martes, 23 abril 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

‘Mad Max’ buscará su póquer de títulos

Partiendo como claro favorito para imponerse en una nueva temporada de la Fórmula Uno, el neerlandés y su Red Bull buscarán su póquer de títulos desde este fin de semana cuando se inicie el campeonato más largo de la historia.

El neerlandés Max Verstappen (Red Bull), que el año pasado capturó un tercer título seguido, busca el póquer en el Mundial de Fórmula Uno; el más largo de la historia, de 24 carreras; que arranca esta semana con la disputa del Gran Premio de Bahréin, en el que su compañero, el subcampeón del mundo mexicano Sergio Pérez, y los españoles Fernando Alonso (Aston Martin) y Carlos Sainz (Ferrari) apuntarán, de nuevo, alto.

Mad Max, de 26 años, batió todo tipo de récords la pasada temporada, empezando por el de victorias en un mismo año, elevando de 15 a 19 su propia plusmarca, lograda la campaña anterior. También el de puntos (575: en total, 121 más que el curso previo) y el de triunfos seguidos, mejorando en uno los nueve que había logrado diez años antes el cuádruple campeón mundial alemán Sebastian Vettel: líder del anterior periplo glorioso de Red Bull, que encadenó cuatro ‘dobletes’ entre 2010 y 2013.

El astro neerlandés repitió, junto a Checo -nacido hace 34 años en Guadalajara y que al ganar en Arabia y en Azerbaiyán, elevó a seis su número de victorias en la F1- el ‘doblete’ logrado un año antes, anotándose asimismo el Mundial de constructores para la muy dominante escudería austriaca.

Más campeones por delante

Si Verstappen logra un cuarto título seguido este año, se colocaría a la misma altura de Vettel y del francés Alain Prost, cuatro veces coronados; y tan solo tendría por delante al pentacampeón argentino Juan Manuel Fangio y a los dos séxtuples campeones: el alemán Michael Schumacher y el inglés Lewis Hamilton.

El Káiser -con 91- y Sir Lewis, con la plusmarca histórica de 103, son los únicos que mejoran sus 54 victorias en la categoría reina.

El bombazo de Hamilton

Fue precisamente Hamilton, de 39 años, el protagonista del gran bombazo informativo de lo que va de 2024, al anunciar, antes de que arrancase la pretemporada (el pasado 1 de febrero), que a finales de año dejará Mercedes, escudería con la que capturó seis de sus siete títulos. A partir de la próxima temporada, el espectacular y excéntrico campeón de Stevenage -asimismo plusmarquista histórico de ‘poles’ (104)- pilotará para Ferrari, equipo del que saldrá Sainz, de 29; que aún no ha anunciado para qué equipo correrá el año próximo.

El salto de Hamilton de la escudería más exitosa en lo que va de siglo a la más laureada de todos los tiempos provocará un ‘efecto dominó’ que afecta también a Alonso. El doble campeón mundial asturiano, 32 veces victorioso en la F1 y que, con 42 años, causó sensación el curso pasado al subir ocho veces al podio en su primera campaña con Aston Martin -elevando a 106 su relación de ‘cajones’ en la categoría reina-, tiene contrato en vigor este año, pero no el próximo.

¿Último año de Alonso en Aston Martin?

El genio astur recordó, en la videoconferencia de presentación del nuevo AMR24 -en la que indicó a Efe que “sería un honor lograr la primera victoria” de la historia para la escudería de Silverstone (Inglaterra), con la que se sentará “en primera instancia” a hablar de su futuro- que sólo hay tres campeones del mundo en pista. Y que el único que está libre en 2025 es él.

El anuncio de Hamilton adelantó medio año la ‘silly season’, que en inglés refiere a los a veces desproporcionados rumores acerca de fichajes y cambios de equipo; que normalmente se producen en verano y no a principios de año.

Y que afecta en primera instancia a Sainz -con dos victorias y 18 podios en la F1-, que, curiosamente, fue el único que cuestionó el año pasado la hegemonía de la muy dominante escudería austriaca.

Red Bull ganó todas las carreras menos una: la que se anotó, en la noche de Singapur, el talentoso piloto madrileño.

