viernes, 1 marzo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Los Panam Santiago-2023 presentó sus embajadores

Los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos a celebrarse en Chile en octubre y noviembre presentó "el programa de embajadores", un primer grupo de antiguos deportistas de elite que contribuirán a difundir los valores del mayor evento del continente.

Santiago de Chile.- La corporación Santiago 2023, encargada de organizar los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos a celebrar en Chile en octubre y noviembre presentó hoy «el programa de embajadores», un primer grupo de antiguos deportistas de elite que contribuirán a difundir los valores del mayor evento del continente.

A la ceremonia, celebrada en la sede de la corporación, asistieron la ministra chilena de Deporte, Alexandra Benado, la directora ejecutiva de la Corporación Santiago 2023, Gianna Cunazza, el presidente del Comité Olímpico de Chile, Miguel Ángel Mújica, y el presidente del Comité Paralímpico de Chile, Sebastián Villavicencio.

Y dos de los deportistas elegidos: el tenista Nicolás Massu, actual capitán del equipo de Copa Davis de Chile, ganador de un oro olímpico en Atenas 2004, y Robinson Méndez, tenista y remero en silla de ruedas.

También tienen la condición de embajadores Sammis Reyes, antiguo jugador de baloncesto que se ha convertido en el primer chileno en debutar en la liga nacional de fútbol americano (NFL), y Francisca Mardones, atleta, jugadora de tenis en silla de ruedas y ganadora de dos medallas de bronce en juegos panamericanos.

Además de Yasmani Acosta, luchador grecorromano cubano de 35 años nacionalizado chileno que fue cuarto en Tokio 2020, y Kristel Köbrich, considerada la nadadora más destacada de la historia de Chile.

«Quiero agradecer profundamente a Robinson, a Nicolás, por su presencia hoy día, por haber aceptado ser parte de este programa de embajador y embajadora. Más adelante seguramente iremos sumando más, más deportistas, más figuras de otros ambientes también», explicó la ministra.

«Deportista con corazón. Creo que refleja muy bien lo que queremos mostrar, lo que queremos mostrar como país para, para afuera, que son los valores que pregonamos en Chile y que pregonamos, sobre todo a través del deporte, los valores de la solidaridad, del esfuerzo, de la inclusión, de la variedad», agregó.

Nicolás Massu, por su parte, lanzó una llamada al optimismo entre los rumores que apuntan a que toda la organización de los Juegos avanza con un inquietante retraso.

«No es fácil hacer un evento de esta magnitud. Pero yo creo que Chile está preparado para hacerlo», subrayó.

«Creo que se pueden hacer las cosas muy bien, no solamente en un resultado particular de ganar o perder, sino que tratar de hacer las cosas bien y dejar un mensaje para las nuevas generaciones y de que estaremos para lo que se necesite», afirmó.

«Creo que se está haciendo todo lo mejor posible. Sabemos que en Latinoamérica a veces las cosas cuestan y hay que tener una organización que sea que se dedica 100% para que las cosas salgan bien. Y yo he visto gente muy dedicada», recalcó.

Massu apeló, igualmente a las nuevas generaciones y a los Juegos como ejemplo de cara al futuro de los más jóvenes.

«La nueva generación es tan importante para que vean la importancia que tienen estos juegos y bueno, que esté todo el país unido y que puedan llenar los estadios que puedan ir a ver deporte, distintas disciplina y se puedan disfrutar de algo tan lindo», concluyó.

Méndez, por su parte, señaló que «como atleta tenemos un compromiso con el desarrollo deportivo chileno y dijo que su elección significa mucho porque «yo vengo de cuando había federaciones paralímpicas pero no teníamos recintos deportivos».

«Esta vez vamos a tener un centro paralímpico donde va a estar todo aptas para nosotros, como el que tiene, por ejemplo Brasil, que es un centro paralímpico.

Nosotros también lo vamos a tener y creo que vamos a ser el segundo en Latinoamérica», explicó.

«Tener toda esta infraestructura, sin duda, nos va a ayudar a tener mejores deportistas», concluyó Méndez.