sábado, 24 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Los Leones se ensañaron contra Cardenales

Luego de dos derrotas seguidas y tras perder el invicto y el liderato, Caracas se repuso pagando los platos rotos los Cardenales de Lara que sufrieron una dura derrota de 12-2 en el Universitario.

Caracas.- Los leones llegaron heridos. La derrota los acompañó en sus dos últimas batallas campales, una más inesperada que la otra; y con ellas la caída de la cima. Con el orgullo trastocado, dados los recientes acontecimientos, saltaron a su feudo dispuestos a revertir su situación actual. Lo hicieron al dar caza y devorar a unos Cardenales de Lara, que tuvieron muy poca oportunidad de defensa.

Así que Caracas logró alzar los brazos en la jornada del miércoles de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP), con pizarra de 12 a 2, bajo los reflectores del Estadio Universitario.

Cualquier desprevenido que vea el resultado puede asumir que se trató de un juego en el que los capitalinos dominaron cómodamente de principio a fin. Pero no fue así. Tuvieron que bregar en las cinco primeras entradas, en las que se vieron adormecidos por el abridor crepuscular William Pérez.

El derecho se benefició del respaldo que recibió de sus compañeros bateadores, temprano en el compromiso. Lara fabricó una carrera en el primer inning, engendrada por el puertorriqueño Kenny Vargas con sencillo. Un capítulo después sumó una rayita más, en esta ocasión como consecuencia de un error en tiro del antesalista Gabriel Noriega a batazo de Alí Sánchez.

Ambas anotaciones fueron suficientes para que Pérez trabajara con cierta holgura. Tuvo un breve descuido en la baja del tercer acto cuando permitió, en las piernas de José Rondón, la única carrera de su labor, que terminó tras 5 entradas de 3 imparables, misma cantidad de abanicados y una base por bolas.

Una vez removido Pérez del encuentro, en la baja del sexto episodio, el conjunto caraquista se envalentonó y se ensañó contra el relevo del Cardenales.

Primero lo hizo contra el relevista norteamericano James Dykstra y luego con todos sus sucesores. Dykstra fue víctima de los bates selváticos y de su propio descontrol. Su actuación se limitó a dos tercios de innings, en los que concedió un solo incogible, regaló un par de boletos y además incurrió en un wild pitch.

Al final se le adjudicaron tres carreras a su actuación.

Luis Madero entró en su auxilio, pero nada pudo hacer y, por el contrario, salió de igual manera castigado. El diestro no pudo sacar out alguno después de regalar una base por bolas, incurrir en un pitcheo salvaje y admitir dos inatrapables, uno de Rondón impulsor de dos y el otro de ellos, el primer triple en la LVBP del joven Leandro Cedeño, que llevó a Rondón hasta la goma.

Como si no bastara, el sorprendente Gabriel Noriega recibió al tercer integrante del bullpen larense que se encimaba en la lomita en el inning, Diego Moreno, con su cuadrangular número tres de la campaña, el tercero en días corridos.

Moreno resultó también afectado por el hit 400 en Venezuela de Wilfredo Tovar, una línea tendida hacia la pradera central. Para el “Wilfri” fue su segundo de la noche y el 350 como integrante de Leones del Caracas.

“Primero dándole gracias a Dios por estar sano. Creo que cuando uno tiene salud le puede salir todo. Es algo que siempre he esperado y siempre he trabajado para eso. Estoy muy contento, llevaba 12 turnos sin dar hits, le estaba dando bien a la pelota, pero de frente. Estuve día tras día trabajando con (Ramón) Castro y me he sentido mejor”, le exclamó el nuevo integrante de la cofradía de peloteros con al menos cuatro centenas de imparables en la LVBP, al circuito radial del Caracas.

El voraz ataque felino no acabaría allí. En el séptimo volvieron a causar estragos liderados por el dominicano Isaías Tejeda y su primer jonrón de la zafra 2022-2023. Cedeño y Noriega también se hicieron sentir en el tramo, con un remolque para cada uno.

En el octavo, Tejeda una vez más dio una exhibición de poder con su segundo estacazo de vuelta entera del día, que le puso cifras definitivas al desafío.

“Trataba de buscar un buen pitcheo y conectarlo correctamente. Ya yo sé que, si la conecto bien, la bola puede salir del parque. Eso fue lo que pude hacer, tomé confianza y salió el batazo”, le dijo el quisqueyano a la transmisión radiofónica caraquista, antes de sentenciar: “Yo lo único que trato es hacer mi trabajo, no pensar tanto en grande, sino que salgan las cosas y pase lo que tenga que pasar”.

Si bien todos los focos de la jornada se lo llevan los integrantes del lineup de José Alguacil, el pitcheo de igual manera destacó, incluso el abridor Jesús Miguel Vargas, a pesar de encajar las dos carreras de Cardenales.

El joven aguantó y pudo mantenerse en el montículo por cuatro innings. Eduardo Paredes, Alfred Gutiérrez (ganador), Miguel Socolovich, Tyler Wilson y Jesús Zambrano, no sufrieron mayores complicaciones ante la dilatada ofensiva del Lara.

“El equipo ganó. Hicimos tremendo trabajo entre los bate. lvbp.com