miércoles, 24 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Los Leones se niegan a morir

Ante los ya eliminados Tigres de Aragua, los Leones del Caracas salvaron su primer match point, se impusieron por 8-4 sobreviviendo una jornada más en la recta final del Round Robin.

Maracay.– Leones del Caracas capitalizó sus oportunidades para vencer la noche del viernes como visitante 8-4 a Tigres de Aragua y sobrevivir, por una jornada más, en el Round Robin de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP).

Los capitalinos, que anotaron una vez en el primer inning, tres en el tercero, una en el quinto, dos en el sexto y una en el octavo, estaban obligados a ganar en el Estadio José Pérez Colmenares de Maracay, pues su actuación estaba condicionada con el desempeño de Cardenales de Lara que recibiría a Bravos de Margarita en Barquisimeto. Una caída de la manada y un triunfo de los alados hubiera permitido la clasificación de los segundos a la Gran Final, pero esa combinación no se dio.

Caracas aprovechó su victoria para nivelar su récord a 7-7 y Aragua, ya eliminado, cayó a 5-10.

“Todos en el equipo tenemos las cosas muy claras. O ganamos o nos vamos a casa y, en realidad, todos queremos seguir en carrera y quedarnos aquí, en la lucha por el campeonato”, comentó Harold Ramírez, bateador designado de Leones, a Venevisión tras el careo de postemporada.

Leones sabía que un resbalón acabaría con su sueño de revalidar el cetro obtenido en la campaña anterior y atacó rápido al abridor anfitrión, José Enrique Martínez, al tomar la ventaja de 1-0 en la primera entrada.

Después de un out, Harold Castro disparó un doble al jardín izquierdo y avanzó a la antesala con un rodado de Yadir Drake. Castro anotó gracias a un sencillo al bosque derecho de José Rondón que rompió el celofán (1-0).

En el tercer capítulo logró su mejor rally tras pasar por la casa en tres oportunidades. Gabriel Noriega sacudió un sencillo y después Ramírez lo emuló para dejar a corredores tanto en el primer como en el segundo cojín.

Luego que Castro falló con un globito a la antesala, Drake pegó un sencillo y llenó las almohadillas. Rondón, Productor del Año de la LVBP, mostró paciencia y negoció un boleto para que Noriega tocara el home (2-0).

Acto seguido, se presentó el debutante Rainel Rosario y conectó un roletazo que manejó Ángel Aguilar, defensor de la tercera almohadilla. Tomó la esférica y trató de iniciar una doble matanza por la vía 54-43, pero no pudo concretarla.

Su disparo fue un poco abierto y el camarero Alexi Amarista se estiró para concretar un out en el segundo saco. Amarista lanzó con potencia a la inicial, pero Rosario ganó en la carrera y llegó a salvo.

En esta singular acción Ramírez tocó la registradora y puso el tanteador 3-0.

Drake hizo gala tanto de su agresividad como de su rapidez y aprovechó que el primera base Yonathan Mendoza no le prestó atención a su desplazamiento, para iniciar una galopada desde la segunda hasta el plato (4-0), una muestra de la necesidad de éxito de los reyes de la selva.

“Aquí en Leones todos los jugadores mantenemos una actitud positiva y por eso pudimos salir airosos. No nos sirve otra cosa que no sea ganar y ganar. Por eso salimos a jugar con soltura y contundencia. Nos sentimos muy felices porque pudimos celebrar”, agregó el neogranadino al hacer referencia a ese episodio.

La quinta raya leonina se produjo en el quinto tramo. Aldrem Corredor tronó un doblete para llevar a la goma a Drake, quien estaba en el primer saco tras negociar una transferencia. Con dos outs, los avileños ampliaron la diferencia a 5-0.

En el cierre de ese capítulo, Tigres inauguró su cuenta. Con un par de outs, Mendoza ligó un sencillo y remolcó a Carlos Tocci (5-1).

Los melenudos volvieron a pasar por el pentágono, gracias al buen contacto de Ramírez. El beisbolista de Cartagena empalmó un triple impulsor de dos anotaciones y decretó el 7-1. Su extrabase se produjo en el sexto inning sin retirados. Con él trajo a la registradora tanto al antesalista Wilfredo Tovar como a Noriega.

“Hoy (viernes). Me sentí muy bien en el cajón de bateo porque hice algunos ajustes y pude pegarle a la pelota con más contundencia. Realicé mi swing con mucha soltura y me sentí realmente cómodo en cada turno. Me fue excelente al ataque y me siento feliz”, señaló Ramírez, quien concluyó de 6-3 con una anotada y dos empujadas en la velada maracayera.

En el octavo, Caracas completó su producción gracias a un hit de Rosario que le permitió cruzar el home a Castro para colocar el luminoso 8-1. Había dos outs.

Aragua maquilló el resultado gracias a que pudo marcar tres veces en el octavo acto, para sentenciar la pizarra definitoria (8-4). Un elevado de sacrificio del cañonero designado Daniel Mayora produjo una raya (8-2). Después se registraron incogibles remolcadores de una carrera tanto de Tocci (8-3) como de Aguilar (8-4). El hit de Aguilar fue curioso porque la bola pegó de la pared del leftfield, pero no se convirtió en extrabase porque este infielder no corrió, al quedarse contempló la trayectoria de la esférica, al pensar que había despachado un cuadrangular.

El abridor de Caracas, Lázaro Blanco, se marchó sin decisión después de permitir una rayita limpia y seis hits en 4.1 entradas. Los relevaron Miguel Rodríguez, José Mujica, Miguel Socolovich, Anthony Vizcaya, Norwith Gudiño y Edwin Fierro, quienes se combinaron para permitir tres anotaciones “lícitas” en el resto del careo y concretaron el éxito forastero. Del lote sobresalió Mujica, quien se acreditó el lauro y ahora exhibe foja de 2-1 en el Todos Contra Todos.

Martínez (0-2), quien toleró cuatro carreras sin suciedad y cinco imparables en 2.1 innings, sufrió el revés. Fue uno de los seis monticulistas aragüeños que laboraron en el Derbi Felino de la LVBP.

Tras evitar la eliminación, Leones tratará de volver a hacer gala de su capacidad de supervivencia este sábado cuando rete a Tiburones de La Guaira en el parque Universitario de Caracas. Tigres descansará el 20 de enero de 2024 y jugará el domingo frente a los escualos en el coso de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

Ramírez, visiblemente emocionado, se siente motivado con la posibilidad que todavía tiene Leones de pasar a la etapa cumbre, pues la matemática le da esa esperanza al grupo de beisbolistas.

“Nos quedan dos partidos y vamos a buscar victorias. Aquí, en el Caracas, todos estamos enfocados en ganar y sé que podemos hacerlo. Yo vine este año a Venezuela porque siento mucho cariño por la fanaticada y seguiré aportando mi ‘granito’ de arena para ayudar a los triunfos de este club”.-lvbp.com-