domingo, 3 marzo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Inter sobrevivió ante el Oporto en el Dragão

Aguantando hasta el último minuto, el Inter de Milán empató sin goles ante el Oporto y gracias a su triunfo en el partido de ida, clasificó a los cuartos de final de la Liga de Campeones dónde regresará 12 años después.

Lisboa.- El Inter de Milán empató hoy a cero contra el Oporto, por lo que el solitario gol de Lukaku en la ida le bastó para regresar a los cuartos de final de la Liga de Campeones por primera vez en doce años.

Tras un partido marcado por la cautela en la primera parte y la desesperación en los instantes finales, el conjunto milanés acabó imponiéndose gracias a un juego defensivo que anuló las embestidas del Oporto.

De esta forma, los «nerazzurri» acceden a los cuartos de final de la máxima competición europea por primera vez desde la temporada 2010/2011, cuando defendían el título conquistado en la edición anterior.

Por parte del Oporto, la vuelta empezó a complicarse incluso antes del saque inicial.

El veterano central Pepe fue baja de última hora, lo que amplió la lista de titulares indisponibles, junto al lesionado João Mário y al sancionado Otávio.
La mínima ventaja obtenida en San Siro llevó a Simone Inzaghi a adoptar una estrategia prudente, esperando a que el rival cometiera un error.

Por su parte, Sérgio Conceição, exjugador del Inter y compañero de Inzaghi en el Lazio, optó una vez más por la presión, aunque en la primera parte no tuvo tanto éxito como en el choque de ida.

Y es que los «nerazzurri» impidieron a la defensa blanquiazul establecer conexión con las piezas del centro del campo, lo que provocó varios gritos del técnico luso en demanda de mayor velocidad en los pases.

Mientras al Oporto le costaba encontrar espacios, el Inter apenas amenazaba la portería contraria.

El equipo milanés aún creó algunos instantes de peligro, sobre todo por mediación de Dumfries, el más activo del once en la primera parte, pero, a excepción de un disparo de Dzeko, Diogo Costa no tuvo que intervenir tan a menudo.

Los «dragones» encontraron por fin su juego a medida que se acercaba el descanso, y sólo no llegaron al gol gracias a un corte de Dimarco.

Pero una vez que encontraron el acelerador, los jugadores del Oporto sobrepasaron el límite de velocidad y permitieron al Inter aprovecharse de su descontrol.

Una pérdida de balón de Uribe por distracción cerca de su portería llevó a Lautaro Martínez a amenazar, pero sin éxito.

Tras 45 minutos pidiendo intensidad, Conceição pedía ahora calma.

Con el tiempo ya en su contra, el Oporto regresó a la segunda parte en busca de un gol, y Uribe, en busca de redención por su error, envió un balón al larguero.

Tras 70 minutos de cautela, ambos entrenadores decidieron retocar sus equipos en favor del ataque, con la entrada de jugadores como el belga Romelu Lukako por parte del Inter o el español Toni Martínez por parte del Oporto.

Los cambios llevaron a los «dragones» arriba, pero el duelo sólo se calentó en los compases finales. Entre la espada y la pared, el Oporto intentó por todos los medios empatar la eliminatoria y estuvo incluso a punto de conseguirlo.

En el tiempo añadido, Dumfries detuvo en la línea el disparo de Marcano; pocos segundos después, Mehdi Taremi remató al poste y, en la siguiente jugada, Grucic estrelló un balón en el larguero.

En medio de la desesperación, Pepê recibió su segunda tarjeta amarilla y fue expulsado, lo que acabó con las aspiraciones del Oporto en la Liga de Campeones y selló el pase del Inter.

– Ficha técnica:
0 – Oporto: Diogo Costa; Pepê, Fábio Cardoso, Marcano, Zaidu (Wendell, min.85); Grujic, Uribe (Namaso, min.85), Eustáquio (André Franco, min.71), Galeno, Taremi y Evanilson (Toni Martínez, min.71).

0 – Inter Milán: Onana; Dumfries, Darmian (Skriniar, min. 79), Acerbi, Bastoni (de Vrij, min.74), Dimarco (D’Ambrosio, min.70); Barella (Brozovic, min. 80), Çalhanoglu, Mkhitaryan; Lautaro Martínez y Dzeko (Lukaku, min.69).

Árbitro: Szymon Marciniak (POL). Mostró tarjeta amarilla a Pepê y al técnico Sérgio Conceição por parte del Oporto y a Darmian, Dzeko y Acerbi por parte del Inter de Milán. Expulsó a Pepê tras la segunda amarilla.

Incidencias: Partido de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el Estádio do Dragão de Oporto ante 48.015 espectadores.