martes, 23 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Marc Márquez quiere recuperar terreno en Países Bajos

Con la lucha por el campeonato mundial de la MotoGP fuera de su alcance, el español Marc Márquez llegará al Gran Premio de Países Bajos a trabajar por el futuro

Madrid.- El español Marc Márquez (Honda RC 213 V) ha confirmado que sólo piensa en trabajar en el Gran Premio de los Países Bajos de MotoGP que se disputará en el circuito TT Assen, en donde el italiano Francesco «Pecco» Bagnaia (Ducati Desmosedici GP23) y el español Jorge Martín (Ducati Desmosedici GP23) continuarán su lucha en busca de la victoria para consolidar o acercarse al liderato del mundial, según se vea.

Marc Márquez sufrió lo indecible en el Gran Premio de Alemania de MotoGP que se disputó en el circuito de Sachsenring, donde al final él no corrió, después de sufrir hasta cinco caídas, con una pequeña fractura en el dedo pulgar de la mano izquierda e infinidad de problemas con el rendimiento de su Honda, cada vez más hundida en la mediocridad.

Honda no consigue darle a Marc Márquez la moto que necesita para recuperar la competitividad perdida desde su grave accidente de Jerez en 2020 y el grado de frustración del piloto español quedó patente tanto con la «peineta» que dedicó a la cámara que llevaba en el manillar de su moto como con su actitud apesadumbrada, después de protagonizar la cuarta caída en menos de cuarenta minutos y la quinta del fin de semana en Sajonia.

Así, Marc Márquez ha decidido disputar la carrera neerlandesa probablemente fijándose en qué aspectos se pueden mejorar en la RC 213 V de Honda para hacerla más competitiva, que en sus propios resultados personales, máxime porque con esa actitud, la de intentar acercarse al máximo posible a sus rivales, lo único que consigue es caerse y arriesgarse a tener una grave lesión.

Marc Márquez llegará al circuito TT Assen con ese claro objetivo, pero quien no estará allí es su compañero de equipo, Joan Mir, que tras lesionarse en Italia continuará de baja hasta el regreso a la competición en el mes de agosto, pues la cancelación del Gran Premio de Kazajistán deja el mes de julio completamente libre a todos los pilotos.

La ausencia de Joan Mir le vuelve a dar la oportunidad a Iker Lecuona de regresar a MotoGP desde el mundial de Superbike, en donde es piloto oficial HRC (Honda Racing Corporation) al manillar de la CBR 1000 RR Fireblade.

Otra ausencia destacada entre los pilotos Honda va a ser la del también lesionado Alex Rins, que será sustituido por el probador del Ala Dorada, el alemán Stefan Bradl.

Pero el interés de la carrera neerlandesa estará centrado en los pilotos Ducati, auténticos dominadores de este inicio de temporada, con cuatro en las primeras posiciones de la tabla de puntos y con todas las victorias en el «zurrón» de los prototipos del fabricante con sede en la localidad de Borgo Panigale, salvo la obtenida por Alex Rins con su Honda en el circuito estadounidense de Las Américas (COTA, por sus siglas en inglés), en la ciudad de Austin.

Quienes centran toda la atención inicialmente son el vigente campeón del mundo de MotoGP y líder de la competición, «Pecco» Bagnaia, junto al español Jorge Martín, que había logrado dos victorias en la carrera sprint o corta, pero se le «resistía» el gran premio hasta el pasado fin de semana en Sachsenring, por lo que es lógico pensar que este primer triunfo dará alas al piloto madrileño en los Países Bajos.

Tanto Bagnaia, que no suele fallar en entrenamientos, como Jorge Martín, muy hábil a una vuelta pero también especialista en conseguir buen ritmo para la carrera, son los rivales más fuertes en estos momento, pero no se puede descartar al compañero del madrileño, el francés Johann Zarco, como a los pupilos de la escudería VR46 de Valentino Rossi, los italianos Marco Bezzecchi, tercero en el mundial, y Luca Marini, sexto, sobre sendas Ducati Desmosedici GP22.

Además de ellos, se debe tener en cuenta a los pilotos oficiales del fabricante austríaco KTM, el surafricano Brad Binder, que se cayó en Sachsenring cuando era tercero y seguro que se quiere resarcir de esa mala suerte lo antes posible, y el australiano Jack Miller.

Algo muy distinto sucede con el campeón del mundo de MotoGP en 2021, el francés Fabio Quartararo, quien en menor medida que Márquez y Honda, también arrastra muchos problemas de rendimiento con su Yamaha YZR M 1 y que espera poder ir solventando a lo largo de la temporada, al no ser tan acuciantes como los de su rival japonés, sin duda las dos marcas que más están sufriendo esta temporada.

Otro caso distinto es el de Aprilia, sus pilotos, los españoles Aleix Espargaró y Maverick Viñales suelen dar «destellos» en casi todas las carreras, aunque «Mack» rompiese el motor en Sachsenring y a Aleix le pasó «factura» su caída entrenándose con la bicicleta en Mugello con serias molestias en las costillas.

Sin duda, tanto Aleix Espargaró como Maverick Viñales intentarán arrancar un buen resultado en Assen antes de iniciar sus vacaciones, en las que los ingenieros de Noale tendrán que trabajar intensamente para encontrar ese «poco» que todavía le falta a las RS-GP.

Alex Márquez (Ducati Desmosedici GP22) y Augusto Fernández (GasGas RC 16) sólo necesitan un buen resultado en carrera para dar el paso que prácticamente nadie duda que acabaron dando, aunque les esté costando más de lo que ellos mismos se pudieran imaginar, aunque tanto el uno como el otro suman una buena cantidad de puntos en la competición, lo que todavía no ha logrado Raúl Fernández (Aprilia RS-GP).