viernes, 23 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Las Águilas terminaron volando con viento a favor

Luego de una semana adversa, el Zulia sumó dos victorias consecutivas ante los Bravos de Margarita.

Maracaibo.- La serie de fin de semana entre Águilas del Zulia y Bravos de Margarita fue de extrema lucha entre ambos equipos, que hicieron todo para llevarse el triunfo, pero los rapaces dominaron la jornada del domingo y ganaron 5 a 4, en el Estadio Luis Aparicio “El Grande” de Maracaibo.

El juego estuvo para cualquiera, pero en el octavo Humberto Arteaga conectó triple, para después ser remolcado por José Tabata, con un elevado de sacrificio a la pradera izquierda.

“Logramos ganar el partido. Sentí un poco de presión, pero al tener experiencia en la liga, ya sabía lo que había que hacer. Fue un pitcher difícil (Rick Teasley), pero confié en mis manos para salir con el resultado”, contó Tabata al canal IVC. “Fue como un cutter, que fui a buscar adelante. También debo agradecer al público que nos apoyó hasta el último momento”.

Con Carlos García en su turno al bate, el lanzador Reiner Roibal envió pelota descontrolada y permitió a los insulares abrir el marcador en la parte alta del segundo episodio.

Más tarde, en el mismo tramo, los rapaces dijeron presentes y, con el segundo jonrón de la campaña para Jairo Pérez, se pusieron arriba tres por uno, al haber par de corredores en circulación con el batazo de vuelta completa del jardinero.

Los visitantes fueron de a poco descontando el resultado, porque en el siguiente capítulo, Daniel Mayora bateó para dobleplay, pero al tener la autopista colapsada, permitió a Olmo Rosario anotar desde la antesala.

El careo fue un toma y dame por ambas novenas, ya que, en el cuarto los locales colocaron la cuarta anotación en el marcador, con sencillo al centro del rendidor novato Alejandro Salazar, que envió a Alberto González anotar desde la intermedia.

Sin embargo, en el quinto inning los neoespartanos marcaron la igualdad, al aprovechar las jugadas pequeñas y errores cometidos por el rival.

Primero, Rosario se sacrificó con toque de bola y el serpentinero Elvis Araujo falló el tiro, para que Carlos García pisara el home. Luego Mayora volvió a fallar con doble matanza, pero que sirvió para fijar la paridad en la pizarra.

En el noveno entró Jeffeson Medina para ponerle fin al juego y aunque tumbo un hombre en base, una jugada sublime a la defensiva sentenció el encuentro. Eduardo Paredes ganó y Teasley cargó con la derrota. Por lvbp.com