martes, 16 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

El Súper Clásico escala el Montjuic

Por primera vez en su historia la conocida “montaña mágica” del deporte español acogerá el Súper Clásico entre el Barcelona y el Real Madrid. En los equipos de Xavi y Ancelotti habrá debutantes.

Barcelona.- Montjuic, la montaña mágica del deporte español, allí donde se fraguó la mística de la mayor cosecha olímpica de la historia acogerá este sábado el gran clásico del fútbol, seguramente el primero y el último, un partido que reúne todos los alicientes y que llega con los dos equipos instalados en la parte alta de la clasificación.

Será el clásico 255 (102 victorias del Madrid, 100 del Barça y 52 empates), el primero para los Joaos (Cancelo y Félix), para Jude Bellingham y para Kepa; un partido rodeado, como siempre, de polémicas previas, de dudas en las alineaciones y de suspicacias hasta en la designación arbitral, otro clásico de los clásicos.

En el Barça, todo son dudas. Llegaba Xavi Hernández con seis bajas de peso a principios de semana y se ha encontrado en la víspera con cinco de ellos con opciones de jugar, aunque hasta poco antes del partido, que es cuando se publicará la lista de convocados, no se desvelarán las incógnitas.

En este momento, solo Sergi Roberto es baja segura. El resto de lesionados podrían estar disponibles y se han entrenado este viernes. En la sesión estaban Raphinha, Lewandowski, Frenkie de Jong y hasta Pedri González y Jules Kounde, que parecían que estaban totalmente descartados. Ahora la decisión es de Xavi, bueno del técnico y de las sensaciones de los jugadores.

Por eso, el técnico del Barça ha decidido esperar antes de tomar una decisión. A ver cómo reaccionan sus jugadores al entrenamiento matinal y decidir en frío.

Así se plantean muchas incógnitas. Si Xavi decide poner a Araujo para marcar a Vinícius, algo que ha ocurrido en los últimos partidos, se tiene que plantear el papel de Joao Cancelo, que es quien juega habitualmente en el lateral derecho.

Pero la polivalencia del portugués le permite jugar en varias posiciones, incluso como lateral izquierdo, como pivote o en el centro del campo, tal y como recordó hoy Xavi Hernández.

En el mediocampo, la presencia o no de Oriol Romeu indicará muchas cosas en las intenciones del Barça, una medular en la que estarán seguro Gavi y Gundogan.

Y adelante también lo marcará todo si Lewandowski está o no disponible. El polaco parece dispuesto a apurar sus opciones y la lesión que sufre tampoco es muy importante, aunque la arrastra desde hace semanas y no se ha entrenado con el grupo.

El clásico le llega en buen momento al Real Madrid. Pese al empate con enfado arbitral en el Ramón Sánchez-Pizjuán, líder en LaLiga EA Sports y en su grupo de la Liga de Campeones. Con pie y medio en octavos de final tras firmar en Braga el pleno de triunfos. Sobrado de confianza para asestar un golpe moral a su eterno rival en su casa y aportar firmeza a su candidatura de recuperar el trono liguero cedido el pasado curso.

Una dudad capital a resolver por Carlo Ancelotti. La presencia de Eduardo Camavinga y la demarcación. En un clásico sin Luka Modric. Titular en 26 de sus 33 duelos ante el Barcelona, destinado al banquillo. Quitada la tentación en ‘Carletto’ de repetir de inicio con la pareja legendaria Kroos-Modric, tras lo ocurrido en el peor partido de la temporada madridista, el derbi del Metropolitano en el que el croata fue sustituido al descanso. Su única derrota.

Salió señalado de esa cita Ancelotti por un invento táctico que no cuajó y no inventará en Barcelona. Cita a la que llega con un equipo definido y con el liderazgo imponente de Jude Bellingham. Su primer clásico con una deuda del pasado pendiente personal en los días grandes a saldar con el Real Madrid.

Once tantos en doce partidos y un rendimiento inesperado hasta por los que más confiaban en las virtudes de un jugador por el que se pagó más de cien millones. El futbolista del momento.

La decisión que adoptará Ancelotti con Camavinga condiciona todo el equipo.

Suplencia, lateral izquierdo o interior. Ferland Mendy ocupará el carril en dos de los casos y si el técnico italiano introduce cinco centrocampistas en un centro del campo donde Tchouaméni es clave en labores defensivas del mediocentro, Toni Kroos en dar sentido al juego y Fede Valverde en el físico necesario para el ida y vuelta, la entrada de Camavinga provocaría que Bellingham adelantase más su posición y el ‘sacrificado’ fuese Rodrygo.

Pero el brasileño tiene cara de titular. Llega a la cita tras romper la peor sequía goleadora de su carrera. Hasta once partidos consecutivos con el Real Madrid sin gol. Desde el primer choque oficial de la temporada, en la primera jornada en San Mamés, hasta que reapareció su pegada en Braga en ‘Champions’. El tanto que necesitaba para enterrar fantasmas antes de un duelo en el que quiere dejar su huella.

En conexión con su mejor asistente, su inseparable Vinícius, que también pide el foco del protagonismo tras mejorar su físico con partidos tras su lesión muscular y recuperar su imagen desequilibrante para ser gran amenaza de un clásico en el que sufrió marcajes exigentes de Araujo y puede tener nueva ‘pareja de baile’ con Cancelo.

– Alineaciones probables:
Barcelona: Ter Stegen; Cancelo, Araujo, Christensen, Balde; Romeu, Gundogan, Gavi; Lamine, Lewandowski, Joao Félix.

Real Madrid: Real Madrid: Kepa; Carvajal, Rüdiger, Alaba, Mendy o Camavinga; Tchouaméni, Kroos, Fede Valverde, Bellingham; Vinícius, Rodrygo.

Árbitro: Gil Manzano (comité extremeño).
Estadio: Olímpic Lluis Companys.
Hora: 16:15 CET (14:15 GMT)