez; y la tercera, ocho-; que ordenará la parrilla de la carrera vespertina. Prevista a un tercio del recorrido de la del domingo. En la que el ganador se apuntará ocho puntos; el segundo, siete; y el tercero, seis. Así, sucesivamente, hasta el octavo: que sumará uno.