lunes, 15 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Los Leones se niegan a morir

La manada capitalina revivió en Barquisimeto y derrotó por 3-2 a los Cardenales de Lara manteniendo viva sus aspiraciones de ir a la final y repetir por el título.

Barquisimeto.- Leones del Caracas hizo gala de su paciencia para fabricar dos carreras clave en la séptima entrada, pues le permitió revertir un 1-0, tomar ventaja de 2-1 y encaminarse la noche del lunes a un triunfo 3-2 sobre Cardenales de Lara en un emocionante encuentro del Round Robin de la temporada 2023-2024.

El lauro, alcanzado en el Estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto, le permitió a la manada detener en dos su cadena de derrotas y, de paso, acabar con la seguidilla de triunfos de las aves, que salieron airosas en sus tres presentaciones previas.

Caracas mejoró su récord a 5-6 y se colocó a ½ encuentro de diferencia de Lara, que con un saldo de 6-6 es el dueño de la segunda y última plaza que da acceso a la Gran Final, a la que Tiburones de La Guaira (10-1) ya está clasificado. La escuadra avileña, que el domingo perdió 12-4 ante su similar crepuscular, se apuntó una victoria importante porque le permitió dominar 3-1 la serie particular entre ambos equipos en la fase semifinal.

El éxito fue producto, en gran medida, de la buena vista de los bateadores caraquistas que fueron capaces de negociar cuatro bases por bolas de manera sucesiva, para marcar dos veces en un séptimo inning, en el que el club perdía 1-0 y José Adames, relevista anfitrión, lució imponente tras ponchar al leftfielder Harold Ramírez.

Después de eso, el bateador designado Jhonny Pereda sonó un sencillo y fue suplido por el corredor emergente Ángel Aponte. Posteriormente, el inicialista Balbino Fuenmayor fue retirado por la vía de los tres strikes. Con dos outs, Adames perdió el control de sus envíos y les obsequió boletos en sucesión al patrullero José Rondón y al rightfielder Oswaldo Arcia para llenar las almohadillas.

Henry Blanco, mánager de los Pájaros Rojos, decidió reemplazar a Adames con José Ascanio y la estrategia no funcionó, porque este último le regaló un pasaporte al cátcher Freddy Fermín, quien generó una carrera forzada que fue anotada por Aponte para nivelar el score 1-1.

En ese turno, Fermín mostró su gran criterio como toletero, pues negoció la transferencia después de estar en cuenta de tres bolas y dos strikes, en un duelo de siete envíos.

“Gracias a Dios, mantuve la concentración y me enfoqué en no regalar más pitcheos. No pegué un hit, pero ese boleto nos sirvió porque pudimos anotar para reaccionar”, explicó Fermín, Novato del Año y Jugador Más Valioso (JMV) del torneo previo de la LVBP, a Venevisión.

Después se presentó al plato Harold Castro y este último fue testigo de cómo Ascanio se divorció, de manera repentina, de la zona de strike al tirar cuatro lanzamientos malos seguidos que lo llevaron a caminar a la inicial y a remolcar “de caballito” a Rondón (2-1). El antesalista Gabriel Noriega se ponchó ante Ascanio para poner fin a ese fatídico acto para los alados.

“Harold Castro y yo hablamos bastante antes del juego y acordamos que la fórmula para ser exitosos frente a Lara era poner presión sobre los serpentineros contrarios. Decidimos no hacer swings a envíos malos y hoy (lunes) se dieron las cosas a nuestro favor”, agregó el máscara leonino.

Caracas no cedió la ventaja en el resto del tope y logró fabricar otra anotación por la vía de la fuerza. Aponte le cedió su puesto en el octavo tramo al toletero emergente Gabriel Lino y éste respondió a la confianza del mánager José Alguacil, al despachar un laberíntico jonrón por el jardín central frente a Silvino Bracho, cerrador de Águilas del Zulia que actúa como refuerzo de Lara en el Todos Contra Todos. Lino decretó el 3-1 en el tanteador del coso deportivo barquisimetano.

Cardenales, que cayó apenas por segunda vez en sus últimos ocho desafíos, inauguró la pizarra (1-0) en el quinto capítulo con un bambinazo solitario del careta Carlos Narváez frente a Norwith Gudiño, miembro del bullpen felino. No había outs.

El propio Narváez fue el responsable de la segunda y última raya de los emplumados en el noveno inning, al batear un triple que llevó desde la antesala hasta la goma al patrullero central Gorkys Hernández con un par de outs (3-2).

Narváez, a quien le faltó el sencillo para completar la escalera y en ese noveno tramo fue suplido por Javier Sanoja (corredor emergente), castigó a Anthony Vizcaya, taponero de Navegantes del Magallanes que refuerza al Caracas en el Round Robin, quien después dominó al camarero Ildemaro Vargas con un manso rodado por la vía 43 para bajar el telón del cotejo y apuntarse el salvado, su primero en estos playoffs.

Fermín reveló la clave para retirar al intermedista de Cardenales. “Vargas es buen bateador de rectas y por eso hablé con Vizcaya antes de enfrentarlo. Le pedí que mezclara sus lanzamientos (curvas lentas y bolas rápidas), para confundirlo y dominarlo. Al final se dieron las cosas, tal y como queríamos”, añadió Fermín quien ligó de 3-1 con una producida y el recordado boleto negociado que abrió el rally de los reyes de la selva en el séptimo tramo.

Fue una confrontación de “alto voltaje” en el Nido, pues hubo pocas carreras y el marcador se mantuvo nivelado 0-0 hasta el cuarto episodio. Tanto Fabián Blanco (Cardenales) como Wilfredo Boscán (Leones) fungieron como monticulistas abridores y se marcharon sin decisión.

Fabián Blanco trabajó 3.0 innings sin ceder rayitas, admitió tres hits, repartió una base por bolas y propinó dos ponchetes. Boscán laboró 4.0 entradas en cero, toleró cuatro inatrapables, no caminó adversarios y guillotinó a cinco.

“Boscán es un tremendo lanzador y sólo le pedí que localizara bien sus pitcheos en este partido. Me hizo caso y tuvo una gran salida. Estoy orgulloso de él”, acotó el defensor del pentágono capitalino que fue alineado como séptimo cañonero y dejó su average en .222 en esta postemporada.

El triunfo se lo apuntó José Mujica (1-1), uno de los seis tiradores empleados por Alguacil, mientras que el revés fue para Adames (1-1), uno de siete brazos utilizados por Henry Blanco en la velada en la Capital Musical de Venezuela.

Tras este enfrentamiento, Leones se alistará para medirse el martes con Bravos de Margarita (4-7) en el parque Universitario de Caracas. Lara tendrá fecha libre.

“No es fácil jugar un Round Robin, pero aquí vamos. Hay que trabajar fuerte todos los días porque en esta fase se labora casi sin descanso. Seguiremos haciendo lo posible por buscar las victorias”, remató Fermín, grandeliga de Reales de Kansas City.-lvbp.com-