jueves, 22 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Las Águilas y su dilema de cómo detener a Caribes

Luego de dominar a placer gran parte de la temporada regular, el Zulia se vino a menos y con un desgastado pitcheo deberán buscar la fórmula de cómo detener a la fuerte ofensiva oriental

Maracaibo-. Si la temporada se rigiera por lo que muestran los equipos en la ronda regular, las Águilas del Zulia ganarían el premio a la consistencia, por haber mantenido el liderato por más tiempo en los dos meses de campaña, pese al bajón que sufrieron a mediados de diciembre. Sin embargo, como en la postemporada se empieza desde cero, los dirigidos por Marco Davalillo deben afilar las garras y detener a un difícil competidor en este tipo de series, como lo son Caribes de Anzoátegui.

Si hay algo que la “Tribu” supo hacer en la década que acaba de culminar, fue encargarse de ser un equipo triunfador de los playoffs. Los orientales ganaron tres títulos entre 2010 y 2019. Son los únicos campeonatos que lucen en la vitrina, pero esa actualidad los hizo uno de los conjuntos más complicados de desafiar en las rondas finales.

Quizás en rondas regulares, el club aborigen no es el más temible entre los ocho competidores. Ha sabido luchar contra los pronósticos y en las últimas tres oportunidades lograron clasificarse a la siguiente fase, como es el caso de esta, que aseguraron su pase a enero por décimo año consecutivo, con lo justo.

Un aspecto muy claro, que han tenido los orientales desde su primer cetro logrado en la 2010-2011, es que el poder va de la mano con ellos. Este curso no fue la excepción. Caribes podría ser el flamante conquistador si de ofensiva se tratara, aún más con la incorporación de Willians Astudillo. El utility perteneciente a los Mellizos de Minnesota, recibió el permiso y lo convierte en el pelotero mejor rankeado del momento, por su estatus en la Gran Carpa.

El único inconveniente era el pitcheo, pero al haber elegido a Ángel Nesbitt como primer refuerzo y a Jhondaniel Medina en la segunda vuelta del Draft de Sstituciones, se curaron en salud en el relevo, pues ambos brazos lucieron muy eficaces con Tigres de Aragua.

Nesbitt lanzó 19 presentaciones, distribuidas en 16.2 episodios, en los que permitió 11 inatrapables, dos rayitas limpias (1.08 EFE), otorgó siete boletos y ponchó a 19 bateadores. Por su parte, Daniel dejó porcentaje de carreras limpias admitidas de 3.63, ganó cinco encuentros en 22.1 innings de labor y tuvo una relación de abanicados y base por bolas de 28/6.

A eso hay que agregar, el regreso del zurdo Liarvis Breto, quien actuó en la zafra hasta el 20 de noviembre (cinco compromisos).

Comandados por Astudillo, Denis Phipps y René Reyes, es posible que los dirigidos por Jackson Melián se metan en la semifinal, pero ¿será suficiente ante el pitcheo abridor de los rapaces?

Los zulianos contaron con uno de las mejores rotaciones del torneo, tras las pocas posibilidades que otorgaron los abridores, Ramón García Jr., los dominicanos Logan Durán y Alexis Candelario, más el zurdo César Jiménez.

Con gran pitcheo tienes buena parte del camino asegurado, aunque el relevo se convirtió en una incógnita en las últimas de cambio y la gerencia no dudó en reforzar.

Wilking Rodríguez aterrizó en el nido, tras ser la primera decisión de reforzar durante el draft realizado el 31 de diciembre. Esto le cayó como anillo al dedo a un golpeado bullpen, en el que se tambaleó el cerrador Arcenio León, pese a que el dirigente Marco Davalillo nunca dudó en alejar del importante rol al derecho.

Si hay inconvenientes y emergencias antes de la llegada en el juego para el taponero, Rodríguez (2.16 de efectividad en 25.0 innings y 0.92 de WHIP) será un gran alivio para la causa rapaz.

Zulia se mantuvo victorioso por largo tramo del curso, pero los errores los arrastraron a los resultados negativos. Fueron el conjunto con la segunda mayor cantidad de pecados cometidos en la campaña con 62. El campocorto Engelb Vielma incurrió en 20 pifias, algo que obscurece lo que pudo haber logrado con el madero. Sin embargo, con la llegada de Julio González eso lo esperan remendar, pues el cubano ha mejorado mucho con el guante y fue de lo mejores en la novena de Bravos de Margarita.

Tras cubrir algunas de sus necesidades, la directiva de Águilas logró conseguir los servicios de los viejos conocidos Alí Castillo, Ángel Aguilar y Humberto Arteaga, para la primera serie de postemporada.

Castillo ya había estado presente en la temporada, pero viajó para resolver algunos asuntos personales. Ahora está de vuelta para disputar su sexta ronda de playoff y buscar el tercer anillo de campeón y segundo con el Zulia.

Mientras que, Arteaga con su recorrido en las Mayores en 2019, le da jerarquía en el infield naranja que tantas dudas generó durante la eliminatoria.

Aguilar otorgará más ataque al lineup, que ha sido cargado en los hombros de Olmo Rosario, Yosmany Guerra y Ángel Reyes, durante toda la campaña.

El Estadio Luis Aparicio “El Grande” será el escenario para el inicio de la contienda, desde las 6:00 pm del 3 de enero.

El último enfrentamiento en series directas entre Anzoátegui y Zulia, fue en las semifinales de la campaña 2016-2017 y Águilas se impuso 4-1, camino a su primer título en 17 años. lvbp.com