jueves, 18 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

España firma con goleada sus credenciales de favorito 

Con un fútbol envolvente y convincente, la selección española goleó por 3-0 a Croacia presentando así sus credenciales como favorito para llevarse la Eurocopa.

Letal, España presentó su candidatura para ganar la Eurocopa de Alemania con un contundente triunfo (3-0) sobre una desacertada Croacia, este sábado en el Estadio Olímpico de Berlín en el arranque de un grupo B que completan Italia y Albania.

Fuera de la ‘pole position’ para ganar el torneo, compartida por Francia e Inglaterra según la mayoría de los observadores, la Roja mandó un aviso importante superando con autoridad a la roca balcánica, semifinalista hace año y medio en el Mundial de Catar. 

“Es un golpe de moral importante, pero en cinco días tenemos a Italia, hay que seguir con los pies en el suelo”, señaló el seleccionador español Luis de la Fuente, que destacó “la versatilidad” de los suyos para adaptarse a las fases del juego.

“Pido perdón por este mal espectáculo, es increíble ver a todos los que se han desplazado, lo siento por ellos”, dedicó el preparador croata Zlatko Dalic a los miles de hinchas del equipo que llenaron las gradas del Olímpico.

El capitán de la Roja Álvaro Morata (28), Fabián Ruiz (32) y Dani Carvajal (45+2) dejaron el partido sentenciado al descanso.

En el tercer gol español asistió desde la derecha con la zurda el niño prodigio Lamine Yamal, convertido a sus 16 años y 11 meses en el futbolista más joven en disputar una Eurocopa.

‘Leer los momentos del partido’

“Leer los momentos del partido”. Lo había dejado claro Rodri, el nuevo líder de la Roja. “Es lo que tenemos que mejorar con respecto a los torneos anteriores”. Dicho y hecho.

Fiel a su costumbre, España había arrancado mandando con el balón para agruparse cuando el eterno Luka Modric mandó a los suyos ganar unos metros y presionar la salida de balón mediada la primera parte.

Con este panorama Fabián Ruiz levantó la cabeza y leyó el desmarque por el centro de Morata, rápido y potente a campo abierto, ganador en el cuerpeo con Marin Pongracic, para sentenciar a Dominik Livakovic.

Cuatro minutos después el medio del París Saint-Germain se ilustró. Lamine Yamal atrajo defensas en la derecha y jugó con Pedri. El destino final fue Fabián: sangre fría para tirar una doble finta y disparó cruzado a las mallas.

Entre medias Croacia había aprovechado el desorden español tras los goles para fabricar buenas ocasiones.

Estuvo cerca Mateo Kovacic con una conducción (30), Marcelo Brozovic se topó con Unai Simón (34) y Josko Gvardiol tuvo el gol en su bota izquierda (41).

Carvajal, fiel a su cita con el gol

Aguantado el temporal balcánico apareció el goleador del momento, el lateral derecho Carvajal, para volver a mojar tras abrir el marcador en la final de la Champions hace dos semanas, en el triunfo 2-0 del Real Madrid sobre el Borussia Dortmund.

Esta vez entró al primer palo para convertir un centro envenenado de Lamine Yamal. El extremo del Barça creció según avanzaba el partido, rozando el gol tras un regalo del recuperado Pedri (53).

Dalic tiró definitivamente la toalla cuando sacó del partido al icono Modric con media hora por jugar.

En esta segunda parte España siguió evidenciando que jugaba con una zaga en la que sus integrantes suman pocos kilómetros juntos.

“Hemos concedido más de lo que deberíamos conceder si queremos llegar lejos”, avisó Carvajal en zona mixta.

Un fallo de Unai Simón en la salida de balón desencadenó el penal de Rodri a Bruno Petkovic. El delantero se topó con el arquero en su lanzamiento, pero marcó en el rechace. El árbitro anuló el tanto por invasión de área.

No encontraba consuelo la tropa croata, que jugó ante una marea blanca y roja en las gradas del Olímpico -68.800 espectadores-.

La Roja se va de Berlín con una eficacia que invita a soñar. ¿Volverá a la capital alemana el 14 de julio para jugar la final?