sábado, 2 de julio de 2022

El Mundial de Motociclismo vuelve a Indonesia 25 después

Pol Espargaró y Fabio Quartararo son los referentes en el nuevo trazado de Mandalika en Indonesia que se disputará este domingo con la segunda válida del Mundial de Motociclismo en sus tres categorías.

Pol Espargaró y Fabio Quartararo son los referentes en el nuevo trazado de Mandalika en Indonesia que se disputará este domingo con la segunda válida del Mundial de Motociclismo en sus tres categorías.

Lombok.- El español Pol Espargaró (Repsol Honda RC 213 V) y el francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1) son los principales referentes en el nuevo trazado urbano indonesio de Mandalika, en la isla de Lombok, escenario este fin de semana del Gran Premio de Indonesia de MotoGP, que regresa al calendario del campeonato del mundo después de 25 años de ausencia.

Fue en 1997 cuando se disputó la última cita del campeonato del mundo de motociclismo en Indonesia, por entonces con motos con motores de ciclo de combustión de dos tiempos y en el trazado de Sentul, para regresar ahora a una pista completamente nueva que tiene la particularidad de que buena parte de su recorrido será de uso público y urbano cuando no haya competiciones, aunque en los entrenamientos que se realizaron en el mismo recibió muchas críticas por la suciedad general del asfalto y las malas condiciones del mismo en algunos puntos.

Tras esos entrenamientos se procedió al reasfaltado de los puntos más críticos del trazado, en particular desde la zona de la curva 17 hasta la cinco, por lo que los pilotos seguramente apreciarán los cambios realizados.

Y es aquí, cuando empiecen los entrenamientos, cuando se debe ver tanto a Pol Espargaró como a Fabio Quartarararo entre los mejores de la categoría, pues ya lo fueron en esos entrenamientos de pretemporada, aunque luego la misma comenzó de manera muy dispar para ambos, ya que el de Repsol Honda acabó en el podio de Lusail y el francés se tuvo que conformar con una discreta novena posición que hizo saltar todas las alarmas entre los ingenieros del fabricante de Iwata, pues ese fue su mejor resultado en Qatar.

Aunque, como siempre en la última época de MotoGP las diferencias fueron exiguas, lo cierto es que tanto Pol Espargaró como Fabio Quartararo acabaron en una diferencia entre ellos de apenas catorce milésimas de segundo y ya con más de dos décimas de segundo respecto al tercer clasificado, que en esa ocasión fue el italiano Luca Marini (Ducati Desmosedici GP21).

Pol Espargaró no debe ser el único referente puesto que su compañero de equipo, Marc Márquez, que acabó aquellos entrenamientos con el noveno mejor tiempo, fue quinto en Qatar y se mostró muy satisfecho de su rendimiento y el de la moto en un trazado que nunca ha sido favorable al campeón de Repsol Honda, que sólo venció en aquél escenario en la carrera de 2014.

Además, si Fabio Quartararo no acabó mal esos entrenamientos, no desmereció tampoco la actuación de su compañero de equipo, el italiano Franco Morbidelli, que acabó quinto, superado por Espargaró, Quartararo y Marini, además de por el piloto oficial de Aprilia, Aleix Espargaró, quien demostró en Qatar que el prototipo de la RS-GP del fabricante de Noale ha dado un paso importante al firmar la cuarta plaza.

Los pilotos de Ducati, en general, serán una incógnita, pues si bien en Lusail venció el italiano Enea Bastianini, lo hizo con una moto «vieja», la de 2021, y no debiera ser esa la tónica general de la temporada, pero lo cierto es que el italiano Francesco «Pecco» Bagnaia y el australiano Jack Miller, representantes oficiales del fabricante de Borgo Panigale, no estuvieron a la altura de las circunstancias, por lo que es de esperar que en Mandalika la situación cambie por completo.

Algo mejor que ellos se encuentran los representantes de Suzuki, Joan Mir y Alex Rins, que tuvieron una buena intervención en el primer gran premio de la temporada, sexto y séptimo, y tampoco estuvieron mal durante los entrenamientos que se realizaron recientemente en el nuevo trazado de Indonesia.

Como ellos, también debieran de tener su «cuota de representatividad» los pilotos de KTM, que colocaron al surafricano Brad Binder segundo, aunque ni él ni su compañero en el equipo oficial, el portugués Miguel Oliveira, estuvieron muy acertados en las pruebas de Mandalika.

Al igual que los pilotos de KTM, no brilló en exceso una de las grandes esperanzas de Ducati, el español Jorge Martín, de quien muchos hablan ya como el sustituto del australiano Miller en el equipo oficial, si bien esa es una plaza que se tendrá que ganar y en Mandalika no estuvo demasiado afortunado, como tampoco en la primera carrera de Qatar, en la que la mala suerte le golpeó en forma de la moto de Bagnaia, que lo embistió al entrar completamente colado en una trazada del circuito de Lusail.

El español Raúl Fernández (KTM RC 16), entre los debutantes, no parece tener en la mecánica austríaca a uno de sus grandes aliados y la decimoctava posición en Qatar seguro que le decepcionó, como también a Alex Márquez (Honda RC 213 V) su caída, en tanto que Maverick Viñales continúa sin «hacerse» a la nueva Aprilia RS-GP y su duodécima posición en Lusail no es el fiel reflejo de los problemas por los que pasa el piloto gerundense de Roses.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img