sábado, 13 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Kimia Yousofi la cara de “los sueños robados”

“Es un honor representar de nuevo a las chicas de mi patria. Niñas y mujeres que se han visto privadas de derechos básicos, incluida la educación, que es el más importante”.

La atleta Kimia Yousofi asegura que en París 2024 representará “los sueños robados y las aspiraciones” de todas las mujeres afganas tras el regreso al poder de los talibanes en ese país asiático en agosto de 2021.

La velocista, especialista de los 100 metros lisos, fue la abanderada de la delegación afgana en los Juegos de Tokio hace tres años, pero después huyó de su país para escapar a la persecución de los talibanes en el poder de Kabul.

Es una de las cinco atletas, con vínculos con el movimiento olímpico, que recibieron un salvoconducto para viajar a Australia, acompañados por sus familias, un año después.

“Es un honor representar de nuevo a las chicas de mi patria. Niñas y mujeres que se han visto privadas de derechos básicos, incluida la educación, que es lo más importante”, declaró la deportista de 28 años a través del Comité Olímpico australiano, país en el que ahora reside como refugiada.

“Represento los sueños robados y las aspiraciones de estas mujeres. De aquellas que no tienen la autoridad para poder tomar decisiones como seres humanos libres”, insistió.

“Ni siquiera tienen derecho a entrar en un parque”, reiteró la deportista, que también mostró su “agradecimiento a todos aquellos que han hecho posible este viaje”.

Tres hombres y tres mujeres

La delegación afgana en los Juegos de París estará compuesta por un equipo de tres mujeres y tres hombres. Las mujeres participarán en atletismo y ciclismo y los hombres en atletismo, judo y natación.

Estos deportistas fueron seleccionados por el Comité Olímpico Internacional (COI) en concertación con el Comité Olímpico Afgano, cuya mayoría de miembros se encuentran exiliados.

Solo el judoca sigue viviendo en su país y la delegación participará con los colores (negro, rojo y verde) de la antigua república afgana, derrocada por los talibanes. También sonará el antiguo himno.

El COI ha rechazado acreditar a ningún representante del gobierno talibán y éste reiteró el lunes que no reconoce ni a Yousofi ni a las otras dos deportistas como representantes del país en los Juegos.

“Solo tres atletas representarán a Afganistán”, declaró el portavoz de los talibanes Atal Mashwani, en referencia a los tres deportistas hombres.

“Actualmente, la práctica del deporte femenino ha sido suspendida. Si no se practica deporte femenino, ¿cómo pueden representar al equipo nacional?”, se interrogó en declaraciones a AFP.

‘Apartheid’ de género

Los talibanes tienen una interpretación muy estricta del Islam que priva de derechos a las mujeres, que de hecho están apartadas no solo del deporte sino de muchos espacios públicos, de la educación y también de ciertos trabajos.

Naciones Unidas ha calificado estas restricciones de “apartheid de género”.

El COI ya excluyó a Afganistán de los Juegos en 1999, durante el primer periodo de los talibanes en el poder (1996-2001), cuando ya se prohibió a las mujeres practicar deporte.

El país asiático fue readmitido en el movimiento olímpico cuando los talibanes fueron expulsados del poder luego de una invasión dirigida por tropas estadounidenses tras los atentados del 11 de septiembre en Nueva York.

París-2024 son los primeros Juegos que se celebran desde el regreso al poder de los talibanes.

En esta ocasión, el COI se ha planteado la situación de manera diferente, dando el visto bueno a un equipo afgano para asegurarse que los 206 países estarán representados, con deportistas que no se habrían calificado de otro modo.

“Una inspiración para sus compañeros”

El entrenador australiano de Yousofi, John Quinn, será el entrenador jefe en Francia, anunció el Comité Olímpico Australiano.

Quinn elogió a Yousofi, que participará en sus terceros Juegos, a la que definió como una “inspiración para sus compañeros de entrenamientos”.

“Desde que llegó aquí ha mejorado mucho técnicamente en la pista y tiene un gran equipo a su alrededor”, explicó el técnico.

“Pero si además tienes en cuenta todo lo que ha tenido que hacer, entrenamientos, un nuevo idioma, traer a su familia y todo lo demás, es increíble”.

“Sin duda, su esfuerzo ha inspirado a sus compañeros de equipo. Ahora se va a encontrar de nuevo con un escenario mundial en París”, concluyó.

Afganistán, que cuenta con el tercer contingente de exiliados del mundo, tendrá también cinco representantes en el Equipo Olímpico de Refugiados, entre ellos su capitana, la ciclista Masomah Ali Zada.