Sainz firma la vuelta rápida de la pretemporada

Sainz marcó la vuelta rápida (1:29.921) en los tres días de pruebas de pretemporada que tuvieron lugar la pasada semana en Sakhir, la pista de 5.412 metros en la que este sábado se disputará la primera de las 24 carreras del año. En la que Alonso logró tres de sus 32 victorias; y en la que Checo -al que también podría afectar el cambio de aires de Hamilton- firmó la primera de sus seis: en 2020: cuando Bahréin ‘dobló’ en el calendario del Mundial de la pandemia y el bravo piloto tapatío se anotó el Gran Premio que llevaba el nombre del circuito.

Después de que Verstappen ‘asustase’ en la primera jornada de test, confirmando que afrontará el arranque de curso con la insaciabilidad que cerró el anterior, Sainz marcó el mejor crono de la pretemporada. En la segunda de las tres jornadas. Antes de que su compañero, el monegasco Charles Leclerc encabeza la tabla de tiempos del último día; en la que Alonso se inscribió octavo, justo por delante de su compatriota y de Checo, segundo el jueves.

El canadiense Lance Stroll, que será por segundo año compañero de Alonso, acabó con el decimotercer tiempo la última jornada de una pretemporada que al genial piloto asturiano -asimismo campeón mundial de resistencia (WEC), categoría en la que ganó (dos veces) las 24 Horas de Le Mans (Francia)- le pareció excesivamente corta.

Todos avanzan

Alonso cree que el AMR24 ha dado “un paso adelante”, pero advierte de que casi todo el mundo lo ha hecho y que, según él, en parrilla “hay 19 pilotos que creen que no van a ser campeones del mundo”. En clara referencia a todos los contendientes, salvo al súper-depredador deportivo neerlandés.

La temporada es muy larga -nunca antes se habían programado 24 pruebas-, todos los monoplazas se pueden desarrollar; y pueden pasar muchísimas cosas. Pero tanto Verstappen como Checo manifestaron sentirse muy a gusto en el nuevo RB20, la última obra de arte del estelar ingeniero inglés Adrian Newey -el gurú de la aerodinámica-, diseñado acorde a un reglamento técnico que no cambiará sustancialmente hasta 2026. Y si el líquido es blanco y va embotellado, casi siempre suele ser leche.

Ferrari parece andar fino y habrá que ver dónde están realmente Mercedes, McLaren y Aston Martin; y si a la clase media-alta de la parrilla se unirá el equipo nodriza de Red Bull, ahora denominado Visa Cash App RB.

Las primeras respuestas se conocerán a partir del viernes, cuando se dispute la primera calificación del año.

Mundial 2024 empieza con los mismos pilotos

El Mundial arranca en Bahréin -cuya carrera se disputará de sábado y no en

domingo, al igual que la segunda, una semana después, en Arabia Saudí, a causa del Ramadán- con los mismos pilotos que acabaron la pasada temporada. Los mismos que la empezaron, salvo el neerlandés Nick de Vries -al que sustituyó el ‘regresado’ australiano Daniel Ricciardo-; lo que implica que este curso empieza sin debutantes.

Hay cambio de nomenclaturas en algunos equipos: lo que era Alpha Tauri (heredera de Toro Rosso) es ahora la Visa Cash App RB; y Alfa Romeo es Stake F1 Sauber, en espera de que a partir de 2026 la estructura del equipo se convierta en la nueva escudería Audi. Una marca asociada de forma exitosa al apellido Sainz.

Arranque en Bahréin, cierre en Abu Dabi

El Mundial más largo de todos los tiempos, el primero con 24 carreras, arranca esta semana en Bahréin: siete días antes de que se corra en Yeda (Arabia Saudí). Luego vendrán cuatro desplazamientos largos (con carreras en fines de semana no seguidos) a Australia, Japón y China; antes de que se corra en Miami -que, después de la de Shanghái, albergará la segunda de las seis pruebas sprint previstas este año-.

El circuito de Montmeló (Barcelona) albergará el próximo 23 de junio el Gran Premio de España, la décima carrera del año. Y el Gran Premio de México, el vigésimo de la temporada, se disputará en el capitalino Autódromo de los Hermanos Rodríguez el último fin de semana de octubre; una semana antes de que la F1 llegue a Sao Paulo (Brasil).

El Mundial se cerrará, una vez más, en Abu Dabi. El circuito de Yas Marina, en las afueras de la capital de los Emiratos Árabes Unidos, será sede de la última carrera del campeonato más largo de la historia.