lunes, 4 marzo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Girona aplasta al Sevilla y Real Madrid gana de la mano del VAR

Con un hat trick del ucraniano Artem Dovbyk, el Girona sigue en lo más alto de LaLiga al golear por 5-1 al Sevilla, mientras que en un polémico partido, Real Madrid de la mano del VAR remontó ante el colista Armería. Barcelona se impuso por 2-4 al Betis.

Madrid.- El Girona continúa como líder en solitario de LaLiga EA Sports gracias al gigante ucraniano Artem Dovbyk, que firmó un triplete en seis minutos para desarbolar al Sevilla (5-1), lo que le permite mantener un punto de ventaja sobre el Real Madrid, al que el VAR le permitió remontar al colista Almería (3-2), mientras que el Barcelona se mantiene en la pugna en la distancia gracias a un ‘hat trick’ de Ferran Torres y a una bella diana de Joao Felix ante el Betis (2-4).

El cuadro sevillista, inmerso en una situación más que delicada -a un punto del descenso-, fue la víctima en esta ocasión del equipo de Míchel Sánchez, de nuevo brillante. Volvió a verse por detrás en el marcador muy pronto. A los diez minutos el canterano Isaac Romero abrió la cuenta, pero con esa misma celeridad entre el brasileño Savio y Dovbyk sentenciaron el partido.

El artillero ucraniano, que iguala con el inglés Jude Bellingham como máximo goleador de la competición, firmó un triplete entre los minutos 13 y 19, primero de cabeza a centro de Savio, luego tras envío de Portu y redondeó la faena con una acción individual en la que superó a Sergio Ramos y enganchó un potente disparo desde el borde del área.

El Girona, que provisionalmente había perdido el liderato, marcó en sus tres primeros disparos a puerta. El Sevilla no tuvo capacidad de respuesta. Fue fácil presa del vendaval rojiblanco de buen fútbol y efectividad. El líder puso el broche antes de la hora con el tanto del otro ucraniano del equipo, Viktor Tsygankov, y en la prolongación con la habitual diana del uruguayo Cristhian Stuani.

Real Madrid de la mano del VAR
Muchísimos más apuros pasó el Real Madrid para sacar los puntos ante el colista Almería, que ya puso en problemas al Barcelona e incluso al propio Girona. En esta ocasión llegó al descanso con un 0-2 al aprovechar una pésima primera mitad del cuadro de Carlo Ancelotti, que solo encontró el camino después de tres acciones polémicas en las que el colegiado Francisco José Hernández Maeso cambió su decisión tras ser llamado desde la sala VOR por Alejandro José Hernández Hernández y acudir al vídeo.

El belga Largie Ramazani, a los 37 segundos, y Edgar González (m.43), con un tremendo disparo a la escuadra, provocaron los pitos de la afición del Santiago Bernabéu cuando acabó el primer tiempo ante el pésimo rendimiento de su equipo, sin ritmo, impreciso y muy débil, acusando el desgaste del derbi copero.

No le quedaba más remedio que reaccionar al Real Madrid, que empezó a encontrar la luz a los 61 minutos en la primera intervención del VAR para que se acabara decretando penalti en el área almeriense por mano. Bellingham aprovechó el lanzamiento para recortar distancias.

Aún así la tragedia volvió a sobrevolar el Bernabéu dos minutos en una contra que culminó un joven de la casa Blanca, Sergio Arribas, a la postre anulado a instancias del VAR por un manotazo del senegalés Dion Lopy a Bellingham en el inicio de la jugada.

Pero es que muy poco después el colegiado y el VAR volvieron a recobrar protagonismo. El árbitro anuló un gol al brasileño Vinicius, pero tras ser llamado y acudir al vídeo fue dado como válido al entender que el remate se había producido con el hombro.

Todas estas decisiones dieron vida al Real Madrid, que en cambio no pudo culminar la remontada hasta el minuto 99, casi al final de una eterna prolongación, con un remate de Dani Carvajal tras tocar de cabeza Bellingham.

Respiró alborozado el Bernabéu por otra victoria in extermis, la 1.000 liguera en su estadio, y lamentó, indignado por la actuación arbitral, el Almería, que sigue sin conocer la victoria esta temporada y no encuentra alguna luz de esperanza en forma de puntos.

Barcelona salvado por Ferran Torres
El Barcelona mostró sus dos caras en Sevilla ante el Betis pero supo acabar con los puntos. Victoria de gran valor. De hecho, acabó con la condición de invicto en el Benito Villamarín del cuadro del chileno Manuel Pellegrini, que no pudo dedicar un buen resultado al mexicano Andrés Guardado, al que homenajeó en los prolegómenos por su marcha al León tras convertirse en el jugador extranjero con más partidos en la historia del club (218).

El conjunto de Xavi Hernández cuajó una hora bastante buena, de las mejores de la temporada. Con el joven Lamine Yamal muy inspirado, Ferran Torres fue la punta de lanza para encarrilar la victoria con un doblete (m.21 y 48).

No obstante, el Betis se encomendó a su gran figura esta temporada, Isco Alarcón, para volver a la vida. El internacional español, de nuevo brillante, igualó el partido con otro doblete en tres minutos (56-59) y el partido entró en una nueva dimensión, aunque la calidad individual acabó por ser decisiva.

Un precioso disparo con el exterior del portugués Joao Felix devolvió a los 90 minutos el mando al Barcelona, que remató el partido con el triplete de Ferran Torres (m.92), clave ahora mismo en el cuadro de Xavi, que se mantiene a ocho puntos del Girona y a siete del Real Madrid.

Osasuna continuó con su ascenso. El equipo de Jagoba Arrasate sumó su tercera victoria seguida liguera en El Sadar gracias a un increíble gol de Jesús Areso a los ochenta minutos que frustró la remontada del Getafe (3-2).

El jugador navarro se internó por su banda derecha y casi desde el córner envió un centro-chut que sorprendió a David Soria, meta getafense, para desnivelar definitivamente un partido que había tomado un cariz azulón con su reacción tras el descanso con los goles de Borja Mayoral y del serbio Nemanja Maksimovic tras situarse Osasuna con una clara ventaja en la primera parte gracias a Raúl García e Iker Muñoz.

El segundo triunfo seguido de los de Arrasate les sitúa en la mitad de la tabla justo por detrás del conjunto de José Bordalás, que encadenó su segunda derrota consecutiva y que aún no ha ganado en LaLiga en este 2024.

Search

¡Síguenos!

Noticias relacionadas